Hoy me han negado la comunión en la boca

|

Ignoro si ha sido decisión del párroco o instrucción arzobispal. Si lo primero, a mi párroco veraniego desde hace  treinta o cuarenta años  estoy dispuesto a pasarle mucho. Tanto tiempo de relación cordial y con agradecimientos por nuestra parte. Que a mis, y suyos, ochenta años, pueda surgir algún desencuentro, pues a superarlos. Aunque, de momento, intente ir a otras misas donde pueda comulgar a mi gusto. Mañana mismo a doce kilómetros, que ya es otra diócesis. Y a ver que pasa.

A quien no tengo nada que superar es a mi arzobispo veraniego. Hablo poco de él. Más bien conteniéndome.  Y no en el entusiasmo. ¿Ha prohibido en su archidiócesis la comunión en la boca? Me gustaría saberlo para dejar de contenerme. Si no fuere el caso  no estaría de más que diera instrucciones a sus curas de que respeten los derechos de sus fieles por raros que sean esos fieles. Cual yo.

Intentemos convivir, señor arzobispo, sin problemas, Por mi parte llevo mucho tiempo haciéndolo. No le reclamo ninguna manifestación pública ni ninguna desautorización de nadie. Simplemente que me haga llegar que en mi parroquia de verano, que es parroquia suya, puedo comulgar. el último de la fila, que hoy eran cuatro personas, y no por generalización de número sino porque  esas fueron acomulgar en un día de precepto en el que había en misa, la única del día, once personas. Doce contando al cura.  Cómo para que echen a algunos.

<

Pues, Don Julián, usted mismo. Lo que usted disponga. Aunque mi disposición es cosa mía y no suya. E igual no le gusta. Resolvamos este desencuentro  sin sangre.  Sin sangre  de arzobispo. Que es lo que me gustaría. Usted dirá.

Comentarios
71 comentarios en “Hoy me han negado la comunión en la boca
  1. Morgate.
    ¿Humildes los que cogen al Señor como si fuera cualquier cosa?
    ¿Soberbios los que no somos dignos de Tocarlo y nos arrodillamos ante Él?
    Bien dice la biblia que al bien se le llamará mal y viceversa.

  2. Usted, en su parroquia, es ministro extraordinario de la Eucaristía. Por eso supuse, ya antes de leer su texto, que el hecho al que se refiere ocurrió en otra parroquia Yo, desde la nochebuena de 1981, lo soy en la mía. Y ya van dos párrocos, y tres con los que he colaborado, empezando como monaguillo, desde 1960, cuando hice la primera comunión. Sigo colaborando con el actual. No tengo ningún problema en dar la comunión en la boca (incluso en dársela a los que se arrodillan, no me supone problema alguno) y me fijo bien, en el momento de presentar la sagrada forma y pronunciar las palabras rituales, en si extienden la mano o abren la boca, y si olvidan bajarse la mascarilla, que siempre hay algún despistado, se lo recuerdo. No entiendo que algunos obispos la hayan prohibido en la boca. El mío, por suerte, no es de éstos.

  3. PERDÓN… COMULGAR EN LA BOCA!!! me equivoqué… como veo en tantos lugares imposición comunión mano…
    REPITO: Jesús EUCARISTÍA es el Rey de Reyes… Comunión en la BOCA

  4. ¿Qué me dicen del Cardenal Cañizares, que ha prohibido la comunión en la boca en la diócesis de Valencia? ¿De ése no hay sangre, sr. De la Cigoña?

  5. Puess si se refiere a don Julián, Santiago de Compostela, es raro. El sacerdote de una de las parroquias más turísticas de Galicia no tiene inconveniente , desde el principio de la pandemia en dar la comunión en la boca y tienen una gran relación con Don Julián, además de ser una persona muy «cuadriculada».

  6. En Foros de la Virgen tienen un video en el que explican como se puede comulgar en la boca cuando el sacerdote te da la comunión en la mano.
    El tema es poniendo un pequeño corporal en la mano, recoges la Sagrada Forma con la lengua del corporal, lo lavas en casa, el agua lo echas a las plantas.
    Parece ser que en algún momento en la Iglesia primitiva se hacia asi.

    1. Argia.
      Se lo comenté al párroco y me dijo que tijeretas, que él no había oído hablar jamás de esa manera de dar la comunión y que allí se quedaban partículas. Cuando le dije que si en un paño quedan partículas, en la mano también y caían al suelo, no supo qué contestar.

  7. DRODRIGO
    Si no fuese tan ignorante sabrías que ningun sacerdote ni obispo tiene autoridad para negar la comunión en la voca. Lo puede hacer de hecho, pero no de derecho. Pero claro esas menudencias que le importan a un desinformado lleno de prejuicios progres como tu. Por cierto en España se declaró cruzada la guerra civil, porque la Iglesia se dio cuenta de la persecución salvaje que estaba sufriendo. Seguro que tu en ese caso estarías con los asesinos progres.

  8. Es que si no tuviéramos prejuicios vaticanosegundistas en la cabeza veríamos, con total evidencia, que comulgar de rodillas y en la boca, previa limpieza de manos del sacerdote, es lo más higiénico. El sacerdote en esa postura deposita el Cuerpo de Cristo en la boca con facilidad, no hay contacto, e incluso se evita que el comulgante, que ha podido tocar algo contaminado durante la misa, se lleve la mano a la boca. Es tan obvio que uno se llega a preguntar si la Iglesia, en su gran sabiduría, no sólo prescribió este modo de comulgar por razones espirituales, sino también higiénicas.

  9. A mí me ocurrió hace unos domingos en una parroquia «playera» en la diócesis de Cádiz-Ceuta a la que llevo años yendo en verano. En este caso, el párroco (religioso, no diocesano) lleva un par de años. Y eso sucedió después de que a quien iba delante mía en la fila se le cayera la ostia al suelo, se limitase a cogerla y tomarla, el párroco no hizo nada; yo me agaché y limpié con fervor donde había caído el Señor, y justo después fue cuando me negó la comunión en la boca. Al terminar la misa se me acercó una señora que no conocía a darme las gracias. He cambiado de parroquia, aunque tenga que coger el coche. Y allí donde voy ahora no tienen ningún problema en darla en la boca.

  10. ¿Hay también cesura aquí?. Lo pregunto porque no me publican y para no molestarme en escribir ni entrar a ver que se comenta.

    1. Me precipité. Antes salía inmediatamente y ahora parece que hay una pequeña demora. El comentario que aludía ha sido publicado.

  11. Más que «hacer lío» que recomendó el Papa Francisco, la Iglesia se esta convirtiendo en la Casa de Tócame Roque, por el carácter de soltero caprichoso e inmaduro de muchos sacerdotes, que ni entienden ni practican lo de SERVIR que ordenó el Señor, y corrigen desde al obispo hasta a Dios Padre, si lo creen oportuno, porque «aquí mando yo y se hace lo que yo diga», y se quedan tan frescos, y si el ideólogo de turno manda cerrar las iglesias, son los primeros, que ellos son muy obedientes con los gobernantes, que los ven en la Tele todos los días. A Dios, de momento, no lo han visto nunca (ni se ven interpelados por su Palabra, ni notan su Providencia, añado yo). Pues con estos buelles hay que arar, nunca mejor dicho.

  12. Bienvenido al club de los “apestados”. A mí me pasó el jueves en Madrid capital. Tras la Misa pasé a hablar con el sacerdote que, muy amablemente, me informó que era una decisión de la parroquia. Al menos en este caso es claro que no se amparan en el obispo. De nada sirvió alegar derechos y deberes, el hacerlo al final, o las dudas sobre lo higiénico de la medida, así lo han decidido y punto. No sabía que fuese una parroquia que había dejado de ser católica (lo digo por lo de saltarse las normas establecidas por la ICAR)

    1. En mi parroquia, Santa Teresa Benedicta de la Cruz sólo la dan en la boca, cosa que a la feligresía le encanta. A mi no y no comulgo así. Para hacerlo me voy a la misa de rito tradicional y allí sin problema.
      Hay dos opciones para comulgar, una respetuosísima con el cuerpo de Cristo y otra «moenna» que te la puede dar cualquiera en la mano o empaquetada si llega el caso. Yo ya hice la elección.

  13. Nunca, hasta ahora, me han negado la comunión en la boca, mañana, ya veremos. Lo de mañana es metafórico, porque mañana, Dios mediante, iré a la Misa según la forma antigua y ahí la comunión es en la boca, sí o sí.

    Esta mañana han intentado comulgar dos o tres personas en la mano pero al final lo han hecho en la boca, excepto un joven, que se ha ido sin comulgar. Y curiosamente este joven siguió perfectamente el Rosario en latín. No sé que le habrá podido ocurrir pues debería saber que en esa Misa la comunión es siempre en la boca y ya ponerse de rodillas es opcional.

    Leí que los médicos italianos consideran que es menor el riesgo al comulgar en la boca. Pero como se dicen tantas cosas contradictorias, uno no sabe qué pensar sobre cada cosa que se dice.

    Pero en cualquier caso y aunque las hostias no dejaran partículas, que alguna dejará, pues no queda bien que Dios esté tirado por el suelo o pegado en la ropa o en el bozal, acabando, como dice María, en la basura.

    Pero claro, lo primero es tener la certeza, no sólo la fe, de saber lo que se comulga y me da la impresión que hay muchos clérigos que tienen una visión protestante de la Comunión. Tal vez lo primero sería saber exactamente lo que se comulga. Seguramente nos dejaríamos de discusiones bizantinas.

    1. ¿Cómo que en esas misas la comunión es siempre en la boca? ¿Aquí no sirve la libertad del fiel? Yo prefiero comulgar en la boca, pero si otros prefieren hacerlo en la mano, se les debe respetar dado que es la Iglesia quien admite la doble opción. Cuando los tradicionalistas empiezan con estas, se me quitan las ganas de asistir a una misa según el rito extraordinario. ¿Quieres libertad para hacer lo que tú quieres pero no respetas la libertad de los demás? Pues muy mal.

      1. Juan, usted solo piense que Jesucristo es consubstancial a Dios Padre, y lo que sufrió por nosotros.
        Y luego saque conclusiones.

  14. Hay en Oxford varias iglesias católicas. En el centro de la ciudad, la de los padres dominicos, o Blackfriars. Por razones de proximidad, un servidor acudía a la de San Gregorio y San Agustín, donde se honra de forma especial la figura del cardenal Newman, por lo que significa (el movimiento de Oxford) en aquella ciudad universitaria. Además de celebrar ad orientem, llegado el momento de la comunión se abre el reclinatorio. No cabe, pues, la comunión en la mano. Y se comulga con mucha devoción y recogimiento en una amalgama de razas, con predominio del sudeste asiático. Si no se hubieran quitado los reclinatorios, la disputa carecería de sentido. A veces se ha tirado al niño con el agua del barreño. Las formas son importantes. A menudo son cristalizaciones de una profunda teología. Sólo se necesita un poco de arqueología del saber para no disparatar con tanto aplomo. Mi querido Paco Pepe, ojalá que el cura de marras no le obligue a recorrer doce kilómetros por una arbitrariedad a la postre.

  15. Esta actitud dictatorial de imponer la comunión en la mano con la escusa del virus, vayas usted el último o el penúltimo de la fila de cuatro personas para comulgar, me hace mirar hacia un estado pequeño, rodeado de altas murallas sin puentes ni escalinatas para escalar, y que al inicio de la pandemia ordenó cerrar los templos; luego dio dos pasos atrás porque, a Dios gracias, hay algunos espiscopos que no están aquejados de insuficiencia mitral, y dijeron con auctoritas: hasta ahí podíamos llegar. Los problemas de conciencia en los fieles, y el mal tan tremendo que están provocando en el estado psicológico, anímico, de las personas por ese maltrato, solo pueden venir de personas enfermas del alma, sin fe, ni convicciones propias, e impulsadas de una febril postestas.

  16. En Toledo donde la regla general es no negarla, hay curas con cargos en la curia que si la niegan, y eso que el Arzobispo en actos públicos y televisados no la niega nunca.

  17. Muy interesantes los comentarios de «Hermengilda la beata». No sé si sera muy lista, ni una Gilda, pero al parecer beata lo es multiplicado po cinco o seis. El Papa debe estar muy contento con este apoyo, si lo considera una muestra de la marcha de la Iglesia.
    En cuanto a la comunión, la prefiero en la boca, pero no hago cuestión de ello.

  18. En la Iglesia católica está tomando posiciones muy avanzadas sus destructores amparados debajo de la sotana globalista de Bergoglio el lamezapatos.

  19. En la nota de los Obispos de la Provincia Eclesiástica de Santiago de Compostela sobre las medidas que pueden evitar la expansión del “Coronavirus” en los actos religiosos no se dice nada de la forma de comulgar. Por lo tanto, hay que remitirse a las normas generales de la Iglesia, que establecen la libertad de los fieles para comulgar en la boca. Es más, ningún obispo tiene autoridad para contravenir estas normas de forma general:

    http://www.archicompostela.es/nota-de-los-obispos-de-la-provincia-eclesiastica-de-santiago-de-compostela-sobre-las-medidas-que-pueden-evitar-la-expansion-del-coronavirus-en-los-actos-religiosos

  20. Yo la única cruzada que veo es la protagonizada por unos dirigentes apóstatas junto con los lameculos que los jalean.
    En mi parroquia tampoco está permitida la comunión en la boca. Y eso a pesar de los cuatro gatos que van a comulgar (no es que comulgue poca gente, es que los asistentes no pasan de media docena). Teniendo en cuenta que el cura encargado es un curialete con ganas de hacer carrera, es muy posible que sea cosa del arzobispo o, más bien, de los parásitos que lo rodean, que son los que realmente gobiernan la archidiócesis. Aunque, como ya ha apuntado algún lector, nunca se cogerán los dedos poniéndolo por escrito.
    Por cierto, clérigos y religiosos se muestran extraordinariamente responsables a la hora de cerrar iglesias, conventos o montar un circo para comulgar. Pero luego se van de vacaciones desde zonas con alta incidencia del virus hacia otras menos afectadas, sin hacerse la prueba ni tomar precaución alguna. Ya me imagino su respuesta: es cristiano compartir, por eso los que tienen abundancia de virus deben compartirlos que quienes menos tienen.

  21. Yo la única cruzada que veo es la protagonizada por unos dirigentes apóstatas junto con los lameculos que los jalean.
    En mi parroquia tampoco está permitida la comunión en la boca. Y eso a pesar de los cuatro gatos que van a comulgar (no es que comulgue poca gente, es que los asistentes no pasan de media docena). Teniendo en cuenta que el cura encargado es un curialete con ganas de hacer carrera, es muy posible que sea cosa del arzobispo o, más bien, de los parásitos que lo rodean, que son los que realmente gobiernan la archidiócesis. Aunque, como ya ha apuntado algún lector, nunca se cogerán los dedos poniéndolo por escrito.
    Por cierto, clérigos y religiosos se muestran extraordinariamente responsables a la hora de cerrar iglesias, conventos o montar un circo para comulgar. Pero luego se van de vacaciones desde zonas con alta incidencia del virus hacia otras menos afectadas, sin hacerse la prueba ni tomar precaución alguna. Ya me imagino su respuesta: es cristiano compartir, por eso los que tienen abundancia de virus deben compartirlos que quienes menos tienen.

  22. ¿Y no se la han negado hasta AHORA, a final de julio? Cómo le envidio. A mí me la niegan desde una semana antes del confinamiento.

  23. Donde yo vivo, es casi imposible comulgar en la boca. Luego resulta que es el clero el primero que se pone hablar de libertad pero se la niegan a los fieles

  24. «¡Qué tontería! ¿Que más da en la boca o en la mano?»
    No le digo a nadie que sea mejor ni peor en sus respectivos casos, pero en el mío sólo en la boca, y si no es posible pues comunión espiritual. Que nos empiezan a tratar como apestados, rigoristas estrambóticos o depósitos de virus chinos. «Si alguien quiere comulgar en la boca, que lo haga al final» dicen en la única parroquia de mi ciudad donde se puede recibir la Eucaristía «como Dios manda». Y esperas a que no haya nadie en la fila mientras los que van delante manosean sus bozales para luego en esas mismas manos posar el sagrado Cuerpo. Te pones en la fila, cuando nadie más se incorpora, vigilando no se sume a la comunión un despistado que en el último momento se sitúe detrás tuyo, y comulgue en la mano. ¡Horror!, al día siguiente la comidilla de la feligresía es que un terrorista comulgante en boca lo ha hecho en mitad de los fieles comprometidos con ese bien superior que es la salud a costa de nuestra libertad, un bien inoculado en nuestras vidas por un ambiente de terrorismo de mascarilla y troladiario.

  25. Le ruego valore si al pretender comulgar en la boca, con evidente mayor riesgo de contagio, no esta cayendo en el pecado de soberbia y vanidad de quien se cree mejor y más santo que quienes siguiendo humildemente las recomendaciones, comulgan en la mano. A veces el prurito de ser escrupuloso en ciertas fórmulas litúrgicas no es mas que muestra de elitismo, al modo del fariseo que daba gracias a dios por ser mejor que el oublicano

    1. No seamos ignorantes,el virus se contagia mayormente por aspiración,a traves de las fosas nasales, y aunque el virus está en la saliva contagia en aerosol al hablar, toser o gritar,no hay evidencia científica de que se contagie x tragarlo y a través del estómago, ni la sangre.
      Por eso no hay rebrotes en restaurantes, ni terrazas,donde la gente come y bebe,y está sin mascarilla,y sí en el ocio nocturno,donde evidentemente hay que gritar para q te oigan por el volumen de la música, x tanto hay mas aspersión del virus y la gente va sin mascarillas.
      Eso en el plano humano,en el plano espiritual el que tenga miedo de que el Cuerpo de Cristo pueda contagiarle una enfermedad ,no tengo palabras para describir su falta total primero de fe y después de amor.
      Tocar como hacen algunos al mismo Jesucristo con guantes para la basura, como ha dicho Mons. Schneider ,o meterlo en bolsas para llevar es un auténtico sacrilegio.
      Por no hablar de los q después de comulgar se colocan el bozal con las manos en las que pueden quedar partículas y eso luego va a la basura.
      Esta generación es la más perversa de todas desde que existe el ser humano porque se atreve a profanar lo mas Sagrado que hay sobre la faz de la tierra.,el Sacramento del Amor ,que es el mismo Dios.

    2. Morgate: 100 % de acuerdo con tu comentario. La humildad y la obediencia son dos grandes virtudes que nos permiten avanzar, con mucha rapidez, en el camino espiritual. Bendiciones.

    3. No esta probado que recibir a Dios en la boca suponga la muerte o la enfermedad de ningun ser humano…. y darlo a entender imponiendo la comunion en la mano es una bestialidad.

    4. Morgate.
      ¿Humildes los que cogen al Señor como si fuera cualquier cosa?
      ¿Soberbios los que no somos dignos de Tocarlo y nos arrodillamos ante Él?
      Bien dice la biblia que al bien se le llamará mal y viceversa.

  26. En mi diócesis, sugragánea de la de Santiago, se ha recomendado comulgar en la mano, pero en ningñun momento se ha prohibido recibir la comunión en la boca.

    Lo que se suele hacer es dejar que los que comulguen en la boca lo hagan al final.

    Me parece muy bien que d. Francisco José no haga «casus belli» de este asunto contra el párroco que quizá se haya extralimitado en sus competencias o haya entendido mal las orientaciones.

  27. En mi Diócesis – sufragánea de Santiago – se ha recomendado comulgar en la mano, pero no se ha prohibido comulgar en la boca. En mi parroquia, los que comulgan en la boca lo hacen al final. No ha habido ningún problema.

    Me parece muy bien, no obstante, que don Francisco no haga «causa» por este tema con un sacerdote que quizá se ha extralimitado en sus competencias.

  28. Pertenezco a una Orden en cuya Provincia española, los frailes sacerdotes están empeñados, en su inmensa mayoría, en prohibir la comunión en la boca y, más aún, de rodillas. Eso dice mucho de ellos si se suma que constantemente desobedecen las rúbricas litúrgicas, mientras que son escrupulosamente estrictos con los protocolos de higiene que, a menudo, son totalmente draconianos.

  29. Este señor arzobispo merece muchísimos comentarios, y no favorables tras más de 20 años de pontificado nada productivos. ¿Cómo se puede hablar de acogida cristiana cuando él mismo tiene los dos inmensos seminarios y la casa de ejercicios alquilados a empresas hoteleras? ¿Quién hace la acogida cristiana, los demás, la diócesis no se implica? No da la talla ni en lo más primario de su ministerio…

  30. Por desgracia lo de no dejar comulgar en la boca es cosa de los curas en la mayor parte de los casos.

    Que no discuto que algún obispo, abusando gravemente de su poder, haya prohibido la comunión en la boca. Pero la mayoría de los obispos sí que han reconocido el derecho de los fieles de comulgar en la boca. Por lo que la mayor parte de los casos son sacerdotes impresentables los que toman de motu propio la lamentable decisión de no dejar comulgar en la boca.

    Un buen ejemplo es mi propia diócesis, donde el obispo no ha prohibido la comunión en la boca, y sé de muchos curas que no dejan comulgar en la boca. A mi me ha pasado ya varias veces, que me han negado la comunión en la boca.

    Pero son los curas, que se creen que están por encima de las normas y que tienen derecho a hacer lo que les dé la gana.

    Yo creo que es denunciable. El problema es que con la mayoría de los fieles cuela, porque los fieles son los primeros desconocedores de las normas, y muchos no saben que siguen teniendo el derecho a comulgar en la boca, y se creen que los párrocos si tienen autoridad para establecer la forma de comulgar. Hay fieles, que aún sabiendo que están siendo víctimas de abuso clerical, aún así agachan la cabeza y se pliegan y luego no hacen nada por denunciar el abuso. Por ejemplo, yo me veo muy solo denunciando esto, porque la mayoría de los fieles que yo conozco no se atreven, a la hora de la verdad se achican. Y encima los curas se creerán que tienen razón, porque como casi nadie se atreve a toserles, y los pocos que de vez en cuando nos atrevemos nos ridiculizan tachandonos de ritualistas, rigoristas, preconciliares etc.

    Yo he tenido que sufrir que algún cura me llame ritualista solo por recordarle las normas litúrgicas que incumple. Hasta me ha llegado a llamar «preconciliar», cuando precisamente las normas que le echo en cara son las emanadas del Concilio. Parece el mundo al revés. Curas que no se han leído el concilio, que creen que pueden hacer lo que les dé la gana, y que encima consideren preconciliar cumplir el propio concilio. El Vaticano II se les queda corto….

    Y lo que decía, que me voy por la rama, que en mi caso, la mayoría de los curas que conozco han prohibido por si solos la comunión en la boca. Así que en esto no es a los obispos a los que hay que culpar. A los obispos en todo caso se les puede culpar de ser permisivos, pero no de prohibir la comunión en la boca.

    1. Querido acólito: más bien creo, como ha sucedido aquí en Mallorca, que se han juntado el hambre y las ganas de comer. Es decir, que los sacerdotes diocesanos, por formación desde el seminario, no son partidarios de dar la comunión en la boca. Y ahora además tienen la excusa del virus. Sentir que comparte el obispo, como saben sus sacerdotes, sin que haya documento contra el que ir que exprese esta situación. Así que aquí te niegan siempre la comunión la boca (salvo en un par parroquias de la capital que no sirven diocesanos, pues dudo de que fuera de aquí haya algún cura de pueblo, como son en estos pueblos, donde ya no hay fe, con el valor, si es consciente de cuál es su obligación, de dar la comunión en la boca a nadie). Y si pides explicaciones se justifican en la orden del obispo, aunque el obispo no ha dictado nada expresamente, es como una suerte de sentir común contra el que nada se puede hacer. No es que el obispo permita, es que hace el juego y lo comparte, pero sin pillarse los dedos. Y así están contentos unos con otros, obispo con párrocos, que hacen lo que a él le parece bien y éstos con su obispo, que les deja hacer. Una ocasión para la hermandad entre ordinario y sacerdotes, que tan perdida en algunas diócesis como la mía. Conseguida a costa de los fieles y del derecho de la Iglesia y su liturgia, como siempre.

      1. Nuestro arzobispo no prohibió la Comunión en l boca, otra cosa es lo que hacen los Sacerdotes y lo les mandan los vicarios, que se creen con mascarilla derechos que el Papa. Aquí es prácticamente imposible Comulgar en la boca, pero al Cesar lo que es del César, D Julián no impuso, recomendó, que es más bonito y conciliar. Un saludo Paco PEPe

        1. Nuestro arzobispo no prohibió la Comunión en la boca, otra cosa es lo que hacen los Sacerdotes o lo que les mandan hacer los vicarios, que se creen con más derechos que el Papa. Aquí es prácticamente imposible Comulgar en la boca, pero al Cesar lo que es del César, D Julián no impuso, «recomendó», que es más bonito y conciliar. Un saludo Paco PEPe

    2. Lamentablemente, hay muchas diócesis que imponen la comunión en la mano. Algunos estamos cansados de ver en los chat la cantidad de imágenes de carteles con las normas higiénica y a reglón seguido: «la comunión se impartirá en la mano». Después del confinamiento, al principio, al menos eran más considerados y educados en el escrito, ponían «preferentemente en la mano». Creo que duró una semana y se impuso sí o sí, la comunión en la mano, seas joven maduro o mayor. Menos mal que a la semana, los sacerdotes se quitaron los guantes para impartir la comunión, a lo mejor pensaba que el Señor les podía contagiar a ellos el dichoso virus.

  31. Venga a mis parroquias cuando quiera … y podrá recibir al Señor con la libertad de los Hijos de Dios.

    Siento en el alma que el «terror», no la precaución, de los sacerdotes, sea lo que domine en nuestras Iglesias.

  32. Lo de don Julián me imagino que es porque usted fue a comulgar en una iglesia de la archidiócesis de Compostela, supongo.

    1. MORGATE y dale Perico al torno».Acusa de ser mejor y bien intencionado el que comulga según ARBITRARIEDADES del Obispo lugar o Párroco… Lea el Catecismo Iglesia Católica. Ud no tiene Fe, como no tienen por desgracia Fe y a veces hasta demuestran odio muchos curas y obispos( otros son «buenistas» o sea lameculos Q es peor) Aquí, por nuestra experiencia y porque queremos recibir AL REY DE REYES CON ADORACIÓN, Y PQ NO TENEMOS LAS MANOS CONSAGRADAS POR SER LAICOS, muchos estamos de acuerdo en que se debe COMULGAR EN LA MANO… Y si puede ser de rodillas!… Lo contrario es ignorancia o INFLUENCIA PROTESTANTE. NO HAY MÁS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *