PUBLICIDAD

Hoy es un día verdaderamente glorioso: Müller, Conway…

|

Y ahora otro español. Y digo otro porqueya había mencionado a Guadalix. Magnífico también el vídeo que os enlazo del P. Santiago Martín. Que siempre lo borda y en esta ocasión hasta con encaje de bolillos. Mi admiración por Aberasturi supera todo. Y gracias a Dios hay bastantes más que se mojan con riesgo de pulmonía. Y otros evitando la pulmonía pero arriesgando el catarro o la gripe. Todo tiene su mérito aunque algunos bastante más que otros.

Yo por el Padre Santiago Martín tengo un respeto máximo por lo que dice y por como lo dice. Verdaderamente mano de hierro en guante de seda. Ya me gustaría, cuando fuera mayor, ser como él. Irreprochable en todo. En lo que dice y en como lo dice. Aunque yo le lleve una ventaja en eso que evidentemente es enorme desventaja eclesial en ellos. Uno es un pobre laico sin autoridad eclesiástica y al margen de cabreos jerárquicos. Podrán tener los que tengan pero con dos agravantes, para ellos, me las refanfinflan y me divierten.Con las que llevan todas las de perder.  ¿Se imaginan el corte de manga que iba a hacer a Pujol, Novell, Taltavull, Herrero… si me excomulgaran, la publicidad que iban a hacerme?

Los curas, los buenos curas, tienen otros problemas. Y los buenos obispos y cardenales también. Si se ceban con ellos pueden pasarlas canutas. Pero ya estaremos algunos para manifestarlas coram populi.: Magister, Tosatti, De Mattei, Infovaticana, Wanderer, Catapulta, Le Forum Catholique, Roratum Caeli, Messa in latino…   Y como los otros son cada vez más nadie pues quienes van a quedar en evidencia son los agresores de lo bueno. Y por mi parte, no es dudoso con quien voy a estar.

Saben que si tuviera que llamar hijo de eso a alguien, con las salvedades jurídicas que procedieran, ahí estaría. Y además sin darles opción a tribunales. Que sus santas madres, o corrientitas, tampoco exageremos, no iban a estar mencionadas. Ser madre de cura, obispo auxiliar, residencial,  cardenal no  implica estar en la lista de los santos. De hecho está vaciísima de ellas.  La oficial. En la otra sólo Dios lo sabe.

No escribo esta entrada para hablar de Madres, seguro que todas felicísimas por Taltavulles que sean. Si hasta es posible que la madre de Cobo, de vivir, como espero y deseo, esté convencida de que el cardenal arzobispo de Madrid debiera ser su hijo y no un tal Osoro a quien no debe conocer nadie.

Pues eso es lo que tenemos o nos han traído.  A mi Cobo, ni con adobo, , el  hoy balear ni con tinta de calamar para despistar,  Salinas no vayan a inventarle adulterinas, el de Solsona que de independentista blasona, el primat, independentista y despistat por no decir encubridat hasta   por molta car idat, y en Gerona també la bolsa sona.  En Palencia imposible peor herencia tras los vanos agustinos de Castellanos con los cebollinos del mismo sino del actual inquilino que repite lo agustino de tan mal recuerdo palentino.

Pero una vez más me he perdido. De lo que quería hablar era de la extraordinaria intervención de Santiago Martín en un día de intervenciones excelentes. Y un aviso a navegantes. Loa buenos curas ofrecen a Dios agresiones e insultos. Uno no es cura y ni me molesta nada, hasta me gusta, patear cataplines de imbéciles, soy así de pecador. Pues ya lo saben. A los míos ni tocarlos. Porque, a degüello.Y soy dos cosas. Poco respetuoso y deslenguado.

https://www.religionenlibertad.com/video/114115/Lo-de-Aesclavas-sexualesA-y-las-religiones.html

 

 

 

PUBLICIDAD

29 comentarios en “Hoy es un día verdaderamente glorioso: Müller, Conway…
  1. Paco Pepe: no se puede decir, como ha dicho el P. Santiago Martín, que Francisco ha callado sobre Venezuela para evitar un derramamiento de sangre, como hizo Pío XII con el Holocausto judío, cuando todos conocemos las simpatías del Papa por regímenes populistas de izquierda como el de Maduro. ¿Es el P. Santiago Martín el único católico informado que no conoce esas simpatías pontificias? Y esto por poner sólo un ejemplo reciente. Aún recuerdo los esfuerzos de este sacerdote por explicarnos que «Amoris laetitia» estaba dentro de la más pura ortodoxia y de la Tradición de la Iglesia.

    Usted comprenderá que a muchos nos desagrade el afán de ciertos clérigos por querer pintarnos blanco lo que a todas luces es negro. Sé que está feo que un cura critique públicamente al Papa; no pretendo que el P. Martín lo haga; pero que tampoco quiera justificar lo injustificable.

  2. DOMINGO V PER ANNUM

    La vocación de los primeros discípulos queda descrita de manera muy diferente por los evangelistas. La descripción de Lucas, que acabamos de proclamar, nos muestra el proceso interno asociado a la experiencia vocacional.

    La vocación al apostolado es mucho más que un buen trabajo.
    Una de las mayores y más difíciles tareas de la vida es, probablemente, encontrar el trabajo adecuado. Puede abordarse este reto con diferentes objetivos: El trabajo debe estar bien pagado, ofrecer buenas condiciones de operatividad, adecuarse a las posibilidades personales, ofrecer oportunidades de promoción interna, mejoras salariales y mucho más. Reunir todos estos requisitos no es nada fácil.
    A pesar de que haya mucho desempleo, hay trabajos en muchos países europeos, que precisan trabajadores con carácter de urgencia.
    Sin embargo, no todos están capacitados o dispuestos a asumirlos. Un caso especial es el estado eclesiástico, en particular el Sacerdocio ministerial.

    Los Sacerdotes, como San Pedro y los Apóstoles, deberán ser pescadores de hombres.
    Si alguien busca un hilo común en los textos bíblicos de los últimos domingos, se puede resumir en una palabra clave:»Vocación».
    Jesús ha encontrado aparentemente Su vocación como predicador ambulante. Obtiene tanto eco que el lugar le queda pequeño.
    Le pide al Pescador que lo aparte un poco de la costa en una barca para poder dirigirse a la multitud.
    En el Mar de Galilea todavía se muestra un lugar desde el cual esto pudo haber sido posible sin un sistema de megafonía.
    Su predicación debió haber impactado a muchos, de lo contrario no le habría seguido tanta gente. No se cuenta cuán profundamente impresionados estaban Pedro y los demás Apóstoles.

    Tampoco se nos dice lo que pensaron cuando les pidió que salieran a pescar de nuevo. Su éxito les sorprendió. Jesús les pide que se conviertan en «pescadores de hombres.»
    Un título de trabajo que se utilizará con cuidado, pues, sin el recurso a una buena pedagogía, podría dar la impresión de que los destinatarios se verían atrapados en una red.

    Ganar a la gente para Dios
    Los Pastores de la iglesia piensan mucho sobre la metodología pastoral en la actualidad, y se preguntan porqué resulta tan difícil su trabajo. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Puede enseñarnos algo el relato del Evangelio de hoy?
    Habrá que tener en cuenta tres datos:
    1- «¡Ahora es el tiempo de gracia!»
    Jesús envía a los pescadores en un momento en que habitualmente no era la hora de salida. Y a pesar de todo, su éxito es sorprendente. ¿No podría decir: Ahora es el momento de llevar a la gente a Dios? Cuando alguien es tocado y guiado por por Dios, se trata de un regalo del cielo que no está vinculado a un tiempo fijo y concreto. Dios es imprevisible.
    «Ahora es el tiempo de gracia», enfatiza el apóstol Pablo en su carta a los cristianos de Corinto. Este ahora es un énfasis teológico como el hoy de Lucas, que analizábamos el Domingo pasado. Jesús en la sinagoga de Nazaret dice: «Hoy» se cumple esta palabra escrita.

    ¿Qué significa eso para nosotros? Siempre es el momento adecuado para para dar testimonio de lo que anida en lo más profundo de nuestro corazón.
    Y ello donde sea y cuando sea que nos encontremos con gente que buscan respuesta a sus preguntas existenciales.
    Pensemos en Santo Domingo. Fue de noche cuando le abordó el posadero hereje en el Sur de Francia y, el Santo dejó a un lado la necesidad del descanso.
    Al amanecer el hereje albigense había renunciado a sus errores y era recibido en la Iglesia por el Patriarca de los Predicadores.
    2- «Duc in altum: Rema mar a dentro.»
    Una segunda observación: Jesús llama a los pescadores a bregar en la profundidad, donde no se puede estribar. Los problemas y preguntas que surgen, sólo nos afectan superficialmente.
    Se puedes discutir de pastoral hasta el infinito. Y no es innecesario. Pero, en esas discusiones a veces se propende a ladear las cuestiones profundas y existenciales. Estas «aguas poco profundas» tienen muy poco que ver con los asuntos cruciales de la vida y con la fe.

    Pero, cuando se siente cuán profunda, íntima y viva es y debe ser, nuestra relación con Dios, es posible enriquecer nuestra vida descubriendo como Pedro, «la valía de ese tesoro y con frecuencia nos disponemos a una reorientación fundamental de nuestra vida.
    La prudencia en la cura de almas siempre deberá estar abierta a la creación de oportunidades, en varias áreas de la vida: «Duc in altum.»

    3- El camino de la vocación a la ocupación.
    Pedro y los hijos de Zebedeo pueden haber sido buenos pescadores, pero ¿Qué calificación precisan para su nueva ocupación como «pescadores de hombres»? Una primera parte y muy importante de la calificación es su abrumadora experiencia de fe, que, se acrecienta más en la medida en que se van adentrando en el apostolado, con el único refuerzo de la gracia y la Palabra del Señor.
    Esta experiencia les impulsa a un seguimiento heroico y gozoso del Señor.
    Los «años de aprendizaje con Jesús» los introducen gradualmente en el arte de la pesca de seres humanos.
    En los años venideros su imagen de Dios y su mente se renuevan. La determinación y el entusiasmo, por sí solos no serán suficientes.
    En todo lo descrito hay de momento más experiencia de la vida y del comportamiento personal que formación específica en el apostolado.
    En relación con la vida eclesiástica se habla de vocación. La vocación implica entusiasmo y también experiencia. La crisis en las vocaciones eclesiásticas tiene que ver también con el hecho de que a menudo queremos abreviar y «facilitar» el camino.
    Un buen eclesiástico precisa ser tocado por la gracia de Dios y, a la vez, que su ministerio sea para él una fuente inagotable de santificación, unida a la sed de almas: Da mihi animas, cetera tolle. Dame almas y quita lo demás. Ambos aspectos no pueden darse sin implicarlos simultáneamente en el quehacer diario.
    No se trata, por consiguiente de una profesion agradable, tipificada por los estándares laborales como un trabajo, que de antemano se puede llevar a cabo en las mejores condiciones.
    El referente inicial es el encuentro con Cristo, Que nos pide que «salgamos, y vayamos a las profundidades,» donde confirmará nuestra vocación al sagrado ministerio.

  3. Sobre simpatías y antipatías es absurdo debatir. Cada uno tiene las que le da la gana y no pocas hasta son irracionales o muy poco racionales. Las mías también, por supuesto. Hay quien tiene simpatía a Franco y quien no. Bastante sorprendente en quienes tienen menos de veinte años y de Franco no saben nada. Hay quienes mantienen sorprendentemente y además desde páginas religiosas adhesiones incondicionales al mendrugo de Maduro que es un insulto a la inteligencia, a la democracia, a los pobres y hasta a la higiene. Los hay que tienen una para mí incomprensible antipatía a Iesu Communio, que se alegran muchísimo si en un año descienden en dos religiosas yhasta le parecen impresentables por llevar un hábito de tela vaquera y todo ello no desde posiciones de izquierda sino ultraconservadoras y ahora veo que hay también purísimos a ós que el P. Santiago Martín les parece poco de fiar. ¿Quién les parecerá fiable? Posiblemente ni el P. Pio. Uno, que sin duda es un peligroso progresista, alto grado de la masonería, incondicional del Papa Franciscoy hasta gerente de varios puticlubs, además de votante de Podemos y del PP y asesor áulico de Rajoy que me paga por ello un alto sueldo, pienso que el P.Santiago Martín es uno de los mejores curas de España, que dice lo que no dice casi nadie y jugándose mucho y con su nombre y no tras un Nick que hace valiente a cualquier cobarde. Y aun reconociendo que en algunos de sus comentarios no menciona a San Cucufate, notable cobardía por su parte y que cuando habla del Papa ni se refiere a él como ese argentino cosa que sin duda le descalifica ante toda persona decente. ¿Estamos locos? Para diez buenos que hay lo lógico es ir a por ellos. Pues miren ustedes, lo sensato, lo racional, lo presentable, lo no paranoico es que si alguien está siempre muy bien si alguna vez tuviera una frase menos afortunada lo normal no sería tirarse a degüello sino pasársela. Y más si cabe, rizando el rizo, darle una interpretación para él mismo forzadísima que pudiera salvarla algo.

    1. Querido y admirado Paco Pepe, no es la primera vez que el P. Santiago Martín, que también es motivo de admiración, mucho más que de reproche, hace malabarismos dialécticos para justificar excentricidades de SS Francisco. Y esto sí puede ser motivo de reproche por parte de no pocos. El primero que yo le oí era sobre la Amoris Letitia, y a partir de ahí, no ha dejado de hacerlo cada vez que lo consideró necesario.Si el propio P. Santiago Martín reparara en esos malabarismos se daría cuenta que, en no pocas ocasiones, él mismo cae en la contradicción. En el caso que nos ocupa, siguiendo su propio razonamiento, sería válido que SS Francisco firmara un documento en que se declarara que la II Guerra Mundial fue producto de la sabiduría divina. Y eso hubiera resultado a todas luces infumable. Así que no debe extrañar y, por lo tanto, menos aún enfadar o disgustar, que haya quien no apruebe en absoluto estos razonamientos del P. Santiago Martín. Aunque, insisto, desde mi punto de vista, su balanza es muy favorable.

    2. JUAN NADIE
      No digo que el sacerdote Martin, sea un mal sacerdote, pero tenga cuidado con los elogios que los carga el diablo.
      Ya ve lo que les pasa a los futbolistas, en cuanto un periodista dice que es un crack, de repente se le olvida jugar al futbol.
      El Sacerdote Martín puede ser muy bueno los lunes y los miércoles, o los jueves, pero los días en los que trata de justificar la Amoris Laetitia, o una de dos, o de repente se le ha olvidado jugar al futbol o nos toma a todos por imbéciles.
      Da la impresión de que ante tanto cura corrupto usted tiene necesidad de alabar a alguno. Alla cada uno con sus necesidades, pero alabar a alguien que pretende justificar de cualquier modo la Amoris Laetitia es caer a su nivel, es decir, es degradarse uno mismo.
      Se supone que con la edad aumenta la coherencia, pero en su caso, no se aprecia.
      Puede usted ser todo lo deslenguado que dice usted que es o lo que quiera, y puede tener sus fobias, pero por favor no tome por idiotas a sus lectores, o dejaran de serlo.
      El catolicismo es lo que tiene, que no se puede ser solo los lunes o los jueves, o solo por la mañana, hay que ser coherente en todo y a todas horas, y a cualquier edad.
      Y si, esta crítica es de JUAN NADIE, no del cutre ese que me suplanta a veces. Vera que soy como los buenos entrenadores, y no me caso con nadie. Sus éxitos pasados no le dan bula para ser incoherente.

  4. Algún sacerdote debería iniciar una recogida de firmas que diga que esta iglesia de abusos y esclavas sexuales no la hemos conocido ni la conocemos ni la reconocemos

  5. Muchísimas gracias, don Francisco José. Me siento muy honrado con ellas; no tanto por mí mismo, que también agradecería, cuanto por lo que soy y represento: sacerdote. Lo mismo que me honro con su amistad, aunque no nos veamos casi nunca.

  6. Algun sacerdote deberia inciar una recogida de firmas que diga que esta Iglesia de abusos y esclavas sexuales no la conocemos ni la reconocemos, debe de existir en la mente calenturienta de alguno porque al menos yo no conozco a ningun cura de estos ni ninguna monja esclava sexual de curas y obispos

  7. D. Francisco,
    en el video que ha sacado el padre Martin sobre el viaje de Francisco al mundo árabe, justificando la herejía de Francisco sobre la pluralidad religiosa, lamento decir que el padre Santiago Martín se ha quitado la máscara definitivamente; es inteligentemente ambiguo y parece como que ha recibido a los ¿comisarios? vaticanos, donde le han debido decir, «si no besas la mano de Francisco, debes atenerte a las consecuencias».

    Me parece increíble que el padre Santiago Martin justifique la herejía de todas las herejías. Si aceptamos lo que ha dicho Francisco, sobre la pluralidad de las religiones, ¿A QUE CUERNOS VINO CRISTO, A TOMARNOS EL PELO?
    Esto es un absoluto disparate y confusión.

    1. Estoy de acuerdo con usted, Hermenegildo. No tengo nada en contra del P. Santiago Martín, Dios me libre. Pero tampoco me acaba de convencer…

      1. Sin desmerecer la valía y la valentía del Padre Santiago Martín, en los puntos indicados coincido con Hermenegildo, Francisco Antonio, Luis G. Y y Denisovic.
        Mi intelecto respecto a Bergoglio está inmerso en un limbo teológico, sin que elló obste para que a diario rece por el Papa actual, como lo prescribe la liturgia.

          1. Antes se rezaba por la conversión de Rusia y por las intenciones del Papa. Yo creo que si cambiamos ponemos rezar por la conversión del Papa y por las intenciones de Rusia acertamos. No todas las intenciones de Rusia pero algunas no son malas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *