La broma pesada de la sinodalidad

Comentarios
2 comentarios en “La broma pesada de la sinodalidad
  1. Acabo de darme cuenta de que el cardenal canadiense Ouellet ha perdido sus derechos electorales. Los sulpicianos quedan sin voto en cónclave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *