PUBLICIDAD

IV Peregrinación y Encuentro Summorum Pontificum Andalucía

|

Se celebrará. D.m., el 5 de octubre en Almonte (Huelva). Andalucía es con mucho la región española donde ha cuajado con más fuerza la misa tradicional que se celebra ya sin mayores problemas y sin que se hayan venido abajo los muros de ninguna catedral, en más de la mitad de las diócesis andaluzas.

La organización agradece al obispo de Huelva su paternal acogida así como la hospitalidad de la Parroquia y de la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte ante cuya popularísima Virgen se va a celebrar la solemne misa del Encuentro.

Mi felicitación a esos admirables fieles andaluces por su fidelidad, su devoción y su trabajo cuyos buenos frutos ya están recogiendo.

http://misatradicionalandalucia.com/2019/07/18/almonte-huelva-5-oct-iv-peregrinacion-y-encuentro-summorum-pontificum-andalucia/

 

 

 

31 comentarios en “IV Peregrinación y Encuentro Summorum Pontificum Andalucía
  1. No conocía todo lo que usted me cuenta. Lamento mucho todo lo que ha tenido que soportar y le pido disculpas si le he molestado. En ocasiones me exasperan determinadas críticas porque no entiendo que se digan algunas cosas de algunos obispos -es el caso del de Coria-Cáceres; no le conozco pero en principio me parece muchísimo mejor que quien en teoría tenía que venir, es decir, Msgr. Rodríguez Carballo- y por eso escribí mi anterior comentario.

  2. Me sumo al agradecimiento a todos aquellos que, en cualquier forma, han permitido o facilitado que este IV Encuentro se pueda celebrar ante la imagen de la Virgen del Rocío en su año jubilar. Espero que el Encuentro se desarrolle con el mismo éxito que los tres anteriores.
    Gracias, Paco Pepe.

  3. ¿Tú no le das las gracias al chófer del autobús por abrirte la puerta? ¿Al camarero por traerte la cuenta? ¿A tu madre por prepararte la cena? Es educación, de la que parece que tú que gastas tanto gastas poca llamando aduladores y serviles a unos católicos que durante años tuvieron que recorrer más de cien Kilómetros todos los domingos para poder asistir a misa a unas horas en las que tú seguramente estabas todavía revolcándote en la cama. Tu comentario te delata; te jode que el obispo finalmente haya rectificado su posición inicial porque pareces ser de los de cuanto peor mejor, uno de esos pepinillo que tanto le gustan a los enemigos de la Tradición, porqué es así come les gustáis, es así como le hacéis el juego, así es como colaboráis con ellos, haciendo que vuestra patética caricatura tape la realidad de los católicos tradicionales.

    1. Al camarero, al chofer se le da las gracias por educación, si y a tu madre por cariño, pero a un obispo que ha hecho todo lo posible porque no se celebre y que no ha dado el brazo a torcer hasta que no ha sido obligado por la presión mediática no hay por qué darle gracias de nada. Lo que ha hecho es cumplir con su obligación.
      Además imbécil, dime donde te he llamado yo adulador y servil.
      Lo que yo hacía mientras tu ibas a Misa a cien Kilometros, idiota, tu no lo sabes. Puede que cuidar un enfermo de alzheimer, bobo soberbio!
      A mi no me jode nada, payaso, simplemente ni tu ni nadie va a coartar mi libertad de opinar de lo que me de la gana. Y mi opinión es que no hay nada que agradecer a un obispo que todos conocemos su linea y que lo único que ha hecho es cumplir con su obligación, tarde y mal. Te enteras?? Pues hala, a rebuznar a la orilla!

      1. La respuesta era para Gastón, por error supongo que mío ha aparecido debajo o encima de su comentario. En cualquier caso, aplíquese a usted mismo lo de payaso, imbécil , idiota, bobo soberbio y siga rebuznando. Me contengo para no responderle en los mismo términos, ya se define usted solito. Siga insultando y siga faltando a los demás si es lo que le apetece pero cuidado, no se ahogue en su propio vinagre. Y por favor no intente dar pena con lo del enfermo, será obligación suya y no tiene porqué reprochárselo a los demás. Agua y Ajo.

        1. Tampoco a mi me da pena que un subnormal como usted tendría que desplazarse 100 km para ir a Misa. Ya se ve para que quiere la Misa, como muchos como usted, para que le vean.
          Respecto a los insultos no son tal, son descripciones de su repugnante persona.
          Hala, una ducha fria, que es el mejor tratamiento para los psicópatas.

          1. ¿Para que me vea quién? Tranquilízese. Respire. ¿Por qué insulta tanto? ¿Por qué escribe «ala» con H? No está usted bien, me doy cuenta que tiene el alma muy enferma, le tendré presente en mis oraciones.

          2. Al tontito, adulador y chaquetero de Ostiario:
            Hala! cuando es exclamación se escribe con H, lo único que he olvidado poner la exclamación.
            Pues Hala! adulador, vaya a lamer el culito del Vilapelanas, cual Josuco santanderino, y deje de dar la brasa. Cargante! que además de tonto, cansino.

        2. «Siga insultando y siga faltando a los demás si es lo que le apetece pero cuidado, no se ahogue en su propio vinagre»
          OSTIARIO aplíquese a Vd mismo estas palabras. Le vienen como anillo al dedo. Está Vd como una cabra.

          1. No te molestes con ese botarate, Gastón. En sus respuestas ha quedado muy bien definido que estamos ante un psicópata y un ignorante.
            El típico chaquetero adulador que pone velas a Dios y al diablo.
            Ni caso.

          2. Ezequiel y Gastón, demostráis muchísima cobardía y muchísimo odio insultando tras vuestros pseudónimos. Parecéis adolescentes impulsivos aunque seguramente sois cincuentones amargados y solitarios, lo propio de una virilidad mal definida y peor caracterizada. El celo amago os ahoga. Supongo que no acudiréis a Almonte el próximo 5 de octubre porque no os dejan. Una pena porque podríamos conocernos personalmente aunque dudo que seáis capaces de hablar con alguien mirándole a la cara y dudo también que podáis mantener el tono de vuestras palabras sin un teclado y una pantalla por delante. Tranquilas, no os haría daño, yo ya os he perdonado, me hago cargo de vuestra situación.

        3. Ostiario, vaya con urgencia al psiquiatra y que le ajuste la bipolaridad, que parece usted un cara de pepinillo en Vinagre, que diría otro que está bien aviao de la azotea como usted.

          1. Lo de pepinillo se lo he dicho yo a Ud. No vale devolver los mismos argumentos. ¿Por qué escribe vinagre con mayúscula? Se ve que tiene Ud. fijación con los psiquiatras, es recurrente. ¿Por qué dice «aviao»? ¿Aviado le resulta demasiado fino? ¿Teme Ud que lo tomen por alguien fino/sensible/delicado/»desviado»? ¿Eso teme, que lo identifiquen como desviado? ¿Por eso no quiere que lo vean en misa? ¿A eso iba Ud a misa, a mirar a los demás? ¿Por qué te gusta insultar Ezequiel? ¿Obtienes placer maltratando a las personas? ¿Es mayor el placer si te responden? ¿Que te pasó en el seminario?

          1. Hola, vengo de echarles de comer a los perros y veo que sigue insultando. Yo sólo le he hecho preguntas pero se ve que las interpreta según su propia condición y sus propias experiencias traumáticas. Descanse, le va a ocurrir algo malo si se pasas el día demostrando odio a personas que no conoce. Cuide su corazón, cuide sus nervios y sobre todo cuide su alma. Recuerde que el confesionario es un buen sanatorio.

  4. Sé que seguramente se me criticará por lo siguiente pero lo voy a decir igualmente: leyendo a algunos comentaristas como los que critican a Msgr. Vilaplana más abajo o los que lo hacían con Msgr. Cerro en otro artículo hace días parece que la Iglesia española sea una ruina y un desastre y los obispos sean casi todos otro más. No sé qué harían algunos en Alemania, en Austria o en Bélgica. Casualmente muchas de las críticas van dirigidas hacia obispos que ya estaban con los papas anteriores y nada se decía entonces. Ahora resulta que muchos obispos se merecen insultos de todo tipo simplemente porque tienen que aguantar a este Papa y hacen lo que pueden ante el panorama lamentable que por desgracia vivimos. Se comentó el otro día que Msgr. Cerro podía ir a Toledo y no faltaron quienes rápidamente se pusieron a insultarle. ¿Preferirían a Msgr. Rodríguez Carballo? Y no me vengan con que lo ideal sería Msgr. Martínez Camino o Msgr. Fernández. ¡Claro que sí! Pero con este Papa eso no va a suceder y tenemos que ser realistas. Si Msgr. Cerro llega a Toledo ya podemos respirar tranquilos porque podrán llegar nombramientos mucho peores.

    1. «…leyendo a algunos comentaristas como los que critican a Msgr. Vilaplana más abajo o los que lo hacían con Msgr. Cerro en otro artículo hace días parece que la Iglesia española sea una ruina y un desastre y los obispos sean casi todos otro más» Es que es un desastre y una ruina. Sólo un detalle que puede seguir en este blog es la desaparición de comunidades religiosas. Pero le aclaro que tanto un servidor como -supongo- los demás comentaristas nos encantaría que no fuera así. No nos hace ninguna gracia tener razón.

    2. Aitor:
      Perdone usted, los desmanes de Vilapelanas en Santander los vengo denunciando aquí, en este mismo blog desde sus inicios hace catorce años y mis disgustos me han ocasionado.
      Hasta tal punto que recibí amenazas en el buzón de mi portal por parte de sus sicarios, porque los herejes es lo que tienen, siempre son violentos y no soportan que se hagan públicos sus desmanes.
      Le puedo asegurar que lo que yo viví en el Seminario de Santander y lo que se vive en esa diócesis no tiene envidia en nada por no decir que supera a lo que pueda vivirse en Alemania y Austria.
      Y no es que parezca que la Iglesia española sea un desastre es que lo es. O que más quieres que ocurra? Te parece poco lo que estamos viviendo con Montserrat y otros «Montserrats» que no han salido a la luz y que haberlos hailos por todos los puntos de España.

  5. Nuestro anfitrión en el cielo

    Fray Josemaría Guzmán-Domínguez OP
    10 de Septiembre de 2019

    El Evangelio nos revela que Jesús sabía lo que se necesita para ser un anfitrión generoso (por ejemplo, ver Lc 14, 7-24).
    Reconoció con qué delicadeza y esmero los buenos anfitriones acogen a sus invitados, y con qué solicitud se preparan para la fiesta y piensan cómo compartirla con cada invitado.
    Jesús, incluso, intuía las diferentes motivaciones, buenas o malas, que que cada uno tiene para organizar un almuerzo o una cena: La amistad, el parentesco, el status, el dinero o incluso, un derroche de caridad.

    ¿Cómo es que Jesús sabía tanto acerca de cómo organizar una cena? Al crecer en la humilde Casa de Nazaret, habría visto una gran amabilidad y generosidad, pero María y José eran de condición humilde y no el tipo de personas que podían permitirse grandes y extravagantes celebraciones.
    Más tarde, ya en Su vida pública, no tuvo donde poder reclinar la cabeza. (Lc 9,58), y mucho menos el espacio y los recursos para preparar una cena para familiares y amigos. Pero, a menudo habla con autoridad sobre cómo se organizaban las grandes fiestas. ¿Cómo lo sabía?

    Jesús lo sabe porque es Dios hecho hombre, el anfitrión del festín celestial. Como Dios, se deleita eternamente en la comunión trinitaria con Su Padre y el Espíritu.
    En Su la Encarnación, el Padre lo envió a invitarnos a la reunión festiva donde los ángeles y los santos se regocijan en Dios. Homo quidam fecit coenam magnam et misit servum suum hora coenae dicere invitatis ut venirent, quia parata sunt omnia .
    Para llamarnos a este banquete, se convirtió en Nuestro invitado y ocupó el lugar más humilde. Vivió entre los pobres y se hizo obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz (Filipenses 2, 8).
    Y allí, en la Cruz, el Hijo de Dios abrazó a Su Iglesia derramando Su preciosísima Sangre. Por ello, Dios levantó a Jesús de la muerte. Ascendió al cielo y ahora está sentado en un lugar de honor, a la diestra del Padre.
    Allí Jesús es el glorioso Esposo, el Anfitrión del banquete de bodas celestial. Prepara un lugar para todos los invitados a los que aguarda, aquéllos que reciben Su invitación con gratitud y que humildemente le permiten que les invite a sentarse en Su mesa. Este banquete del cielo, la fiesta de bodas de Jesús, el Cordero de Dios, ya ha comenzado.
    Santa María, los ángeles y los santos están allí. Pero, ¿Qué pasa con nosotros? ¿Estamos invitados?

    Sí, Jesús también nos invita. Lo hace a pesar de que seamos pobres en virtud, lisiados y cojos a causa del pecado, y a menudo ciegos para la verdad.
    Nos invita por pura generosidad, sin buscar nada a cambio, pues, es infinitamente rico. Mediante los misterios de Su Encarnación, muerte y Resurrección, logró para nosotros la gracia curativa de Dios.
    En el Bautismo recibimos esta gracia y quedamos marcados para siempre como miembros de Su Esposa, la Iglesia y como invitados del cielo.
    A lo largo de nuestra vida derrama Sus dones sobre nosotros, para ayudarnos en el camino. El mayor de estos regalos es el sacramento de la Eucaristía, que se realiza en la celebración de la Santa Misa.
    Mediante las palabras de la consagración, el pan y el vino se convierten verdadera, real y sustancialmente en el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesús.
    Y desde la hostia sagrada, este mismo Jesús nos llama a cada uno de nosotros diciendo: “Amigo mío, ven a recibirme como invitado, de tu alma, para que pueda guiarte a ese lugar del cielo que he preparado sólo para tí.
    Ven y come mi Cuerpo vivificante, que renovará tus fuerzas en el itinerario. En su momento vendrás y disfrutarás de Mi fiesta de bodas para siempre.

    1. Lo de agradecer a un obispo porque cumpla su deber respetando un derecho de los fieles, entre otras cosas, supongo será servilismo o adulación. En España es frecuente después de alguno de estos actos.

      1. ¿No creen Vdes. que más bien se trata de una fórmula de cortesía, propia de gentes bien educadas? Ni adulación, ni servilismo: el agradecimiento incluye a la parroquia de la Asuncion y a la hermandad Matriz de Almonte, que ciertamente han acogido y facilitado la iniciativa del IV Encuentro Summorum Pontificum. La postura combativa y crítica con el obispo a la que parecen aludir nos puede dejar muy a gusto poniendo en su lugar al prelado de turno, pero no sirve ni ayuda a la promoción real y efectiva de la celebración cada vez más extendida de la Misa tradicional

    2. La dificultad estuvo, no en la autorización, sino en no encontrar sacerdote. En cuanto encontraron al padre franciscano dispuesto comenzó enseguida.
      Muchos obispos no tienen suficientes sacerdotes.
      De dónde se sacan?

  6. Aunque no venga a cuento aquí, Paco Pepe, no sé dónde escribirlo pero me parece interesante.
    Vidal está que trina (https://www.religiondigital.org/rumores_de_angeles/Viaje-multitudinario-Africa-mediatico-Espana-Papa-medios_7_2157154276.html) porque no ha tenido eco mediático la visita de su amado Francisco a África. Los medios de comunicación ignoran al líder de masas… y Vidal lloriquea, protesta, y al final, sin venir a cuento, le echa la culpa a nuestra CEE en general.
    Lo más gracioso, encima, del artículo es que Vidal es un tramposo. Una de las fotos, donde se ve una gran multitud, no es en África ni en este viaje, sino que es Madrid, con la JMJ de Benedicto XVI en 2011 (https://elpais.com/politica/imagenes/2011/08/20/actualidad/1313873259_714192_1313875234_noticia_grande.jpg). Tal vez no se ha atrevido Vidal a poner una foto de este viaje para que no se note que no es tan multitudinario como él pretende hacernos creer.
    Valdría la pena, Paco Pepe, un post irónico de los tuyos sobre esto.

    1. Las imágenes que han salido de la asistencia de público dan pena.
      Si ves videos en youtube de visitas de Juan Pablo II a Africa hay multitudes y ni un hueco libre, con su argentinidad y a pesar de que los realizadores de tv intentan camuflarlo, ni la mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *