Infovaticana
La cigüeña de la torre

La corrupción, tara moral de España

La Cigüeña de la Torre
21 abril, 2017

No la traigo al Blog como tema político sino moral. Es una vergüenza abochornante que hunde a España a cotas ínfimas de respetabilidad. Aquí casi hay más sinvergüenzas que políticos. Lo del PP, PSOE, la antigua Convergencia, no tiene nombre. Salvo el de asco. Me causa repugnancia ver como corruptos hasta extremos inimaginables se dan de dentelladas como si eso no tuviera nada que ver con ellos sino sólo con sus adversarios.

Aquí se han robado millones y millones de euros al dinero de todos para engrosar bolsillos particulares. Y los nuevos partidos emergentes, que no habían tenido ocasión de tocar un euro, parece que han aprendido la lección y ya hay casos también de latrocinio cuando apenas se han inaugurado.

Tenía cierta simpatía, muy moderada, por Esperanza Aguirre. Pero ha quedado ya tan chamuscada por la elección de sus colaboradores: Granados, González… que ya es un zombi. Aunque ella no se hubiera llevado un duro. Al menos que se sepa de momento. No se puede votar a esa gente.

Uno sigue creyendo, al menos como teoría, en la dignidad del servicio público que hoy parece dedicado al servicio privado. La política no puede ser un basurero ni el puerto de arrebatacapas.

Os dejo unos versos de Gómez Manrique, pariente del genial Jorge Manrique, que retratan lo que debería ser la política. Como Dios manda. Y que hoy casi nadie cumple. Creo que están grabados en una lápida sita en el Ayuntamiento de Toledo pero es igual que estén allí o no. Deberían estarlo en el corazón de todo el que se dedique a la política y si no lo estuviere es que ese político es un sinvergüenza:

Nobles, discretos varones
que gobernáis a Toledo,
en aquestos escalones
desechad las aficiones,
codicias, amor y miedo.
Por los comunes provechos
dexad los particulares.

Pues vos fizo Dios pilares
de tan riquísimos techos,
estad firmes y derechos.

No seáis unos corruptos de mierda.

 

La Cigüeña de la Torre


16 COMMENTS ON THIS POST To “La corrupción, tara moral de España”

  1. Libre dice:

    Muchas gracias por su pronta respuesta.

    Llul es de esas personas que sí don buen modelo para la sociedad.

    Saludos cordiales, Francusco Antonio.

  2. Francisco Antonio dice:

    Para Libre:

    No tengo el gusto de conocer a Sergio Llull, pues marchó muy joven, creo que a Manresa, en cuyo equipo debutó en la ACB con 18 años. Por aquel entonces yo ya no residía en Mahón, pues me establecí en la península. Conozco a sus padres, pero no tengo ninguna amistad con ellos.

    Lamento no haberle sido de más ayuda.

  3. Libre dice:

    Pido disculpas por la disgresiób:

    Francisco Antonio:

    El excepcional jugador de balóncesto Sergio Llul es de Mahón, es amigo suyo, Francisco Antonio?

  4. Francisco Antonio dice:

    Últimamente no me apetece escribir. No porque no tenga nada que decir. Es que prefiero seguir el sabio consejo que nos da san Josemaría: «No pierdas tus energías y tu tiempo, que son de Dios, apedreando los perros que te ladren en el camino. Desprécialos.» (Camino, 14). Y es que estoy hastiado de hablar del papa jesuita, de los jesuitas, de los estragos que están causando los enemigos internos de la Iglesia a la institución a la que se comprometieron a servir…

    Mas, el título de la presente entrada me recuerda que tengo pendiente relatar cómo viví y afronté la corrupción en el lejano lejano 1987, fecha en la cual, contando con 23 años, fui elegido concejal -en representación de la extinta Alianza Popular- del Ayuntamiento de Mahón. Por aquel entonces ya existía corrupción, aunque en un estado bastante embrionario en relación a tal y cómo la conocemos hoy en día. Cuando hablaba acerca de la misma con algunos compañeros y amigos, la conclusión era la siguiente: «si en Mahón -que por aquel entonces contaba con 25.000 habitantes- pasa lo que conocemos, ¿qué no sucederá en Madrid?»

    (Johnny-Gin)

  5. Domini canis dice:

    Me permito recordar que los presupuestos que manejaba el Caudillo eran ridículos, una miseria comparada con el presupuesto de que dispone el Estado actual, con su ingente maquinaria impositiva, que vive como un parásito de la sociedad (¡politicastros parásitos!). Si el Legionario (con mayúscula y por antonomasia) hubiera manejado este presupuesto, nos hubiera igualado a Alemania. Es más, hay estudios (se lo leí a Gonzalo Fernádez de la Mora, uno de los mejores ministros que ha habido en España) que apuntaban a que de seguir la tendencia que tenía el crecimiento económico español, nos hubiéramos convertido en la segunda o tercera potencia económica de Europa por los años 80. Pero en los años 80 estábamos en otra historia: el “homologamiento” con las naciones de Europa (¡por fin “ibamos a ser Europa”), la destrucción de toda nuestra industria, la conversión de España en una colonia de Bruselas y de la UE para disfrute de los abueletes, de los pederastas, de los delincuentes, de los viciosos, etc, de allende los Pirineos, el Atlántico, y del Universo.
    Pues ¿qué quieren que les diga? pUes eso mismo que están pensando: ¡¡¡ VIVA EL CAUDILLO!!! Si me l legan a decir que yo iba a gritar eso…

  6. Libre dice:

    Cuando aceptamos la palabra aborto, colada por el lobby progresaurio, para definir el asesinato de nonatos ya hemos perdido la mitad de la batalla.

    Respecto de la corrupción como lacra nacional, los españoles siempre hemos sido pillos, pero antaño el Cristianismo era nuestra barrera para no cruzar al lado oscuro.

    En los buenos tiempos de Franco, una justicia que funcionaba como un reloj de precisión y que apoyaba la acción beneficiosa de las FFCC. de seguridad del Estado, mantenía a raya a los delincuentes que se olvidaban de Dios.

    Hogaño, con la absoluta descristianización de la sociedad y la completa cretinización de los tribunales de “injusticia” se impone el dicho:
    Trinca mientras puedas y todo lo que puedas que si no lo haves tú, otro lo hará por ti.

    A esto se añade que antes el modelo a imitar era una aristocracia formada por gente elegante y noble en general y ahora los modelos son políticos corruptos, deportistas llenos de tatuajes con mucho dinero y con más pelo de la dehesa y “famosillos” de programas telebasura.

    Con estos modelos qué sociedad esperáis tener?

  7. Juan Caballero dice:

    En los países menos corruptos como los de Escandanavia la gente no tiene ningún escrúpluo sobre los miles de niños no nacidos masacrados cada año. Aquí igual, 92,000 el año pasado. !!Vaya moral esta!!! No importa la vida de los seres humanos y sí el dinero público. “La vida vale más que el dinero”.

  8. Nova dice:

    En mi comentario anterior, cuando hablo de genocidio, aclaro que me refiero al aborto.

  9. Nova dice:

    A Bompensiero: Gobernando el PP y el PSOE, durante más de 30 años entre los dos, en España han muerto asesinadas más de dos millones de personas en el vientre materno y se ha descristianizado a la sociedad española de manera persistente y sistemática (y ojo, porque la canallada destructora de familias que es el divorcio la aprobó la igualmente canalla UCD). El mayor genocidio, con mucho, de la Historia de España. Así es que no me voy a echar a temblar porque venga Podemos. No quiero que venga, pero sé bien en qué clase de manos estamos ya mismo.

  10. aro dice:

    Las normas morales son imprescindibles, pero se ha llegado a la aberrante concepción social que no existen normas morales, sino que las únicas que existen son las legales y lo que no está prohibido por ley es moral. Todavía se ha llegado más lejos al asimilar al sinvergüenza con el “listo” y al que le cogen en falta con el tonto.
    Además de esto se han eliminado o debilitado los controles previos (intervención) y posteriores (auditoria) y se han marginado o debilitado a los funcionarios que ejercían control como secretarios de ayuntamiento e interventores y se ha politizado la justicia.
    Por otra parte, es inmoral no tener controles, puesto que si se elimina la vigilancia en el comercio, en los bancos o en la Administración pública, se está tentando permanentemente incluso a las personas honradas y toda persona puede tener un mal momento y también es inmoral no tener bajo custodia lo que tiene un valor importante, como dinero efectivo, joyas etec.

  11. Domini canis dice:

    Al poco tiempo de fallecer el Generalísimo Franco, uno de los mejores gobernantes de la Historia universal `[1], se le hizo una inspección fiscal tanto a él como a los colaboradores eficaces que tuvo y con los que levantó una nación postrada y en la< más absoluta ruina, convirtiéndola en la novena potencia industrial del mundo. Ahora con la democracia que nos hemos dado, eso sí, y de la que disfrutamos como Lutero con sus comilonas, estamos en el puesto treinta y tantos. El resultado de esa inspección hecha con muy mala leche, fue absolutamente nulo: no encontraron los sabuesos de los politicastros nada que echar en cara, en materia de corrupción, al anterio Régimen. Habría casos de corrupción, somos humanos, pero comparado con lo de esta democracia, que todos nos hemos dado, nada de nada. Luego se repitiría la inspección con los sociatas del capullo. TAmpoco encontraron nada con lo que ensuciar la limpísima trayectoria del Caudillo o de sus más estrechos colaboradores. Yo me imagino que si hubiesen hallado algo nos lo estarían restregando por la cara todos los días, como la muerte de cierto poeta de tres al cuarto. Lo imagino: El dictador sanguinario y comeniños tenía x pesetas en Suiza, etc
    +
    [1] Para saber si uno ha sido buen gobernante basta saber qué nación cogió y qué nación dejó. El mismo criterio vale para una empresa, para una modesta tienda, para un regimiento, incluso para una herencia. Y mi afirmación tienen mérito -por mi parte- ya que en mi juventud milité en el Carlismo, pero en el auténtico, el pata negra de REgencia Nacional Carlista, de Mauricio de Sivatte. En las reuniiones, se calificaba al Caudillo de todo menos de bonito. Y se le consideraba un traidor al espíritu del 18 de Julio, un vendido a la Revolución. Lo que pasa en que con el transcurso de los años, con la serenidad que se va adquiriendo con el paso del tiempo, con los nuevos conocimientos que se van allegando con lecturas variopintas, uno va matizando sus afirmaciones juveniles y piensa: ¡coño! el gallego no fue tan mal dirigente como pensaba

  12. Bompensiero dice:

    Son bastantes más de 40, Juanito. Y el problema no es que sean 40 ó 400, el problema es que la corrupción es un problema estructural, afecta al modus operandi de los partidos y a su forma de financiarse. No se libra ninguno y el problema es que los que vienen de nuevas son aún peores. Si caemos en manos de iluminados como Pablo Iglesias nos podemos preparar y más siendo católicos.

  13. españacamisablanca dice:

    ¿Corrupción política?

    A veces hay que dar nombres: Gabriel Rufián, que tiene mucho de lo segundo propio de su apellido y nada de lo angelical de su nombre. Este necio e impresentable donde los haya, separatista catalán de Ezquerra Republicana Catalana, encima va de izquierdista mamándose la friolera de 8000 euros mensuales.

    No le llega al periodista, escritor y empresario Jiménez Losantos ni a la suela de los zapatos -recientemente, el necio Rufián ha dicho que Losantos es de lo peor que ha parido el periodismo patrio en las últimas décadas-, pero dudo de que esto le importe al tipo Rufián este; le importarán máximamente sus pingües emolumentos, como cabe suponer.

  14. Juanito dice:

    El Pp tiene cerca de 23.000 concejales
    Si hay 40 corruptos , eso es lamentable y totalmente injustificable
    Pero quedan 22.960 serios y con actualizaciones irreprochables.
    Mejor sería que los 23.000 fueran perfectos .

    De momento esos partidos perfectos que algunos sueñan , no existen y los que hay son los 6- 7 que todos conocemos y los partidos con 3500 votos es como si no existieran a efectos prácticos
    Pero no es justo que la repulsa a la actividad de 40 personas corruptas se haga extensiva a 23.000 .

  15. Luis dice:

    Si los partidos de siempre no se regeneran y seguimos votando a los mismos todo seguirá igual. A ver si espabilan y sino a ver si espabilamos.

    Es muy grave ver como no pasa solo con políticos de primera línea sino que también salpica a la prensa (en este caso a Marhuenda), a la Fiscalía general del Estado, …

    De todos modos y sin quitarle la gravedad que tiene creo que la mayoría de los políticos (la inmensa mayoría en la corporación municipal de pequeños municipios trabajando ‘gratia et amore’ por sus convecinos) son personas decentes y lo que salta a los papeles son anécdotas muy graves pero anécdotas al fin y al cabo.