PUBLICIDAD

Importante nota de los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares ¿Y el arzobispo de Madrid?

|

TIEMPO DE SANACIÓN, NO DE LAMENTACIONES

Nota sobre la «Ley de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid»

El pasado día 14 de julio, la Asamblea de la Comunidad Autónoma de Madrid aprobó la «Ley de protección integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual en la Comunidad de Madrid». La Ley ha sido publicada, el pasado 21 de julio, en el Boletín Oficial de la Asamblea de Madrid. Ante este hecho, queremos, con todo el respeto hacia los que han promovido esta ley y sus posibles destinatarios, manifestar públicamente las siguientes consideraciones dirigidas a los fieles católicos de nuestras diócesis, sin menoscabo de otras profundizaciones posteriores.

  1. Inspirada por una antropología no adecuada que niega la diferencia sexual varón-mujer y la unidad de la persona cuerpo-espíritu, esta ley se halla en contradicción con la moral natural, acorde con la recta razón, y pretende anular la enseñanza pública de la Biblia (Cf. Carta a los Romanos 1, 24-27; Primera carta a los Corintios 6, 9-10; Primera carta a Timoteo 1, 10, etc.), del Catecismo de la Iglesia Católica (nn. 2357-2359) y del resto del Magisterio de la Iglesia referido al designio de Dios sobre el varón y la mujer. Más aún, pretende prohibir, incluso, rezar públicamente por las personas que suplican la oración para un cambio de orientación en su vida (Ej: Art. 4-b, Art. 3-o, Art. 70-4-c, Art.72-3).
  2. La mencionada Ley, desde sus presupuestos y normativa, nos parece, sin afrontar exhaustivamente todos sus aspectos:
    1. Un ataque a la libertad religiosa y de conciencia (Ej: Art. 3-o, Art. 70-4-c, Art. 72-3).
    2. Un ataque y censura al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias creencias y convicciones. Del mismo modo es un atropello a los idearios que inspiran la libertad de enseñanza (Cf. Capítulo XI, Medidas en el ámbito educativo. Ej: Art. 29-2, Art. 31-9, Art. 32, Art. 34).
    3. Un atentado a la libertad de expresión, a la libertad de cátedra, a la libertad de los científicos y profesionales en la búsqueda de la verdad, y a la libertad de las personas para orientar su vida o para pedir ayuda, incluso religiosa, en aquello que crean necesitar (Cf. Capítulo XI, Medidas en el ámbito educativo; y Capítulo XII, Medidas en el ámbito de la salud. Ej: Art. 3-o, Art. 31, Art. 36, Art. 70-4-c, Art. 72-3). Consideramos, por ello, que se trata, en su esencia, de una ley arbitraria que no contempla ni siquiera la objeción de conciencia.
    4. Los partidos políticos del arco parlamentario, también los grandes sindicatos, la mayoría de los medios de comunicación y muchas de las grandes empresas quieren imponer “ideológicamente” un “pensamiento único” que anule la libertad y el coraje de buscar la verdad de la persona humana, en su unidad cuerpo-espíritu y en su diferencia sexual varón-mujer. Cuando no se busca la Verdad, cuando no se respetan ni siquiera los argumentos de la biología inherente a la genealogía de la persona, se impone por ley la ideología – en este caso la “ideología de género” – y se coacciona la libertad con sanciones y persecución: nada nuevo bajo el sol.
    5. Al recibir el premio Carlomagno, el papa Francisco ha invitado a construir un nuevo humanismo para Europa basado en la capacidad de integrar, de dialogar y de construir, recordando que en esta tarea la Iglesia puede y debe ayudar, cumpliendo su misión: «el anuncio del Evangelio, que hoy más que nunca se traduce principalmente en salir al encuentro de las heridas del hombre, llevando la presencia fuerte y sencilla de Jesús, su misericordia que consuela y anima» (Discurso, 6.5.2016). Entre las víctimas reales de nuestra cultura del relativismo no lo son menos quienes sufren la confusión sobre su propia identidad; una confusión que, con leyes como esta, se verá aún más agravada. El mismo Papa Francisco nos ha pedido no caer «en el pecado de pretender sustituir al Creador. Somos creaturas, no somos omnipotentes. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don. Al mismo tiempo, somos llamados a custodiar nuestra humanidad, y eso significa ante todo aceptarla y respetarla como ha sido creada» (Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris laetitia, 56).
    6. «No es tiempo de lamentaciones, sino de sanación», como ha recordado nuestro hermano el obispo de Lincoln (EEUU), citando a Boecio, ante medidas legislativas similares de la administración Obama (cf. Carta 17.5.2016). Para salir al encuentro de las heridas del corazón, como nos pide el papa Francisco, es necesario y urgente promover una acción conjunta de las familias y de las asociaciones católicas en orden a defender, con todos los medios legítimos y en todas las instancias que corresponda, la libertad religiosa y de conciencia, la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus propias creencias y convicciones, la libertad de enseñanza y los demás derechos fundamentales que, creemos, se conculcan gravemente en esta Ley. Si nosotros callamos gritarán las piedras (Cf. Lc 19, 40). La sanación de las heridas provocadas por estas medidas legislativas no se logra con la confrontación, que deriva en descalificaciones y amenazas de demandas judiciales. Porque queremos integrar, dialogar y construir, pedimos la colaboración de todas las personas de buena voluntad con verdaderos criterios de comunión, y especialmente a nuestros fieles les pedimos su oración y su participación activa que nazca de auténticos criterios eclesiales.
    7. Ahora, más que nunca, es necesario llevar la misericordia sanadora de Jesucristo a este mundo. Llamamos a los católicos de nuestras diócesis comprometidos en el servicio de la política, de la sanidad y de la educación, así como a los esposos y padres de familia, a las personas consagradas y sacerdotes, a colaborar, cada cual según su propia vocación, en la edificación de una cultura que venza las mentiras de las ideologías y se abra a la verdad de la creación y de la persona humana, garantía ineludible de la libertad. Bien sabemos que en esta tarea, verdaderamente misionera, necesitamos orar con las palabras del mismo Cristo, pidiendo al Padre: líbranos del mal. Luchamos contra el mal ganando para Jesucristo cada corazón, acudiendo a la intercesión de la Santísima Virgen María e invocando a San Miguel Arcángel. Luchamos contra el mal llevando el bálsamo de la misericordia a los que sufren la herida de la confusión y del error: su médico es Cristo y el hospital de campaña donde llevarlos y sanarlos es la posada de la Iglesia. Luchamos contra el mal, llevando a nuestras vidas lo realizado el pasado tres de junio al consagrar nuestras diócesis al Sagrado Corazón de Jesús, fuente de la verdadera misericordia y de la verdadera paz.

Que la Sagrada Familia de Nazaret y Santiago Apóstol, protejan e intercedan por el futuro de nuestras familias y la paz de nuestro pueblo.

Con nuestra bendición,

+ Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe

+ José Rico Pavés, Obispo Titular de Mentesa y Auxiliar de Getafe

+ Juan Antonio Reig Pla, Obispo Complutense

7 de agosto de 2016 XIX Domingo del Tiempo Ordinario Año Jubilar de la Misericordia

La nota es expresión de la doctrina de la Iglesia al respecto.

Sorprende, una vez más, que el arzobispo de Madrid y metropolitano no la firme junto a sus sufragáneos.

¿Piensa él de otra manera? ¿Existe otros motivos para ello?

Personalmente pienso que debería explicar las razones de tan clamorosa ausencia si las hubiere. O si entendiese que las hay. Porque pienso que no pocos católicos madrileños se encontrarán perplejos, como yo, ante tan clamorosa ausencia.

¿Los principios católicos son distintos en Madrid que en Getafe y Alcalá? Esa división, manifiesta, entre metropolitano y sufragáneos es muy grave. Y provoca escándalo. ¿Son distintas la religión y la moral de uno y los otros? ¿Los fieles hemos de quedarnos con quién nos parezca? ¿Habrá getafenses y alcalaínos con el obispo de Madrid y madrileños con los de Getafe y Alcalá?

Cierto que el arzobispo de Madrid simplemente no se ha pronunciado pero ante un hecho tan grave, y un motivo más para que los católicos no voten al PP, ese silencio, repetido, resulta ya clamoroso. Y en algunos, escandaloso.

Esperemos que Don Carlos Osoro explique la razón de su ausencia porque en otro caso lo transparente tan cacareado como exigencia eclesial en nuestros días sigue siendo total oscurantismo.

Y algo muy serio debe estar por medio cuando tres obispos se deciden, por segunda vez, a proclamar la doctrina de la Iglesia con ausencia del metropolitano.

A mí, personalmente, la nota me parece inobjetable y obligada. Lo otro, un misterio.

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
39 comentarios en “Importante nota de los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares ¿Y el arzobispo de Madrid?
  1. LA MISERICORDIA OFRECE CONFIANZA

    10 de agosto de 2016
    Fray Juan Marcos Solitario OP
     
    Nota del editor: Este es el tercer mensaje de una serie que destaca las obras de misericordia corporales y espirituales en el marco del año jubilar de la Misericordia.
    «Wow, y un fraile puede hacer eso?» Un niño de la parroquia del sur del Bronx no estaba viendo a Cristiano Ronaldo jugando al fútbol profesional. Quizás el fraile vestido de blanco, que estaba frente a él, acababa de provocarle una revolución interior. De alguna manera, incluso los más jóvenes creen que lo «normal» y lo «religioso» rara vez se conjugan bien. Así que ¿por qué cambiar las expectativas de cualquiera?
    El Papa Francisco enseñó en su primera exhortación apostólica, «La alegría del Evangelio,» que la mayoría de los cristianos deben estar dispuestos a transmitir el mensaje profundamente alegre de la pasión salvadora, de la muerte y resurrección de Jesús, con normalidad, como se hace, de modo similar con las ciencias y las experiencias humanas.
    En este año jubilar de la Misericordia es importante volver a descubrir cómo Dios y sus representantes nos proporcionan las formas tanto corporales como espirituales.
    La mayoría de las obras tradicionales de misericordia, en lo espiritual, se centran en «instruir a los ignorantes» y «amonestar a los pecadores» y se puede apreciar mejor cuando se ven y se ejercen en relación con nuestras necesidades y en las relaciones humanas más vinculantes.
    Instruir a los ignorantes puede parecer insultante. En realidad no lo es. Enseñar a un niño a hacer su propio bocadillo o a tener cuidada su propia ropa, forma parte de la formación en orden a que se baste a sí mismo. Un niño no sólo necesita comida y ropa, sino también el conocimiento acerca de cómo utilizar y mantener la comida y la ropa. Más que proveer al alimento físico, la instrucción implica dotar a un ser querido de la aptitud necesaria sin la cual no puede mantenerse por sí mismo.
    En temas más importantes, como la relación sexual o hacer frente a la muerte, el impacto de esta obra de misericordia se hace más evidente. Tal conocimiento puede cambiarle a alguien la vida, e incluso salvarla.
    Este caso se da ciertamente cuando la instrucción se refiere a cómo creer y vivir en clave cristiana. Aquí la vida espiritual, que tiene un valor incalculable, está a merced del catequista. El maestro debe ser digno de confianza y generar una profunda confianza, como ocurre en el padre que enseña los fundamentos de la vida a su hijo.
    Lo mismo pasa con el catequista, que transmite un conocimiento de lo divino, que es accesible sólo por la fe.
    Por esta razón, después del Concilio Vaticano II, el Papa Pablo VI identificó la preevangelización o los primeros pasos en la predicación del Evangelio con ser «renovadores y testigos de la humanidad.» Jugar al fútbol con un niño muestra que hay empatía, que se tiene un proyecto en común, y que uno se preocupa lo suficiente para compartirlo. La alegría con la que realice esto se convertirá en la prueba de que realmente el catequista ha sido tocado por Dios y tiene algo irresistible que ofrecer.
    Amonestar al pecador. Esta obra de misericordia con frecuencia es francamente desalentadora! Sin embargo, hay que recordar el objetivo que nos proponemos en la realización de esta tarea. La vida antes mencionada, de la alegría que viene de conocer el Evangelio de salvación, «nos impulsa a avanzar,» usando la expresión del Papa Francisco.
    El amor a la vida que Jesús nos da, es capaz de alejarnos de acciones y hábitos atractivos, pero en última instancia destructivos. Amonestar viene de una palabra latina que significa «advertir» o «aconsejar.»
    Una obra de misericordia, cifrada en amonestar al pecador significa atrae la atención de un ser querido, sobre los efectos nocivos de un determinado comportamiento. Esta obra de misericordia también va precedida de una relación humana real. Acaso un hombre veinteañero no responde mejor (y con velocidad sorprendente) a las burlas bienintencionadas de un amigo que critica su forma de vestir, su hábito de fumar, o su excesiva proclividad afectiva?
    Tales amigos están conectados por lazos humanos fuertes y por lo tanto hay una confianza en la intuición del otro sobre las realidades más profundas, incluso espirituales. Cuando se trata de anunciar el Reino de Dios y en lo concerniente a la conversión del pecado, las conexiones humanas y la amistad son muy importantes. El Papa Francisco se refiere a un «acompañamiento espiritual» en el que los evangelizadores pueden conducir a los hombres y mujeres, alejarlos del vicio y del pecado, caminando con paciencia junto a ellos a través de sus luchas. Éste es el mejor contexto para la «corrección fraterna» dentro de la Iglesia, ya que no se trata aquí de un pesar o disgusto desinteresados. En su lugar, es evidente que el consejo viene de un amigo que desea la curación y el crecimiento de la persona que se esfuerza. El discípulo, que es un amigo humilde, es quien mejor aprovecha esta obra de misericordia.
    Los niños del sur del Bronx, pueden y deben quedar impresionados como todos, con las exhibiciones de un atleta como Cristiano Ronaldo.
    Pero, como todos los niños, responden a quienes conocen y en los que confían -abuelos, padres, sacerdotes, monitores y compañeros- que claramente tienen algo que dar y son lo suficientemente generosos como para hacerlo. Pasar por la enseñanza de los dones que Dios mismo viene a darnos es una tarea envidiable. En la Sagrada Escritura se nos dice que: «al que haga que se convierta el pecador del error de su camino» (Santiago 5:20) tendrá una recompensa bien merecida y duradera. Pero siempre hay que recordar que la evangelización comienza en el encuentro humano y el testimonio personal. La alegría, después de todo, es humanamente contagiosa. Y así es como Dios lo diseñó.

  2. En Francia -nación enteramente laica- Sarkozy impuso levemente algo de esa aberración conceptual, llamada teoría de género, en la enseñanza pública. Se encontró con una dura reacción por parte de las asociaciones de padres. Hollande impuso el llamado «mariage pour tous.» En las manifestaciones Valls usó gases lacrimógenos, al igual que hicieron en el acto sacrílego, cuando asaltaron la Iglesia de Santa Rita durante la Consagración. A Valls le llaman Monsieur Gaz.
    De todos modos, ni a Hollande ni a Valls se les ha ocurrido interferir en la enseñanza concertada, o en la libre. Allí se armaría el Belén y se encontrrían con una reedición de la Vandée.

  3. De hecho se puede ir por la calle en pelota picada porque la ley lo permite y las leyes en la Alemania de 1930 obligaban a los judíos a portar una cruz de David amarilla.

    El imperio de la ley no garantiza la Justicia. En el más de los casos la axfisia.

  4. Al margen de la religión, parece claro que esta ley es inconstitucional al ir contra los derechos de los padres a la educación de los hijos, pero es que además parece vulnerar los derechos de los heterosexuales al ser discriminados por razones sexuales limitando unos derechos de libertad de expresión que se reconocen a los homosexuales.

  5. La querella contra los Obispos firmantes no tiene sentido. Simplemente se limitan a cumplir su misióa, para la cual según los acuerdos parciales, la Iglesia goza de plena libertad.
    Y es una torpeza por parte de la Cifuentes, hacerse eco de ello, y venirnos a decir que hay dos clases de católicos y que los buenos son los de su gabinete, que están a favor de ese despropósito.

  6. Dice la Cifuentes: «“Respetamos la opinión, pero no la compartimos. La ley contra la LGTBIfobia lo único que pretende es evitar la discriminación y para eso no hay más que educar en la diversidad. Es una ley positiva que solo pretende orientar”.

    No obstante, Cifuentes ha querido dejar claro que la carta “sólo” está firmada por dos obispos (Joaquín María López Andújar de Getafe y Juan Antonio Reig Plá de Alcalá de Henares) y “no representa a la totalidad de la Iglesia Católica”. “En mi equipo de Gobierno hay muchas personas católicas y ninguna comparte las declaraciones de estos dos obispos, pese a que las respetamos”.

    «NO VAMOS A ENTRAR EN POLÉMICAS»

    Sobre si la misiva publicada el domingo incita al odio contra el colectivo LGTB, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que “no ayuda”, por eso, ha matizado que “lo mejor” es “cumplir la ley”.

    El observatorio contra los delitos de odio por orientación sexual ya anunció ayer que llevará la carta a la Fiscalía especializada en este tipo de delitos además anunció que está estudiando interponer una querella. Con respecto a este asunto, Cifuentes ha dicho que tiene que ser el Ministerio Público “el que actúe”. “El observatorio es soberano. No vamos a entrar en polémicas”, ha zanjado.»

  7. El «mayor lobby en España» no sé, pero el lobby más pesado es el troll multiusuario -formado por él mismo elevado a la enésima potencia-, inasequible al desaliento: memez tras memez hasta el ridículo final.

  8. No señor: lo es el lobby gay, que ni siquiera representa a la mayoría de la minoritaria población gay, sino sólo a cuatro gatos que chupan del bote (igual que los privilegios de la minoría sindical ya los quisiera la mayoría trabajadora).

    P.D.: Vigile el nick, que se le olvida cambiarlo.

  9. Los «tolerantes» ya han presentado querella contra los tres obispos -que van a perder-. Pero ya se ve cómo se envalentonan, pretendiendo conculcar los Derechos Fundamentales de la mayoría para hacer prevalecer los privilegios de una minoría entre la minoría. Como les financiamos todos vía impuestos, incluidos los denunciados, les sale gratis denunciar. Les deberían hacer pagar una multa ejemplarizante por las falsas denuncias, así como las costas de los juicios, si es que lo admiten a trámite. Así se lo pensarían dos veces.

  10. Es inquietante el modo cómo Osoro marca distancias con sus hermanos los obispos sufragáneos mientras se engolfa con Manuela Carmena, el peligrosísimo padre Ángel y demás ganado.

  11. Para «Pepe Xuan», que dice «ni el Papa firmaria esta estridencia…»

    Pues bien, en su último viaje a Polonia, Francisco dijo a los obispos de ese país:
    «En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas – lo digo claramente con nombre y apellido – es el ‘gender’. Hoy a los niños – a los niños – en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible…»

  12. Zas: La expresión que Vd. cita es mejor, a mi juicio, enunciarla de la siguiente forma: Hominis est errare, nullius nisi insipientis in errore perseverare.

    La expresión Gaudium cum pace, tan sencilla, está tan bien acuñada en el latín, que cualquier traducción puede desmerecerla. Literalmente diríamos: Gozo con la paz. Pensemos en que el gozo es uno de los frutos del Espíritu, transmisor de la gracia. Por ello nos remontamos a una expresión muy querida del Nuevo Testamento, en la que se engarza el mundo helénico -gratia, kharis- To Pneûma to Hagion- y la pax -shalom-.

  13. Padre Canali:

    Gracias por su sincera y ejemplar respuesta, desde mi propia experiencia le puedo asegurar que errare humanum esr, sed perseverare diabolicum.

    Aprovecho sus amplios conocimientos del latín para preguntarle por la mejor traducción al español de la frase que Vd. mismo ha empleado: Gaudium cum pace.

    Gracias.

  14. Y otra vez el troll multiusuario con el mismo rollo de hace semanas, y de hace un mes, y de hace varios meses… ¿No piensa darse un descanso y dárnoslo a los demás? Es que es muy pesado. Si ya le he dicho que cada vez que ponga las mismas sandeces repetitivas le voy a responder lo mismo. Se va a cansar usted antes -además de hacer el ridículo-.

    Primero: la Constitución Española NO menciona nada sobre ninguna «condición sexual», así que no invente. Como siempre habla de oídas, sin tener ni idea de nada, así le pasa. Segundo: para el ejercicio de una profesión, e incluso para ser funcionario, dependiendo del puesto, hay montones de discriminaciones completamente legales, desde la edad, pasando por el sexo, y acabando por discapacidades físicas o mentales; así que no diga idioteces como siempre.

    También suena a chiste lo de «Lo inteligente, creo yo…» ¿Y cómo sabe qué es lo inteligente, si usted no lo es? ¡Y mira que decir que la ley natural es un postulado religioso…! Además, céntrese en el tema y deje de dar la tabarra con lo de siempre, que hablamos de un comunicado contra la persecución del lobby gay a quienes no les rían las gracias, y no al revés -ya que no ocurre mas que en su cabeza-.

    No existen «derechos gays», y menos que puedan conculcar Derechos Fundamentales recogidos en todo el Ordenamiento Jurídico español, comenzando por la Constitución, y por la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, suscrita por España, que, entre otras cosas, reconoce y protege el derecho inalienable de los padres a elegir la educación de sus hijos de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas en la ENSEÑANZA PÚBLICA -váyaselo grabando en la mollera, antes de soltar la imbecilidad, discriminatoria hacia los pobres además, de que los católicos se paguen la escuela privada-. Un repasito a la Legislación nacional e internacional no le vendría mal, antes de soltar las idioteces que copia por ahí y luego pega aquí.

  15. Zas: En el pecado llevo la penitencia. Para mí era inconcebible que C´s, aunque ultraliberal, llegase a esos extremos. Pensé que dentro de un modelo de sociedad occidental, podría ser un contrapeso para detener el marxismo destructivo, que sigue siendo una terrible amenaza. Pero, llegados a tal punto, sólo cabe pedir al Señor que nos pille confesados. Gaudium cum pace.

  16. Para el padre Canali:

    Siempre he leído sus acertadoa comentarios, acertados excepto en cuestiones políticas, a mi entender por supuesto. Vd. ha sido el único comentarista católico y además cura que ha pedido abiertamente en este blog el voto para Ciudadanos. Y ahora padre, parece asombrarse de cómo actúan. Lo que me sorprende a mí es que vd. no lo viera venir e hiciese campaña pir estos especímenes políticos. Dicho con todo respeto.

  17. Para Vanlop:

    A quien vd llama Javier Elías usa el nick de Javier Egías. Nick repulsivo para escandalizar a los católicos que juega con Javi eregías, dado que me place y complace la lectura de sus comentarios, vanlop, creo mi deber avisarle por si vd. no lo hubiera notado.

    En otro aparte me atrevo a preguntar si alguien sabe si el que se identifica como Almansa es un antiguo troll que empezó como Castor do Monte.

    Gracias.

  18. Soy Asturiana, su paso por mi Diócesis fue sin pena ni gloria. Si recuerdo con verdadero cariño y respeto, y he sentido su marcha, a su auxiliar Mons. Berzosa. Intelectual y espiritualmente un abismo. Desconocia la falsificación de su curriculum y sinceramente me parece que por vergüenza debería explicar claramente cual es la verdad, pedir perdón y retirarse del cargo que ocupa. Si ha mentido no lo merece y la Iglesia Española debería actuar YA. Con caridad y amor pero con justicia y verdad. Ese es el Evangelio en el que creo y que la Iglesia tiene la obligación de testimoniar.

  19. Voy acomentar algunos comentarios porqu lo que dice el bloger está muy claro y no necesita comentario.

    Pepe Xuan

    Llamar a la verdad estridencia es una opinión, que no tenemos que compartir.

    Javier Elías y Francisco

    Los tiempos de los obispos feudales ya pasaron, un obispo que busque el amor de su rebaño debe dar explicaciones, claro que puede no darlas, al fin y al cabo responde sólo ante el Papa, pero…

    Como imagino que este documento se lo mostrarían antes de publicarlo, debió hacer las objeciones que creyera convenientes a sus obispos, si no le han hecho caso es porque esas objeciones eran de poca entidad. De modo que no veo qué explicación puede dar y por tanto el silencio es lo mejor que puede hacer, aunque el rebaño se subleve.

    Que tampoco se subleva, pues al fin y al cabo los que se preocupan dela marcha de la Iglesia suponen una mínima parte, menos del 10 %. El resto deja hacer, al fin y al cabo es lo que hace cada cual, lo que le da la gana, así que los obispos también hacen lo mismo que los fieles, lo que les da la gana.

  20. Los Obispos firmantes hablan de sanación y es correcto, pero el atropello de la Asamblea de Madrid, es un problema de alarma social y conculcación de los más elementales derechos. A la Cifuentes y a Aguado no les eligieron sus votantes para que redefinan inquisitorialmente la especie humana. Eso debe ir al Constitucional para su anulación y preventivamente procede también un recurso de casación in suspensivo.
    Y a Osoro dejarle vegetar, que ya le llegará su San Martín.

  21. No firmo porque no há querido y punto… Es su Diocesis y hace como quiere no como los otros quieren y cuando quieren… Cada uno manda en su casa!

  22. Nuestra Iglesia es Santa, porque el Señor la santifica

    Pero cuánto más lo sería sin estos tibios en las jerarquías!

    ¡Cuántos Reig Plá o Munilla nos están faltando para dar la talla que nos pide el Señor!

  23. D. Carlos: ¿Por qué no se va al Vaticano a incensar a su amigo Paco? La diócesis de Madrid y sus feligreses, se lo agradeceríamos mucho.

  24. Yo sí sé por qué Osoro no ha firmado la nota de los obispos. Está de acuerdo con la ley y rinde pleitesía al lobby gay. Es decir, cobardía.

  25. Es un trepa, y melifluo y más soso que un pan sin sal. Y si no lo es es un obispo cobarde o modelo de obispo cobarde; este si llega la invasión musulmana hace como don Oppas pasarse al enemigo, mientras le pongan de imán supremo.

  26. Osoro pasó de modo fulgurante a Osplata y, más rápidamente aún, a Oslatón.Dentro de cinco años o poco más, a su casa en medio de la indiferencia, cuando no el desprecio absoluto del clero de su diócesis, y en medio de los aplausos del «father Angel», de Carmena, de la asaltacapillas, de los amigos de Zerolo y de todos los que, si pudiesen, no dejarían vivo ni a un católico.Está con los enemigos del magisterio, del catecismo y del Código de Derecho Canónico y, por tanto, es una termita destructiva que realiza labor de zapa para acabar con la Iglesia (me recuerda a Tarancón o a Sebastián, pero con menos luces, si algunas tiene, porque se diría que su brillantez es solo brillantina, y so oro, oropel).

  27. Qué decepción ha sido Osoro!!!!.Yo ya lo conocía de sus tiempo por Ourense donde puso en manos de los curas jóvenes todos los cargos y casi se cargan la diócesis y ya no digamos de su complicidad con el Baltarismo (cacique del PP que dirigía la provincia a su antojo)…aún hoy sufren las consecuencias.Luego en Oviedo trata de ser todopoderoso y condena al ostracismo a su auxiliar Berzosa, al que ni le permitía confirmar (todo por miedo a que lo superase ya que tanto intelectualmente,como persona,espiritualmente le da mil vueltas)…Y ahora en Madrid se le ve el plumero bien,trata de ser politicamente correcto pero eso no puede ser en un Obispo…Pero que vamos a decir de un señor que falsifica su curriculum para trepar!!!!!!!

  28. «Los partidos políticos del arco parlamentario, también los grandes sindicatos, la mayoría de los medios de comunicación y muchas de las grandes empresas quieren imponer “ideológicamente” un “pensamiento único” que anule la libertad». Ni el Papa firmaría esta estridencia.

  29. Parece confirmarse lo que ya apuntaba,
    Osoro elige mirar para otro lado antes que proclamar una verdad molesta para los mandamases actuales y sus secuaces.

    Más le valiera estudiar nuestra propia Historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.