PUBLICIDAD

Impresentables curas de Barcelona

|

Que se ríen de su cardenal arzobispo:

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2019/03/parroquia-de-sant-medir-la-historia-de.html

Que los sacerdotes sean los separatistas más radicalizados es un suicidio eclesial

9 comentarios en “Impresentables curas de Barcelona
  1. Domingo 17 de marzo de 2019
    Segundo Domingo de Cuaresma.

    Referencias bíblicas:
    Del libro del Génesis: 15, 5-12 y 18: “El Señor le habló a Abraham en una visión.”
    Salmo 26:” Tu rostro, Señor, buscaré. ”
    Carta de San Pablo a los Filipenses: 3, 4-17:,”Somos ciudadanos del cielo … de donde aguardamos al Salvador, al Señor Jesucristo.” Evangelio según Lucas 9. 28-36:” Su rostro se transfiguró, sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrante.”

    Vimos, el domingo pasado la alusión al arameo errante a quien Dios está lanzando en los caminos espaciosos del país de Canaán.
    Se trata de otro paso en la vida de nuestro Padre en la fe de quien recibimos hoy el mensaje: Dios le brinda una promesa, una bendición para él y para sus descendientes, o más exactamente para todos aquéllos que estuviesen en comunión con él, una descendencia tan amplia que constituirá un pueblo.

    Dios, el autor de la promesa y de la alianza, pone a Abraham en posesión de la Tierra Prometida después de haberla arrancado de su peregrinación en Caldea. Ya no es la fe del primer ímpetu, es la fe enfrentada a la prueba.
    La fe de Abraham es victoriosa, pero también tiene un componente de impaciencia humana: “¿Cómo lo voy a saber? Cuando desaparecen en nosotros la fe y el fervor de la primera caridad, nos sentimos cercanos a Abraham y la impaciencia surge en nosotros.

    El Señor lo nomadiza a él y a su gente en la tierra de Canaán. Ciertamente ya tiene aliados en este país. Cuando Lot es tomado prisionero en una campaña acaudillada por algunos reyes locales, Abraham es capaz de aglutinar a un grupo de seguidores, nos dice el libro del Génesis. Puede liberar a su sobrino y recuperar sus bienes. (Génesis 14. 13-16) Pero él está en una tierra que no le pertenece. La acomodación amfictiónica va a ser lenta, pero “Abraham creyó en el Señor. Acepta como garantía la promesa de Dios cuando le dijo que le haría cabeza de una gran nación.

    Queriendo sellar solemnemente un pacto con Dios, según las tradiciones de la época, mata a un animal, lo separó en dos y el Señor pasó por en medio.
    A Abraham no se le pide nada, excepto creer.
    Abraham se sumergió en un sueño misterioso, un sopor análogo al de Adán el día en que Dios le dio a la mujer como “ayuda y compañera.” ( Génesis 2, 21)
    Frente a la obra de Dios, las facultades del hombre animal o “psíquico,” como diría San Pablo, quedan suspendidas, para dar paso al hombre espiritual o pneumatikós.

    Es el hermoso e inefable misterio de la Transfiguración del Señor, el Salvador del mundo, ante los tres discípulos en la montaña.
    Tienen los ojos cargados por el sueño, como poco más adelante en la agonía de Getsemaní. Pero, aquí ven la gloria de Dios, manifestada en Jesús transfigurado, demasiado impactante para ellos.
    Verán la gloria del Hijo, estando despiertos, es decir, cuando comienzan a participar ya en la futura resurrección de Su Señor. Cfr. Filipenses 3, 20-21. “Transformará nuestro cuerpo humilde a semejanza de Su Cuerpo glorioso. ”

    Una semana antes de la Transfiguración según Lucas, Pedro había confesado su fe en el carácter mesiánico y divino de Jesús: “Tú eres el Mesías de Dios. (Lucas 9.20). Jesús les habló en ese mismo momento acerca de Su pasión, muerte y resurrección..

    Invita a Santiago, Pedro y Juan a orar, es decir, a compartir con Él esos momentos de intensa intimidad con el Padre, un diálogo que no tendrán el valor de compartir en el Huerto de los Olivos, en el momento de la dolorosa oración y agonía del Señor.
    Más tarde, en el año 44, Santiago será el primero en morir por Cristo. Pedro acaba de confesar su fe en la divinidad y Juan será el testigo de la gloria divina y de la luz de Dios: “Hemos visto al Verbo en la carne, la Palabra, el Logos de Dios” El vidimus gloriam Eius, gloriam quasi Unigeniti a Patre, plenum gratiae et veritatis.
    El prólogo del Evangelio de San Juan debe releerse en este contexto de la Transfiguración.

    El Rostro de Cristo les manifiesta el esplendor natural de la gloria divina que posee en Sí mismo y que conserva en Su santa Encarnación , aunque esta gloria divina quede oculta bajo el velo de la carne.
    En Él, la divinidad se une sin confusión con la naturaleza humana. Así les manifiesta, en la cumbre de la montaña, no un nuevo espectáculo que concierne a sólo a Él, sino la Epifanía de la deificación de la naturaleza humana (incluido el cuerpo, “el Rostro”) y Su unión con el esplendor divino.

    Cuando la gloria de Dios brilló en el rostro de Moisés en el Sinaí, ésta vino de afuera (Libro de Éxodo 34. 29) En el Tabor, la Santa Faz de Cristo es fuente de luz, fuente de la vida divina ofrecida a nosotros.
    Afecta a todo el hombre, se extiende a sus vestidos, es decir: La gloria de Dios deberá impregnar el mundo exterior y todo el resultado del trabajo humano, dando origen a la civilización cristiana.

    San Juan lo expresa en los primeros versos de su evangelio: “El Verbo de Dios era la verdadera luz que ilumina a cada hombre que viene al mundo … hemos visto su gloria como la del único hijo del Padre, lleno de gracia y de verdad.” (Juan 1, 9 y 14).

    “En tu luz, veremos la luz”, canta el Salmo 35 en el versículo 10. Cuando el fuego humeante y la antorcha encendida pasaban entre los cuartos de animales que Abraham había sacrificado, (Génesis 15:18), había una densa oscuridad: ” A Dios, nadie lo ha visto jamás. El Hijo único, Que está en el seno del Padre, nos lo ha dado a conocer: Ekseguésato: Nos ha hecho Su exégesis. (Jn 1,18).

    Junto al Señor están Moisés y Elías, la Ley y los Profetas, la Toráh y los nebiim, los dos pilares del Antiguo Testamento. Debemos leer el texto de San Lucas en griego, ya que tiene un significado muy especial. “Habiendo aparecido en la gloria, le hablan de su éxodo (“exodos” en San Lucas) que se iba a llevar a cabo en Jerusalén. (Lucas 9,31), es decir, Su salida, Su Pasión, muerte y resurrección, como lo había predicho una semana antes a Sus discípulos, al mismo tiempo que les hablaba de Su gloria. (Lucas 9,26).

    En el Tabor, San Pedro, enfervorizado con la contemplación de la luz divina, se contentaría con el disfrute terrenal de la misma. Jesús lo aleja de este deseo demasiado humano. San Lucas dirá de Pedro: “No sabía lo que estaba diciendo.”
    Este domingo es por excelencia un día festivo de celebración. Festejamos la deificación de nuestra naturaleza humana y la participación de nuestro cuerpo humillado en los bienes eternos, que trascienden nuestra naturaleza.
    Al recordarnos el camino, nuestro éxodo, a través de los misterios de Su pasión y muerte, el Salvador nos muestra que el propósito de Su venida al mundo ha sido precisamente guiar a cada hombre a su resurrección, a su vida, a la Vida.
    La contemplación de la gloria divina no es solo un espectáculo externo. Forma parte de toda nuestra vida en el misterio de la deificación. “Que nos unamos a la Divinidad de Aquél que se hizo partícipe de nuestra humanidad. (Ofertorio de la misa )
    Que toda nuestra vida en esta Cuaresma sea una búsqueda de la luz gloriosa de Dios y un esfuerzo de encarnarla en nuestra vida.

  2. La primera persona que dijo en esta página, y no una, sino muchas veces, que en Barcelona no cambiaría nada con la llegada del ominoso Omelloso fui yo y bien que siento que el tiempo no deje de darme la razón.

    1. El Cinto este está para camisa de fuerza. La “Esglesia catalana” no es más que una sentina con un puñado de lunáticos cada cual con su neura. Pero es mucho mayor el pecado de quienes han propiciado desde fuera este grotesco espanto.

  3. La Religión Católica iunstrumentalizada en pro del separatismo de unos clérigos que no quieren ser connacionales de los demás españoles.
    Es su CREDO secularista .Que han estado sembrando desde hace más de medio siglo. Sin clero separartista no hubiera habido separatismo territorial.
    Claman por el derecho a decidir por más que deciden dentro de las leyes vigentes cada día como el resto de ciudadanos; pero pugnan por la revolución separartista de la independencia mediante una secesión forzada. Ellos son los señoritos que no quieren mezclarse con pordioseros y miserables de las demas tierras de España.

  4. El nacionalismo y separatismo ideologicos es un veneno mortal. Emponzoña y mata a la Iglesa alla donde se produce el mestizaje e incluso el liderazgo ideologico por parte de la Iglesia. Cataluña y Mallorca son claros ejemplos. No se anuncia ni se rinde culto a Jesucristo, sino que se le instrumentaliza para defender la ideologia… no el evangelio. Si no es en catalan, no se puede ser cristiano.

    1. Amigo Antonio, tienes toda la razón en Mallorca pasa lo mismo. La iglesia de las Baleares se ha dejado adoctrinar por el nacionalismo catalán y este a ido falsificando la verdadera historia del Condado de Cataluña, conviertiendolo en Reino donde jamás ha existido un Reino, los Mallorquines nos hemos dejado manipular la historia y la lengua, inventándose que no tenemos gramática cosa que no es cierto, ya existía mucho antes que la catalana, el Balear o Limusi, lengua del Beato ramón Llull, y muchos más. Y como también muchos políticos isleños se han vendido al imperialismo catalán, sin contar con la gran mayoría de mallorquines, osea mira por donde; un mallorquín de nacimiento, de raíces mallorquinas, padres, abuelos y tatarabuelos y sigue. si quiere optar por un trabajo tiene que examinarse de catalán cosa que en casa de siempre habla el mallorquín mira por donde nos estamos anonadando los mallorquines por culpa de una lengua que no es nuestra. Y con más acento te diré; en las misas alguna vez me ha tocado leer las lecturas en catalán-de mallorca, como se quiere decir… y ni yo mismo entiendo palabras, si vieran los prelados y curas por su empeño en la lengua catalana empezamos a hartarnos de su obcecada obsesión por el catalán. A mi personalmente prefiero una misa en castellano a 10 en catalán.

  5. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. …………
    O como dicen los sabios de la tierra “no confundas churras con merinas; Al final se da por sentado que somos todos rebaño del Señor, pero no.
    Ya se encargará Él de separarnos a su derecha e izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *