PUBLICIDAD

Jorge Soley conoce muy bien el PP

|

Y lo clava.

Es tal cual dice.

Por eso yo no lo voto.

Él y otros muchos, tampoco.

Feijóo va a ser Mariano II. Y no lo oculta.

https://www.infocatolica.com/blog/archipielago.php/2206301013-imoderacion-es-sinonimo-de-de#more42853

 

Comentarios
7 comentarios en “Jorge Soley conoce muy bien el PP
  1. Habría que derogar término obsoleto de derecha /izquierda que proviene de la revolución francesa. Buen articulo el de INFOCATOLICA, fácil de leer y buen memorándum… Así es, Pp va a continuar con las políticas antinaturales del PSOE Y COMUNISTAS, por qué? Porque es un partido LIBERAL – muchos no saber qué es el liberalismo ideológico, nada que ver con el liberalismo económico – y porque hay MUCHA MASONERÍA… Si no se conocen los postulados de la masonería y sus objetivos, pues ahí está el grave problema de los ciudadanos. El complejo de votar a partido que defienda valores morales, ya es desde «democracia» PATRIMONIO NACIONAL… una verdadera pena y así nos va…

  2. Feijoo y compañía lo que buscan es una mayoría cuasi absoluta o absoluta. Esto es casi imposible hoy en día, sólo lo piensan en sus mentes ridículas y de tontos. Estos se han creido y no saben salir de esa época que estamos en la Restauración y de Cánovas a Sagasta y de Sagasta a Cánovas. Ese pensamiento es infantil y ridículo porque el señor Sánchez y su partido que es sanchismo y nada más tiene claro desde que llegó ZP que aunque no tengan la absoluta si gobernarán con la antiespaña que son podemitas e independentistas de toda clase.
    La jugada que parecía imposible les ha salido bien, no para gobernar, pero sí para mantenerse en el poder y evitar que los contrarios lleguen a este por años seguidos.
    En vez de aprovechar como en Francia que desaparezca el socialismo nefasto, inútil y pésimo para los intereses nacionales, en su mente notan el vacío del bipartidismo y decidirán darle un balón de oxígeno. Lo de siempre que si la economía, que si la moderación y en el fondo la nada de la nada. Antes gobernaron por mayoría absoluta, se lo dejaron llevar todo el mayor éxito territorial electoral visto y por tanto de poder territorial y municipal. Luego en las elecciones ganaron pero casi sin pulso y fue muy difícil y al final cayó por una moción de censura trampa apoyada en una sentencia que fue revocada por el Supremo, dictada por un Juez sectario y de parte que realizó el trabajo sucio con éxito y en parte por la inutilidad de Rajoy que decidió no hacer nada de nada. Los ciclos en política se han acortado y en un año se pasa a ser idolatrado y adorado a ser un canalla y más odiado que Nerón en la antigua Roma.
    Si debajo no hay una lucha cultural, no se da la batalla ideológica por no molestar, si se da de forma vergonzante no hay nada que hacer, pues pasado un año o dos cuando la gente piense que la economía está más o menos encarrilada pues vuelven a las andadas y vuelta a hacer el ridículo y a no aprender de los errores.
    Que busca el PP de Feijoo; gobernar en solitario, bien con mayoría, algo bien difícil a menos que se crean primos de la Santísima Virgen; o bien en solitario con apoyos puntuales una vez de socialistas en no se que pactos de Estado, que serán de antiestado, o de los nacionalistas llamados moderados que no son tales que lo traicionarán como a Rajoy cuando les dejó el tractor a Aitor en el parlamento y se lo devolvieron gripao el motor.
    Aquí lo que cuenta no es el ir uno a comerse al otro si no ser compatibles. Es decir el PP y Vox deben sumar para echar a Sánchez y Vox debe obtener buen resultado para presionar con más fuerza al PP que por sus fueros no tiene capacidad de lucha, de resistencia ni de nada. Si la suma con otros no da o si da sea como el Frankenstein pero al revés lo que provoque que sabe el PP que se hunde para el futuro no quedará más remedio que pacten y se pongan a trabajar por España.

  3. Como han demostrado las recientes elecciones andaluzas, la mayoría de la gente vota sin tener en cuenta las leyes ideológicas.

  4. No creo que el señor Núñez sea un Rajoy II. Será infinitamente peor porque la situación que heredará también será infinitamente peor, con una nación desmantelada en lo económico (quebrada sin remedio) y desmantelada en lo moral y lo jurídico (la Constitución dice que todos tienen derecho a la vida, pero me juego pincho de tortilla, caña y trozo de tarta a que el TC admitirá la eutanasia como si tal cosa). Por otra parte, soy gallego y he padecido las leyes de Núñez durante doce años; lo conozco y sé de qué hablo.

    1. Es triste, pero es verdad: cuando la derecha habla de moderación quiere decir no tocar las leyes del PSOE. Y no promulgar ninguna ley que suponga conflicto para la extrema izquierda (PSOE-POKÉMON y demás faramalla nazi). Y cuando la izquierda realmente existente habla de negociar y llegar a acuerdos, quiere decir, delinquir. Clara y llanamente. Ambos utilizan una jerga que hay que saber interpretar. A los hechos me remito; tanto del PP de Rajoy como del PSOE de Sánchez: reflejo fiel de lo que digo. Y, efectivamente, el PSOE llega al poder y gasta lo que no hay, porque ya vendrá luego el PP y dedicará todo su esfuerzo y su tiempo en deshacer el rizo, la debacle económica en la que estos trileros nos mete siempre que llega al poder. El PSOE sabe lo que hace, el PP, hace lo que sabe. Uno y otro están de más. Por zoquetes. Pero el PP es necesario como mal menor. O no nos quitamos a estos analfabestias socialcomunistas ni con lejía. O sea. VOX no tiene (y aventuro que nunca tendrá) el fuelle suficiente para congregar en derredor, al suficiente número de votantes que permitan hacer frente, de forma contundente, a la izquierda totalitaria que tenemos enfrente. VOX tiene un papel que cumplir, pero me temo que antes negocia el gallego con los nacionalistas (llamados) moderados (yo tengo otro nombre mejor pero es políticamente incorrecto) que con VOX. Porque han interiorizado (y porque muchos de ellos están en el centro-nada por aquí, nada por allá) las mentiras de la izquierda. Sí, izquierda = mentira. Todo en ella es mentira; o nada es verdad. Tanto monta.

      1. Si es verdad toda esta interpretación, realmente no hay remedio: porque los que los votan, piensan lo mismo. Por eso los votan.
        No están perdidos sólo los partidos: España entera. Y lo mismo pasa en Italia, en Francia… ¡En la Iglesia!: al Papa lo votaron los Cardenales que había.
        Es una pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.