PUBLICIDAD

La comunión de los luteranos. La Iglesia católica de Finlandia pone los puntos sobre las íes

|

Ejemplar comunicado de la Iglesia finlandesa. A la vez mesurado y contundente. Me parece perfecto. http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=25858

Comentarios
0 comentarios en “La comunión de los luteranos. La Iglesia católica de Finlandia pone los puntos sobre las íes
  1. Aunque fueran de buena fe, que no lo dudo, también se deberían tener en cuenta las consecuencias y el posible escándalo que producen. De buenas intenciones el camino del infierno está empedrado.

  2. Mira, te tuteo, porque me da la gana. Tú hablas lo que quieres, imaginas lo que quieres y pierdes el tiempo lo que quieres. Y yo igual. en un comentario a un post sobre Lutero ya te he puesto todo lo que te voy a decir. ¿Que pretendes que los lefebvrianos son católicos en comunión con Roma? Pues tienes razón. ¿Contento? Es falso, pero ya tienes la razón. Has vencido, ya te puedes imaginar que erres como Osio frente a Arrio. Hala. Disculpa, tengo vida al margen de internet.

  3. ¿Qué es eso de «lo que hagamos en la Iglesia Católica»? ¿Por qué habla en nombre de los católicos? ¿Nos ha preguntado a todos? ¿O de nuevo usando un medidor? Pues gracias, pero no necesitamos a un no-católico hablando en nuestro nombre. Váyase usted al monte que le dé la gana y deje de dar la lata, que además hace el ridículo.

  4. Mire, Aarved: lo primero, haga el favor de no tutearme, que ni soy colega suyo, ni usted es mi primo para tener esas familiaridades.
    .
    Al asunto. Dar la Sagrada Comunión a un hereje es actuar de mala fe: o por no distinguir a un «obispo» luterano sabiendo que está presente en dicha celebración, o por considerar que puede comulgar sacrílegamente. Ya sé que yo no entiendo nada y que usted entiende demasiado. Me he limitado a decir que el sacerdote que dio la Comunión debería saber que no podía hacerlo, sea cual fuere el caso -cualquiera de los dos-. Porque sucedió, ¿sabe? No es que hubiera «intención» de comenter ese sacrilegio, sino que se perpetró. No juzgo intenciones, como me achaca: destaco un hecho que ya ha sucedido y sobre el que no cabe preguntarse si podría haberse hecho o no, pues ya no tiene remedio -no se puede borrar el pasado-.
    .
    Por último, siga arreglando lo de Mons. Lefebvre, que cada vez queda más en evidencia. ¿Usted qué sabe cómo murió y cómo fue el juicio de Dios? ¿Estaba usted allí? Además de no poder controlar su verborrea, es usted un atrevido sin vergüenza alguna. Lo más que puede decir al respecto, aun sin venir al caso, es que cuando murió, el Papa no le había levantado aún la excomunión de la que fue objeto por ordenar obispos sin mandato pontificio -no por ser hereje, como Lutero, que es de quien, en todo caso, va el tema-. Nada más. No puede decir ni pío, y mucho menos que alguien, un obispo católico, esté «reprobado» por Dios, como dijo usted literalmente, y que significa que ha sido condenado al infierno, cosa que no puede decir, ni por conocimiento, ni por caridad. Aunque a usted le faltan ambas cosas.
    .
    Y no sea ridículo: ¿qué bobada dice ahora de que la FSSPX es cismática porque el actual Papa sólo dio una «opinión», según usted? Por lo visto sólo sus extrañas opiniones -las de usted- son verdades de fe, ¿no? Lo que digan los demás, todo es opinable. Lo dicho: la ley del embudo. Pero, además, sus argumentos sí que resultan patéticos: un cismático no puede administrar los sacramentos a un católico, y los sacerdotes de la FSSPX sí pueden. Si tiene alguna duda, busque en la web de la Santa Sede y léase el decreto del Papa en el que dispone tal medida. Y si se aburre, busque qué sanciones canónicas tienen, según usted, dichos sacerdotes. Así dejará de dar la tabarra, pues se pasará meses o años buscando, ya que no existe ninguna sanción canónica, ni excomunión, ni nada de nada que les impida ejercer su ministerio, con el visto bueno del Soberno Pontífice reinante, mal que le pese a usted.
    .
    Por cierto, sobre el despropósito de no saber si Lutero está en el infierno o no, ¿ha leído en alguno de los comentarios que alguien haya escrito tal cosa? El único ignorante, a la par que soberbio, que se atreve a asegurar que alguien está en el infierno es usted. Y en cuanto a los ortodoxos, no, no pueden administrar los sacramentos, aunque un ortodoxo, en caso de extrema necesidad, podría recibir los sacramentos de un sacerdote católico. Y como le gustan las pruebas concretas, ahí tiene: la FSSPX tiene mandato expreso del Papa para administrar el sacramento de la Confesión, pero ningún ortodoxo lo tiene; más que nada, porque no son católicos.

    P.D.: No me interesan las opiniones personales de Mons. Fernando Ocáriz sobre un tema del que el Papa tiene la máxima autoridad. Si para usted lo que diga o decida el Papa a este respecto no tiene valor -lo tiene sólo cuando a usted le interesa-, imagínese el valor que tiene una opinión personal de un monseñor en un periódico. Tómese una tila y que pase buen fin de semana. Ah, ya se lo había dicho, pero no pertenezco, ni conozco, a nadie de la FSSPX.

  5. pero si tú eres de una secta, qué te importará lo que hagamos en la Iglesia Católica, tú vete al monte a cazar herejes, ateos y ecuménicos.

  6. Mira, colega, luego hablas de los demas. siempre estas sospechando que los demas actuan de mala fe. A mi me lo has dicho varias veces. No entiendes nada, vas de maestrillo y te equivocas siempre. Tienes el atrevimiento de achacar a los demás lo que tú haces: intentar juzgar las intenciones. Cuando yo digo que el Lefebvre murió reprobado es porque murió fuera de la Iglesia. Tus absurdos argumentos como una opinión del Papa cuando era arzobispo no evitan que fuera un cismático, como así se dijo cuando San Juan Pablo II con gran dolor suyo hubo de excomulgarle. Yo no digo que esté en el infierno (menos todavía que me alegrara de ello, no soy tan retorcido y maligno como buena parte de los que por aquí os pensáis que dais «buena doctrina»), ni cuáles eran sus disposiciones interiores, ni si Dios se ha apiadado de él y ha perdonado su soberbia. O sea, lo mismo que Lutero. Tampoco sé si Dios le ha perdonado y no está en el infierno.
    Y un sacerdote puede ser imprudente o poco fiel si da la comunión sin saber bien o sin aclarar la sospecha de que quien la recibe no es católico. Pero suponer su mala intención no me parece nada acorde con la moral que se supone que deberías conocer.
    Y en el asunto de los lefebvrianos actúas como un auténtico manipulador: no están en comunión con Roma. No son católicos. Lo evidente no lo puedes ocultar. No está en negociación el régimen de la Fraternidad,sino su colisión con la doctrina católica. También los ortodoxos pueden administrar válidamente los sacramentos. Y aun lícitamente, en unos casos extraordinarios contemplados por las leyes canónicas. Como los lefebvrianos, que al no aceptar un concilio, y al desobedecer a la legítima autoridad del Papa, no pueden ser considerados plenamente católicos.
    Hay un artículo muy claro de Mons. Fernando Ocáriz en el Osservatore Romano (me parece, durante el pontificado de B. XVI -es decir, Su Santidad Benedicto XVVI, no me vayas a acusar deno reconocerle o de faltarle el respeto-), que aclara muy bien la postura heterodoxa del lefebvrianismo.

  7. Desde luego las similitudes con la actualidad son apabullantes. Cuando a veces se suscita si la misa anterior al V II (así como lo escrito recuerda el nombre de las bombas nazis, pero me he dado cuenta luego, y así lo dejo), era mejor o peor que la actual, me hago una reflexión basada en la experiencia.
    Está muy claro que independientemente de cuestiones teológicas, que no entro a debatir, lo que sí pasaba es que ayudaba al recogimiento y a la oración mucho más que las actuales, incluso si éstas se celebran debidamente. En el silencio y el recogimiento, Dios se comunica más y mejor y la gracia también se recibe según las disposiciones del sujeto; favorecían mucho más esa recepción, según el recipiente y no según la fuente infinita, esas misas.

  8. El Encargado de la Formación Católica en Finlandia denota que es católico, que informa en católico y para católicos en Finlandia. ¿Dónde más? Puntualiza perfectamente y hasta no descarta la interconfesionalidad si es que la Curia francisquta cambia la Doctrina de la Fe y la Moral y no solo a través de la praxis kasperosa-francisquita de los motus proprios y las exhortaciones postsinodales queriendo introducir las heteropraxis como normalidad ortodoxa católica siendo interconfesional vergonzante y eufemístico con las ambigüedades consiguientes..
    Bravo finlandés, rarísima avis al que van a cazar de inmediato los misericordiosísimos implacables, No sea que cunda el sentido común del Sensus Fidei Católico que es intolerable por restauracionista. Franciasquitas o muerte.
    Atreverse en nombre de la Doctrina Sacramenta a llamarle la atención de su yerro al obispo luterano comulgante en San Pedro con la anuencia reprochable esquivando la figura de su arcipreste cardenal y del Pontífice Mayor receptivo de deistas, va a ser un deber de atrevimiento digno de ser puesto en cisma con sal-muera.
    Suecia merece la pena porque de ahí salen los prrmios de la Paz. Una felicidad poder parangonarse con Obama ya antes de pacificar o hacer guerra.

  9. A mí me ha gustado mucho la pintura, la puse en google, pero ampliada, se ve una luz sobre-
    natural viniendo de arriba, sobre el santo. Es una de las mejores pinturas del gran Goya.
    He adquirido la película donde actúa Javier Bardem como un agente del Santo Oficio que
    desertó a los franceses y al final es condenado a garrote vil. Qué época, señores , qué
    época.

  10. El pánico a la feroz misericordina bergogliana para los que osan contradecir el akelarre interreligioso paraliza a la iglesia católica

  11. Hermosa pintura de Goya la que ilustra la noticia. LA ÚLTIMA COMUNIÓN DE SAN JOSÉ DE CALASANZ, pintada por Goya, exalumno de los escolapios

  12. Me temo que van a rodar algunas cabezas. Por otro lado, comento:
    Cambios a la Santa Misa Católica que hizo
    Martín Lutero para “fabricar” el servicio
    luterano:
    1. Celebrante de cara al pueblo
    2. Eliminar la mayoría de los ornamentos
    3. En lengua vernacular
    4. Sacerdocio de todos.
    5. Dejar el altar, poner una mesa
    6. El cambio de la música
    7. Uso de monaguillas
    8. Lectores laicos
    9. Ministros eucarísticos
    10. Comunión en la mano y de pie.

    Cualquier parecido con realidades actuales, presentes o
    Pasadas es pura coincidencia.

  13. Este comunicado era para leerlo en las homilías de todas las misas, pero… ¡con que no «misericordien» a la Iglesia de Finlandia!

  14. Como suele decirse, ¡a buenas horas, mangas verdes!. Primero el sacrilegio consentido y después un comunicado que ya no soluciona nada. Eso sí, en él se afirma: «Si se ofrece la Comunión, es debido a la ignorancia del ministro de la Comunión». ¿Seguro que es ignorancia? ¿Ignorancia sobre qué? ¿Sobre si el comulgante es católico? ¿O sobre si un hereje puede comulgar? En ambos casos, quien administra la Sagrada Comunión debería saberlo, y más siendo sacerdote.

  15. Hablar de este modo me parece una forma inteligente y respetuosa de enviar un mensaje claro a quien, por obediencia y respeto, no se le puede (seguramente tampoco lo admitiría) corregir directamente en sus desviaciones.
    No voy a entrar en si esas desviaciones son fruto de buena o mala fe; aunque, por supuesto, personalmente lo tenga más o menos claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.