Hoy sin ningún problema

|

 

Otra diócesis, otro obispo, otro cura y con toda normalidad.

Me puse el último de la fila y ni un gesto de sorpresa por parte del sacerdote.

<

¿No deberían ser  todos iguales? ¿Y algunos no avasallar a los fieles que pretenden ejercer un derecho que tienen? Son dictadorcillos de baja estofa que deben creerse alguien imponiendo sus caprichos a quienes además somos los que les pagamos. Como estrategia de mercado es penosa.

Pues ya sé a que misa ir en vacaciones. Que además se oye.

Y el arzobispo, que está a un año de la renuncia, debería retratarse alguna vez aunque lleve unos veinticinco años evitándolo. Y decir que en su diócesis prohibe la comunión en la boca o a sus párrocos que no son quién para prohibirla ellos. Y que espere, para il dolce far niente, que es el lema de su arzobispado, a que le acepten la renuncia que no va a ser llorada ni por Maroño. ¡Don Julián, qué se le vea alguna vez! Que usted supera al agua: es incoloro, inodoro, insípido e invisible.

Comentarios
27 comentarios en “Hoy sin ningún problema
  1. De acuerdo que la tónica de Barrio ha sido no hacer nada, de hecho nada deja en la diócesis más que decadencia, clero muy desorientado y celebraciones de la Palabra… Pero en algo ha sido muy eficaz y ha sido en la erradicación de la Misa Tridentina. Compostela fue de las diócesis que primero la recuperó y a día de hoy no queda ni señal. De los sacerdotes que la celebraban unos siguen exiliados en Toledo y los otros más callados que un muerto. Así que, el «dolce far niente» para lo que le interesa, para sus odios es la mar de eficaz…

  2. Yo quiero comulgar también de último porque comulgo en la boca. Si coincido con alguno de ustedes que hacen como yo e intentan quedar de último dejando pasar a los demás antes ¿cómo hacemos? ¿forcejeamos para ver quién es el último?

  3. BOBATE
    ¿Te crees muy gracioso porque te comes los mocos?
    Es que no se puede ser mas indocumentado. No es lícito canonicamente hablando que un obispo o sacerdote pueda negar la comunión en la boca.
    El problema no es que tu seas bastante lelo, sino que lo son muchos de nuestros prelados y sacerdotes. Si ellos desconocen eso ¿como lo vas a conocer tu?
    Vamos a ver tontin. Si es mi derecho canónico comulgar en la boca, ¿Quien es el majadero como tu o como otro cualquiera que pretende negarlo?
    ¿Es que tu haciendo gracietas sobre el Evangelio estas por encima de la Doctrina de la Iglesia?
    Igual es que eres protestonto, ya sabes un tipo que se cree católico y en realidad es protestante, pero de la iglesia de si mismo. Haztelo mirar chaval. Estas muy perdido y sin acritud, eres un poco tontin.

    1. Un comentario tan insultante, zafio y grosero como este no hace más que confirmar mi impresión de que detrás de planteamientos así hay muchísima soberbia y muy poco evangelio. Quien ha escrito estas palabras, ya que es tan escrupuloso con la eucaristía, debe confesarse antes de comulgar porque invectivas como estas son, sencillamente, un pecado grave de falta de caridad. Bien esta discrepar incluso con contundencia, pero nunca llegando a desahogo de taberna como este

  4. A mí me pasa lo mismo cuando cambio de parroquia, que estallo de alegría cuando encuentro a un párroco católico. Aunque luego recuerdo que la división nada tiene de feliz sino que es arma diabólica. En algunos casos, tanto la liturgia como la propia homilia era motivo de salida inmediata del templo mancillado, tales eran las barbaridades presenciadas. Y en muchos casos, el párroco recreándose en la herejía, en la mentira, deletreándola, como si ya se supiera objeto de queja ante el Arzobispo y se reafirmara en su provocación. Por ejemplo, frase repetida de un párroco de una localidad del extrarradio de Granada, lugar de reposo estival en familia, con tono de grito: «un catecismo juvenil no debe mencionar el pecado. Repito por si alguien no se entera. Un catecismo juvenil no debe mencionar el pecado». O ésta otra: «ya basta de fariseos de la misoginia en el sacerdocio».

  5. Actualmente me encuentro de veraneo, Diócesis GERONA, OBLIGADO PRECEPTO DE COMULGAR EN LA MANO. Así que oigo Misa online…. Respecto a MORGATE es ud. Un BOTARATE… supongo que se aplicará esa parábola… «te doy gracias Señor porque soy manso y humilde y obediente y comulgo como me pide el obispo, cura, sacristán o la churrera de la esquina… Yo soy bueno, muy bueno, boniiiiiisimo. No me peleo con nadie, no caigo en polémicas y SALGO DEL TEMPLO IGUAL QUE HE ENTRADO : Sin enterarme de naaaaa ni de lo que es la CONSAGRACIÓN NI EL SACRAMENTO DE LA COMUNIÓN… hala… Vete en Paz, HIPÓCRITA!
    EN cuanto a LECTOR 1963…creo Q se ha hecho un lío. Cardenal Omella ha denunciado que hoy en la BASÍLICA DE LA SAGRADA FAMILIA, enormeeee! había un aforo del 23% de personas que asistieron a Misa P víctimas COVID… y la Gene quería.,jua jya, juaaaa! Que solo asistieran 10 personas. De risa… Por cierto en Barcelona Omella también obliga a comulgar en la «ZARPA»… No sea que nos contagiemos…

  6. La respuesta es otra pregunta:¿cuáles son las razones tan de peso para obligar a los fieles a comulgar con la mano? No hay argumentos suficientes para sostener que el riesgo de contagio es menor. Y cualquier otra razón, más que razón, es excusa. Obra bien el que comulga como han comulgado los Santos, aquellos que fueron obedientes, fieles, devotos y… santos. ¿Se imagina alguien a Santa Teresa de Jesús o a San Martín de Porres comulgando con la mano? La respuesta, en sus vidas, fieles reflejos del Evangelio.

  7. El devoto feligres que asistía a misa en primera fila se dijo:
    – te doy gracias, Dios mio, porque yo no soy como esos sacrilegos que comulgan en la mano. Voy a misa bien vestido, sigo la liturgia con devoción, doy un donativo, y comulgo en la boca, como es propio de un buen cristiano.
    Al fondo había un feligres que comulgo en la mano siguiendo humildemente las recomendaciones de su obispo, pensando que si su obispo lo recomendaba así, tendría razones para hacerlo, y dando gracias a Dios por poder comulgar de todas formas.
    ¿que comunión fue más grata para Dios? La respuesta, en el evangelio

    1. Ninguna de las dos, evidentemente. Ninguno de los dos da gracias por el misterio del que han sido hechos partícipes. Si bien el primero parece más consciente, por lo que ha hecho (vestirse para la boda: Mt 22) de lo que ha hecho que el segundo, que tiene más pinta de botarate vencido por los respetos humanos. Como inventor de parábolas, le queda a usted mucho para acercarse al maestro.

      1. Vestirse para la boda, añado para despistados, no sólo por fuera, sino también por dentro (seguir con devoción la liturgia, ser caritativo). Sobre el otro se dice que es humilde con el obispo, lo que es absurdo, porque el obispo tiene el poder de mandarle y, por lo tanto, no hace más que obedecer. Es obediente. La humildad es otra cosa. Humillarse se hace ante un inferior, como hizo Cristo. Así que ese publicano más bien parece adornado de una diabólica soberbia, pues si se piensa así humilde es porque considera al obispo su inferior. Y, a su vez, a la Iglesia y sus normas, inferiores al obispo, con lo que ese publicano es un demonio que come su condenación.

  8. Esta tarde he asistido a misa donde había más de doscientas personas. Todos con su mascarilla y a la hora de la comunión guardando las distancias y previa desinfección de manos. He observado que unos, la mayoría, lo hacían en la mano, otros en la boca y sin problema de nada. Eso si el sacerdote Antes de la comunión se desinfectó las manos y varias veces más durante la distribución de la Sagrada comunión pues estuvo más de diez minutos distribuyendo la Sagrada Comunión. Dónde está el problema?. Por cierto montón de gente joven comulgando.

  9. Como dije ayer, no tengo problemas, hasta hora. En la Misa normal, me pongo el último y casi el único y tan felices. Pero siempre hay alguno que insiste en comulgar después y eso que ya me conocen y que queda claro que comulgo en la boca. Pero ¡qué le vamos a hacer, de todo hay en la viña del Señor!

    Dado de lo importante que es el Sacramento, tal vez el más importante, suena a indecencia lo que se ha hecho. El Concilio, creo recordar, autorizó la comunión en la mano, para aquellas personas que no pudieran, por la razón que fuera en la boca. De eso se ha pasado al otro extremo, comunión obligatoria en la mano. Y nada de arrodillarse, vayamos a que nos de algo.

    En la Misa tradicional, la comunión es siempre en la boca, porque no se había autorizado en la mano y se sigue el misal y el ritual de S. Juan XXIII, pero la cosa es muy simple, con no ir, vale. A nadie se obliga, ni a una forma de la Misa ni a otra.

    Pero, insisto, hay que tener claro lo que tomamos en la Comunión y me parece que hay muchos, clérigos incluidos, que no lo tienen claro o directamente no lo saben.

  10. A continuación, difundimos el comunicado interno emitido el día 18 de julio de 2020 por la Secretaría General del Arzobispado de Barcelona a todo el clero de la diócesis:

    Ante las últimas disposiciones de la autoridad civil sobre la pandemia, estimamos que deben seguir vigentes sin mayor limitación las normas para las celebraciones litúrgicas en las iglesias, como lo teníamos dispuesto hasta ahora (Cf. Decreto 09/20 de 4 de mayo de 2020), cuidando las medidas sanitarias preceptivas.

    Barcelona, 18 de julio de 2020

    __________________________________

    El Arzobispado considera que la decisión del Procicat de impedir la misa es “injusta y discriminatoria” y defiende que ya ha reducido el aforo hasta el 23% en el tempo diseñado por Antoni Gaudí. La iglesia contrapone esta situación cuando “para otros locales interiores más reducidos dicha norma autonómica admite un aforo del 50%”. El monumento, además, ha estado abierto a los turistas, aunque con medidas y restricción en el volumen de afluencia y, ahí si, con permiso del Procicat.

    En los próximos días, según una nota del Arzobispado, se emprenderán “las acciones legales oportunas contra la arbitrariedad y la indefensión que sufren el derecho a la libertad religiosa y a la libertad de culto, constitucionalmente protegidos”.

    1. Tanta pamplina, quiero ver al valiente sacerdote que vaya preso por permitir un aforo superior.
      Predicar con el ejemplo seria de agradecer y sería más visible, con harta promoción por facebook y redes sociales.
      Con la ayuda del Señor, los fieles estarían dispuestos a pagar la multa correspondiente.

  11. Ojalá esos curas gastaran en apostolado y en combatir las herejías y las inmoralidades la misma energía que emplean para negar la comunión en la boca.

    1. Hermenegildo, suelen ir de la mano las ofensas a la liturgia sacramental de la defensa de herejías. En ambos casos se ataca a Cristo.

  12. Sinceramente me alegro mucho de que en esta ocasión no haya tenido ningún problema para comulgar en la boca. Aquí en Valencia únicamente piden que quienes quieran comulgar en la boca se pongan al final y comulguen los ûltimos. Tenemos a un gran arzobispo a diferencia de los gallegos y me sabe mal que presente la renuncia como debe ser. Al menos no suena ningún nombre para sucederle y eso significa que no se retirará pronto; cuando llegue el momento el mejor para mí es Mons. Benavent.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *