La candidatura de Cañizares a la presidencia de la CEE

|

Ver las imágenes de origen

Un lector envía el siguiente comentario:

«Querido D. Francisco José:
Si considera que no debe publicar este comentario, someto mi criterio al suyo superior. Casi con absoluta seguridad vd. sabe, y por prudencia no la ha hecho público, que es enormemente improbable que Mons. Cañizares sea elegido presidente de la CEE por sus colegas en el episcopado. No por afectos o desafectos subjetivos, sino por una realidad tristemente objetiva: D. Antonio padece una seria enfermedad que lo incapacita, o lo incapacitará a no mucho tardar salvo intervención extraordinaria de la Providencia, no sólo para la presidencia de la CEE, sino para su misma continuidad al frente de la archidiócesis de Valencia. Aunque es posible que, respecto a esto último, y por disponer de tantos obispos auxiliares, pudiera seguir en activo como arzobispo de Valencia un tiempo más tras su renuncia canónica al cumplir sus ya cercanos 75 años.
Invito a quienes esto lean a rezar por D. Antonio. Se podrá estar más o menos de acuerdo con algunos de sus dichos y hechos, pero en mi opinión es un obispo que ha luchado por ser fiel a Cristo y a la Iglesia santa. Y ahora está enfermo. Motivo más que sobrado para pedirle a nuestro Señor que le ayude con el poder de su gracia a llevar con fe la cruz de la enfermedad».

<

Opino muy parecido a este cominicante.

Comentarios
12 comentarios en “La candidatura de Cañizares a la presidencia de la CEE
  1. Si mal no recuerdo, los administradores apostólicos y administradores diocesanos (nombrados aquéllos por el Papa y éstos elegidos por su respectivo colegio de consultores), tienen voto en las asambleas plenarias mientras estén en el cargo.
    No entiendo que puedan elegir presidente a un obispo próximo a cumplir los 75 habiendo obispos más jóvenes que podrían afrontar mejor el difícil cuatrienio que se avecina.
    En noviembre, el obispo de Salamanca se sumará al grupo de los que han cumplido los 75, al que a lo largo de estos meses se habrán añadido otros. Creo que hace tiempo se dijo que no andaba bien de salud, pero gracias a Dios, no estará tan mal cuando sigue en el cargo.

  2. Querido D. Francisco José: Ese lector, que soy yo, añadía en comentario anejo al que vd. publica, para mayor precisión del mismo algo así (he olvidado las palabras exactas): «Pienso que no desvelo nada que no se comente públicamente entre el clero de Valencia. Nada me alegraría más a este respecto que estar yo equivocado acerca de la enfermedad de D. Antonio».
    Y, con el permiso de vd., quisiera añadir ahora: La noticia de la que me hago eco ciertamente circula en la archidiócesis de Valencia y no precisamente en ámbitos enemigos de Mons. Cañizares. Que circule no implica necesariamente que sea verdad. Por eso decía en mi comentario que me alegraría estar equivocado, es decir, que sería un gozo para mí que los comentarios bienintencionados de esos no pocos sacerdotes cuya bondad personal me consta no se correspondieran a la realidad. Yo me he limitado a lo que tan exactamente expresa el dicho clásico: Relata refero. Pido a Dios que sea Serrano Oceja, no yo, quien lleve razón.
    Gracias por su atención.

  3. Desconozco cuál es la salud de monseñor Cañizares, pero de eso no hay que fiarse mucho.El obispo de Astorga estaba estupendo y se murió en minutos, mientras obispos muy gravemente enfermos se pasaron años vivos y eso que se decía que ya se morían.Salvo suicidio, la gente no se muere así como así.

  4. Dudo mucho de que Roma releve ahora a Blázquez.Yo prefiero que lo dejen estar.Hay cardenales mucho peores y mucho mayores que él que siguen en sus puestos.

    1. ¿Seguro? Según el art. 2 de los Estatutos los administradores apostólicos (y los diocesanos) son miembros de pleno derecho de la Conferencia. Aunque emérito de Ávila, Mons.García Burillo es administrador apostólico «sede vacante» de Ciudad Rodrigo. Por tanto goza del mismo derecho de voto (deliberativo) que los obispos diocesanos.

  5. Entonces, Omella tiene el camino despejado. Cañizares era el único que podía aglutinar a un número de obispos suficientes para contrapesar la candidatura del Arzobispo de Barcelona.

    En cualquier caso, Francisco Serrano Oceja, al que supongo bien informado, decía hace unos días que D. Antonio se encontraba bien de salud y le auguraba una prórroga larga:

    «Aunque don Antonio está en la perspectiva de la biología, es decir, cumple 75 años al final de año, para ser exactos el 15 de octubre, podemos dar casi por seguro que la prórroga será amplia, vamos, de la media normal en estos casos, un par de años mínimo.

    Además le acompaña la salud, mejorada en los últimos meses, una vez que se recuperó de los problemas por su último viaje misionero. Don Antonio se tendría que dar cuenta de que hay cosas que ya no se pueden hacer, aunque el alma misionera le lleve a darse algunas palizas por querer estar en todos los sitios, sentarse a comer en determinados lugares en los que no brilla la higiene, etc.»

    https://religion.elconfidencialdigital.com/opinion/francisco-serrano-oceja/factor-cardenal-canizares/20200205232357029465.html

    1. Siguen sin salir las cuentas. Los obispos cercanos a Rouco, que suman unos veinticinco según mis cálculos (Lemos Montanet, Carrasco Rouco, Quinteiro, López Hernández, García Burillo, Herráez, Franco , Munilla, Iceta, Pérez González, Aznárez, Escribano, López Llorente, Martínez Camino, Rico Pavés, Reig, Lorca, Chico, Asenjo, Martínez Sierra, Fernández González, Zornoza, Catalá, Martínez Fernández y Orozco Mengíbar), promoverán a Sanz, y Cañizares moverá los pocos votos que obtenga (porque algunos obtendrá, empezando por sus cuatro auxiliares y también podría sumar los de los ex auxiliares de Valencia Giménez Valls y Benavent, así como del hombre de Carles Romá Casanovas) hacia el arzobispo de Oviedo, a quien también votarán Saiz Meneses, Cristau, Cerro y Fernández Collado. A estos votos podrían sumarse los de Barrio, Fernández González y Elizalde. Ya tenemos 40. Dos menos de la mayoría absoluta. Y de los que quedan a varios los veo más cercanos a Sanz que a Omella: Gerardo Melgar (colaborador de Munilla en Palencia), Retana Gozalo (amigo de García Burillo) y sobre todo los «chicos de Blázquez» (además del ya dicho Retana, Luis Argüello, Gómez Cantero y Gil Tamayo), No es imposible que salga Omella, pero no lo veo tan seguro como dicen algunos. Y todavía puede pasar que en Roma decidan nombrar a Argüello como relevo de Blázquez antes de la Plenaria de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *