PUBLICIDAD

La (des)Memoria Histórica en Francisco Vázquez

|

(Paco Vázquez) Fernández de la Vega recibe al alcalde de A Coruña. Pool Moncloa. 7 de julio de 2004 (cropped).jpeg

Siempre tuve admiración por Francisco Vázquez, excelente alcalde socialista de La Coruña y excelente embajador del Gobierno socialista de España ante la Santa Sede. Hoy dado de baja del PSOE actual.

El artículo publicado recientemente en ABC sobre la Memoria Histórica del Partido Socialista de hoy me parece extraordinario y os recomiendo vivamente su lectura.

https://www.abc.es/opinion/abci-desmemoria-historica-201908222337_noticia.html

A mis muchísimas coincidencia con él, siempre se confesó católico, se une el que, habiendo sido notabilísimo alcalde de su ciudad, la llama siempre La Coruña. Como yo.

 

13 comentarios en “La (des)Memoria Histórica en Francisco Vázquez
  1. HOMILÍA DEL MAESTRO EN LA SOLEMNIDAD DE SANTO DOMINGO

    El domingo, 04 de Agosto, el último día del Capítulo General de la Orden de Predicadores celebrado en Bien-Hòa (Vietnam), el nuevo Maestro, Fray Gerard Timoner, tuvo la homilía en la Misa en la Solemnidad de Santo Domingo. Publicamos la traducción al italiano.

    Estamos reunidos para celebrar la solemnidad de nuestro Santo Padre Domingo, luz de la iglesia y predicador de la gracia. Estamos reunidos para agradecer al Señor la gracia de este Capítulo General celebrado aquí en Bien-Hòa y por todas las gracias que hemos recibido de Él.

    El Capítulo General anterior en Bolonia comenzó con una reunión de Frailes estudiantes de todo el mundo que habían peregrinado con Fray Bruno, Maestro de la Orden.
    Aquí, en Bien-Hòa, el Capítulo termina con la profesión solemne de veintiún frailes que han prometido caminar con nosotros para seguir a Cristo Predicador.
    Se han atrevido a decir «Sí» a un futuro que no está en sus manos, porque creen firmemente que el futuro está en las manos amorosas y misericordiosas de Dios.
    Dios es poderoso y fiel porque cumple lo que promete. Y el poder de Dios brilla sobre nosotros cuando cumplimos nuestra palabra, cuando permanecemos fieles a nuestros votos. Oramos por ellos para perseverar en la fidelidad.

    ¿Porqué promovemos vocaciones en nuestra Orden? ¿Porqué invitamos a hombres y mujeres a unirse a nosotros en la familia dominicana? ¿Los reclutamos porque es nuestro deber asegurarnos de que el carisma dominicano se perpetúe en las generaciones venideras? ¿Quizás porque necesitamos colaboradores que nos ayuden a predicar el Evangelio? ¿O porque en nuestro tiempo, más que en cualquier otro momento histórico, hay miles de millones de personas que aún no han oído hablar del Evangelio, o porque son indiferentes, o porque «la mies es mucha pero los operarios pocos»? Creo que todas éstas son buenas razones para dar la bienvenida a frailes y hermanas a la Orden.
    Sin embargo, creo que la razón probablemente más importante es que queremos compartir la alegría de predicar el Evangelio.
    Queremos compartir el tesoro de la vida dominicana. Sabemos por experiencia que cuando nos encontramos con algo magnífico o sorprendente, lo primero que nos viene a la mente son las personas que amamos: ¡Con qué intensidad queremos que estén con nosotros! Cuando los frailes capitulares retornen a casa, creo que hablarán sobre las cosas interesantes que han visto, escuchado y disfrutado aquí en Vietnam. Así es como me imagino la comunión de los Santos: Mientras gozan de la visión beatífica, los Santos se acuerdan de nosotros y tal vez están diciendo: «¡Como nos gustaría que estuvieran aquí!» Nosotros, por nuestra parte, decimos: «Nos iunge beatis»! Únenos a los bienaventurados.

    Jesús, en el Evangelio de hoy, nos dice que somos la sal de la tierra y la luz del mundo. La luz de fe que recibimos en nuestro bautismo nos da el poder de dar color y sabor a nuestro mundo.
    La Iglesia nos recuerda esto en la Lumen Fidei: «La fe no es una luz que disipa toda oscuridad, sino una lámpara que guía nuestros pasos en la noche y es suficiente para el viaje.» (n. 57).
    Incluso con una fe firme e inquebrantable, la oscuridad continúa en nuestro mundo. Sin embargo, no hay razón para el temor, porque la fe es una lámpara segura que ilumina nuestro camino.

    Aquí en Vietnam, el nombre Domingo se traduce Ða Minh, lo que significa luz maravillosa. Santo Domingo es lumen Ecclesiæ.
    Como cristianos, y especialmente como dominicos, somos la luz del mundo. Pero como luz, nos asemejamos más a la luna que al sol.
    Jesús es la única luz verdadera del mundo, y nosotros no hacemos más que reflejar Su luz.
    A esto los Padres de la iglesia le llaman «ministerio lunar:» Reflejar la luz de Cristo como la luna refleja la luz del sol. Y sabemos que el brillo de la luz de la luna depende de su posición con respecto al sol. El esplendor de la luz que llevamos como dominicos, depende de nuestra relación con Cristo.
    Algunos de nosotros brillamos como la luna llena, cuando la gente nos mira, inmediatamente sienten la alegría y la paz que irradia Cristo.
    Se dice que quien está enamorado despide un destello esplendente. ¡Un dominico enamorado de Dios, en paz consigo mismo y con los demás, brilla de una manera extraordinaria!
    ¡Se puede notar fácilmente incluso si está en un rincón de una habitación oscura porque brilla, incluso en la oscuridad!
    Por otro lado, algunos de nosotros estamos en la fase del cuarto menguante, apenas iluminados, con la luz de Cristo casi escondida.
    Cuando se ve a un dominico triste, irritable y gruñón, con los hermanos, cuya única presencia le quita toda energía, puede ser que ese fraile o esa monja pasen por un eclipse lunar.
    Necesita urgentemente nuestro atención fraterna porque la luz que proviene de Cristo está completamente bloqueada por algo que se interpone entre él y Cristo.
    Somos la luz del mundo, nos asegura Jesús, pero ¿Qué clase de luz? ¿Luna llena, cuarto menguante o eclipse lunar? La predicación de Cristo con palabras y hechos es un «ministerio lunar.»

  2. Las valoraciones que hacemos de personajes públicos o históricos son inevitablemente subjetivas, pero como mínimo creo que hay que realizar un esfuerzo por atenerse a los hechos, que son muy tercos y no, como parece creer una ministra socialista, mostrencos. Por otra parte que un personaje sea buen poeta, o escritor, o inteligente, no evita que pueda ser un miserable o ignorante o esté equivocado.
    Lo peor de los socialistas durante el gobierno del Frente Popular – al igual que los comunistas – no ha sido el asesinato de miles de sacerdotes y religiosos, sino que se llevó a cabo de forma deliberada y sistemática con la finalidad de exterminar a los católicos. Mientras que los anarquistas – cabezas de turco de socialistas, nacionalistas y comunistas – pudieron ser brutales, pero no de forma planificada, entre otras cosas por carecer de plan. Quizás la excepción ha sido Cataluña, pues le gobierno y la responsabilidad de los miles de asesinatos recae sobre la Generalidad.
    En cuanto al invento de Badajoz (del que sería bueno que se documentara), quizás se deba a que con unas fuerzas del Frente Popular (unos 6.000 hombres) muy superiores a las exiguas y agotadas del teniente coronel Yagüe (unos 1.800 hombres), y muy sólidamente fortificados tras las murallas de la ciudad, lo único que se le ocurrió a su jefe, el coronel Puigdendolas, es salir corriendo hasta Portugal, abandonado a sus tropas, al contrario de lo que haría gallardamente el socialista Besteiro que se quedó en Madrid, mientras todos los dirigentes comunistas y socialistas huían confortablemente y forrados con su botín. Desde luego hace falta mucha memoria histórica con luz y taquígrafos.

  3. Bueno,Satanás es el padre de la mentira, eso está claro. El socialismo,como su hermano el comunismo, utilizan la mentira como arma de combate, todos los días. El sr. D. Francisco Vázquez, ya es mayorcito para haberse informado de la realidad, sí de la realidad, del cuento de la llamada «Matanza de Badajoz». También es cierto que el sr. Vázquez está bastante por encima de sus socios de partido.

  4. Dejé de leer el artículo cuando constaté que Vázquez parte de una planteamiento equivocada, como expuse más abajo, pero si, además, equipara el genocidio de Paracuellos con la llamada matanza de Badajoz, uno de los grandes mitos de la propaganda del Frente Popular, definitivamente se trata de un escrito bien intencionado, pero absolutamente erróneo en sus premisas:

    https://www.actuall.com/criterio/democracia/badajoz-una-mentira-repetida-mil-veces/

    1. En efecto, el Sr Vázquez barre para adentro. Lo de Badajoz es una chapuza, no se puede escribir algo así en un artículo serio, hay que documentarse. Tampoco menciona a los socialistas, que no eran precisamente hemanas de la caridad. A Melchor Rodríguez lo señala como cumplidor de su deber, creo que fue algo más, que si no se jugó la vida por defender a los presos, fue más allá del deber.

      Hay otra cosa que insinúa pero que no dice y es que esos asesinos, a los que pillaran, fueron condenados con toda justicia, pero si lo dijera, entonces tendría que reconocer que al socialista que condenaron por matar un cura, estuvo bien condenado y al final tendría que reocnocer la mayor, que los juicios de la posguerra fueron razonablemente justos.

      Y como conclusión, que tampoco dice, la memoria histórica iguala a los asesinos, como los que cita, con otros que se limitaron a defender sus ideas republicanas. Cierto que fueron pocos, pero los hubo y ahora están metidos en el mismo saco que los asesinos.

      Comprendo que a D. Frco José le tire el paisanaje y ensalce al Sr. Vázquez, pero este hombre, sin negar su condición de católico, es más socialista que católico.

  5. Adjunto tres comentarios tal como aparecen en la web de ABC referidos al artículo de opinión:

    Galubaya · Hace 18 días
    Bueno, no está mal, por algún lugar se debía empezar pero, si señor, ha sido Ud. muy hábil Sr. Vázquez cargando la responsabilidad de las atrocidades cometidas en la «Zona Roja» a comunistas y anarquistas y obviando cualquier responsabilidad sociaista (los muestra tristes y contritos ante los hechos dantescos), pero ¿quien ostentaba la Jefatura del Gobierno y la Presidencia de la II República?, ¿de que partido eran los que asesinaron a tiros a los falangistas que repartian el diaro FE por las calles de Madrid? (a Matias Montero lo asesinaron los escoltas de Prieto), ¿quien formaba «La Motorizada» y la «Brigada del Amanecer» que tan buenos «paseos» daban?, ¿acaso no gestionó el PSOE y UGT muy «eficazmente» las chekas que habían instalado en Madrid, Valencia y Barcelona?, ¿no fue Largo Caballero e Indalecio Prieto quienes negaron el indulto a José Antonio?, ¿no hubo socialistas en las sacas de noviembre en Madrid?….

    D. Francisco el PSOE formo parte de esos hechos, fueron también protagonostas del horror en la retaguardia, como mínimo tanto como los comunistas y todavía no han pedido perdón por ello.

    Lo de las nefasta leyes de enfrentamiento mal llamada «Memoria Histórica» ya es otra cosa.

    Pahabersematao · Hace 18 días
    España es el único país del mundo que tiene una ley de amnistía y otra de memoria para el mismo asunto. Así la izquierda puede aplicar la que le convenga según los casos.
    Atrocidades de la derecha. …memoria.
    Atrocidades de la izquierda…amnistía.

    Son unos fenómenos.

    1 respuesta
    Poeli · Hace 18 días
    Puedes añadir,Atrocidades de la izquierda…..Amnesia y Amnistia.

    1. Es difícil ser socialista y declararse católico apostólico romano
      Pronunció el pregón de Zaragoza de Semana Santa un año,y le llovió la del pulpo.Luego dio grandísimas muestras de su capacidad intelectual

  6. Pienso que Francisco Vázquez parte de una premisa equivocada. Compara la situación actual con la de 1939, pero lo de ahora es revanchismo, mientras lo de 1939 no fue revanchismo, sino justicia para los crímenes del Frente Popular, que entonces estaban muy recientes. Una justicia, por cierto, muy generosa, pues la mayor parte de las condenas a pena de muerte y a cadena perpetua fueron conmutadas por otras más leves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *