PUBLICIDAD

Ha fallecido Jorge Gibert, cisterciense

|

Ver las imágenes de origen

Si lo traigo al Blog no es por haber pertenecido a la Orden del Císter, en la que todos los meses deben fallecer algunos monjes, sino porque me causó, cuando le conocí en Valdediós, una más que notable opinión.

Era de una personalidad arrolladora, había levantado el monasterio, la biblioteca, moderna, era como para quedarse a vivir allí por el continente y por el contenido. Nos enseñó su maravilloso monasterio más el añadido del conventín que es una joya extraordinaria del ramirense, asturiano o como le queráis llamar. Así como Celanova tiene su San Miguel mozárabe, Valdediós tiene su conventín. Ambos de visita obligada. Los grandes monasterios que los acogen también pero de eso hay, gracias a Dios, mucho en España. La maravilla del conventín, muy pocas.

Fray Jorge nos causó una impresión extraordinaria. Personalidad acusadísima, simpatía desbordante y acogida como la de los monasterios de antaño. Por los motivos que fueren no consiguió consolidar una comunidad monacal. Cuando mi mujer y yo les visitamos, en compañía de dos amigos que con sólo su presencia abrían cualquier puerta, la comunidad debían constituirla media docena de monjes en la que sacerdotes serían la mitad, más o menos. Tal vez menos.

Hablo de memoria y  esta puede fallar conforme crecen los años. Mis amigos me hablaron de que el arzobispo ovetense al ver que aquello no se consolidaba quería echarles. Era seguramente Don Carlos Osoro. Díaz Merchán seguro que ya no. Y pienso que fueron años anteriores a Fray Jesús Sanz.

Pues, les echaron, y la sucesión fue el abandono. Creo que consiguieron una comunidad extranjera pero que debió durarles un año y tal vez escaso. Para eso mil veces mejor la mínima comunidad monástica de Fray Jorge,  procedente de Poblet, me parece, y fallecido en Viaceli, que la nada. ¿Está hoy abandonado el monumental monasterio?

Creo que se debe tener muchísimo cuidado por las altas jerarquías en abandonar pequeñas existencias, si se quiere bastante insignificantes, por sueños irreales que terminan en la nada. Y de lo que se les debería pedir responsabilidades si así aconteciera. Que el mando tiene contrapartidas cuando se ejerce con el desastre como conclusión. Y si hoy  hay ya quien discute al mismo Papa, desde la Iglesia, pues que se tienten la ropa cardenales, arzobispos, obispos, párrocos y meritorios.

Concluyo deseándole a Fray Jorge Gibert, cisterciense, del que guardo un importante recuerdo, y mis lectores creo que saben que no me encandilo con un cura, obispo o cardenal más tontos que Pichote, que por desgracia abundan, que el Señor le reciba con el abrazo al siervo bueno y fiel. R.I.P.

 

Comentarios
16 comentarios en “Ha fallecido Jorge Gibert, cisterciense
  1. Todo lo que pueda decirse de bueno de este extraordinario monje, a quién conocí y traté durante varios años, es poco.
    Lo que nadie ha dicho, aunque sí insinuado muy sutilmente el autor del artículo, es que el P. Jordi Gibert y toda la comunidad cirterciense de Sta. María de Valdedios, fueron victimas de la irresponsabilidad y capricho de un obispo de feroz ambición y afán de protagonismo que, de un plumazo, arruinó el presente y futuro de la pequeña comunidad de «monjes blancos» que terminó diseminada por diferentes cenobios de la Órden. Todo para que ocupase el cenobio ya redtaurado, una desconocida congregación de reciente creación en Francia, «Les Frères de St. Jean», unos frailes grises hasta de hábito; sin carisma definido
    que abandonaron el proyecto caprichoso del obispo Osoro antes del año. Ahora lo ocupan unas religiosas, también de reciente fundación, las «Carmelitas Samaritanas». Nada que ver con lo que fue Valdedios en tiempos no tan lejanos.
    Desacanse en paz el venerable, respetado y querido P. Jorge.

  2. Fray Gibert hizo muchisimo por el monasterio de Valdedios y pienso que , al final, poco se lo agradecieron…Osoro creo que anduvo de por medio con repecto a su marcha.Me pregunto que sería de su estupenda biblioteca que él generosamente donó y , por lo que he leido, estuvo un tiempo arrinconada sin saber que hacer con ella…..Hoy el monasterio esta ocupado por unas religiosas carmelitas antaño contemplativas y reconvertidas en samaritanas con salida al mundo.

  3. Pues a usted le causaría buena impresión pero este señor de monje tenía poco y de religioso menos.
    En esa comunidad ocurria de todo y bueno nada.
    La versión oficial de cierre fue que eran pocos pero eran cinco. Asi que ni tan pocos.
    Osoro, que no es santo de mi devoción, como usted bien sabe intervino porque uno de los monjes, irlandes de nacionalidad y actualmente creo en Sobrado, fue llorando al arzobispo denunciando lo que se vivía en la comunidad que según sus acusaciones erán que mantenían relaciones homosexuales entre ellos.
    Osoro contactó con otros abades de la orden para ver si podian mandar monjes que pusieran orden y no tuvo respuesta afirmativa por lo que inició en Roma, después de una dura visita canónica el proceso de disolución del monasterio, el cual tenía una situación canónica especial pues había sido fundación diocesana y no estaba federado dentro de la OCSO, donde habían solicitado la admisión que les fue denegada y terminó estando asociado de una forma especial a la federación de las Bernardas.
    Actualmente era profesor en el PREM. En un principio estuvo en Cobreces, tras cerrarse el monasterio y luego estuvo tiempo en Escalonias. Ahora parece que habría vuelto a Cobreces pero no se exactamente donde tendría la estabilidad.

    1. El P. Jorge Gibert jamás estuvo en Escalonias, desde el 2009 y hasta su fallecimiento, ha estado en Viaceli, donde tenía hecha su estabilidad.

      1. El padre Gibert estuvo una temporada en Escalonias siendo profesor del PREM. Donde tendría la estabilidad no lo sé. Cuando Roma cerró la comunidad fue a Viaceli, Cóbreces.

    2. Son muy graves las acusaciones que haces; creo que has oido campanas pero no sabes dónde suenan.
      Conocí a todos los miembros de la Comunidad desde sus inicios y si bien es posible que hubiese algún monje o postulante homosexual como en cualquier otro colectivo, puedo asegurar que jamás observé ningún comportamiento extraño y pasé en clausura largas temporadas. Sí es cierto que el Vaticano envió un visitador a instancia del Abad General de la Orden que sí tenía conflicto personal con el prior; tal vez envidias pero nada más.
      Ni Laurent, el monje irlandés al que haces referencia, ni Massimo el subprior, ni Enrique el cocinero, Rafael, José o Lorenzo acudieron a pedir socorro a Osoro; las órdenes monásticas no funcionan así.

  4. Pues a usted le causaría buena impresión pero este señor de monje tenía poco y de religioso menos.
    En esa comunidad ocurria de todo y bueno nada.
    La versión oficial de cierre fue que eran pocos pero eran cinco. Asi que ni tan pocos.
    Osoro, que no es santo de mi devoción, como usted bien sabe intervino porque uno de los monjes, irlandes de nacionalidad y actualmente creo en Sobrado, fue llorando al arzobispo denunciando lo que se vivía en la comunidad que según sus acusaciones erán que mantenían relaciones homosexuales entre ellos.
    Osoro contactó con otros abades de la orden para ver si podian mandar monjes que pusieran orden y no tuvo respuesta afirmativa por lo que inició en Roma, después de una dura visita canónica el proceso de disolución del monasterio, el cual tenía una situación canónica especial pues había sido fundación diocesana y no estaba federado dentro de la OCSO, donde habían solicitado la admisión que les fue denegada y terminó estando asociado de una forma especial a la federación de las Bernardas.
    Actualmente era profesor en el PREM. En un principio estuvo en Cobreces, tras cerrarse el monasterio y luego estuvo tiempo en Escalonias. Ahora parece que habría vuelto a Cobreces pero no se exactamente donde tendría la estabilidad.

      1. El cierre de comunidad dándoles la oportunidad de su ingreso en otras casas.
        A mi Osoro me cae como un tiro pero en este caso actúo como debía. En esa comunidad San Benito también hubiese cogido el báculo y Gibert como Prior un tremendo error.

  5. En paz descanse. Hizo una gran labor en Valdediós, primordialmente buscando la recuperación de la vida monástica en Valdediós, colaborando activamente en su restauración, impulsando la iniciativa cultural del «Amigos de Valdediós», que estaba dando ya pr frutos que auguraban cosechas posteriores muy fructíferas…pero que otros intereses cortaron de raíz, entre el obispo Osoro y el general de la orden de aquel entonces…

    Pego aquí unos enlaces de la prensa asturiana de 2009, cuando fueron obligados a abandonar Valdediós:

    https://www.lne.es/centro/2009/01/26/gibert-salida-valdedios-dificil-entender-dificil-aceptar/719771.html

    https://www.lne.es/asturias/2009/02/10/echar-culpa-don-carlos/724702.html

  6. En Valdedios estuvo luego la Comunidad de San Juan, calumniada hace unos días en RD, lo que no significa que no tuvieran problemas, empezando por las acusaciones al fundador, pero nada que ver con lo relatado por RD. Se quiso poner un noviciado de la congregación en lengua española, pero ignoro el motivo no duró nada. Una pena. Descanse en paz el benemérito cisterciense.

  7. Descanse en paz. Estaba haciendo una gran labor en Valdediós y con el añadido de la estupenda iniciativa cultural de Amigos de Valdediós, si bien lo primordial era la recuperación monástica de Valdediós, donde la comunidad cisterciense de la que era prior se mantuvo durante 16 años y hubiera continuado sino hubiera habido intereses contrarios a ello…por una parte Osoro y por otra, por lo visto, el General de su orden… Hay cosas que no se pueden entender…

    Pego algunos enlaces publicados en la prensa asturiana del momento:

    https://www.lne.es/centro/2009/01/26/gibert-salida-valdedios-dificil-entender-dificil-aceptar/719771.html

    https://www.lne.es/asturias/2009/02/10/echar-culpa-don-carlos/724702.html

  8. El padre Gibert solo estaba acompañado por otro fraile italiano y un mandadero, por lo que no formaba comunidad, creo que fue la razón por lo que tuvo que trasladarse a otro monasterio.
    Le sucedió la Comunidad de San Juan, francesa, en tiempo de M.Osoro, hasta el 30/6/2012 que el superior, P. Tarsicio devolvió el convento a la Diócesis.
    Actualmente lo ocupan las Carmelitas Samaritanas.

  9. Mis condolencias a la familia cisterciense, a la que tanto le debo. Especialmente a la comunidad de Santa María de Huerta, —mi segunda casa— que desde hace 15 años me viene acogiendo como a un hijo. Y también a la de La Oliva, en Carcastillo, donde siempre me recibieron cuando no podía alojarme en Huerta. A lo largo del pasado año 2018, he tenido el gusto de poder acompañar, bastantes jueves, a los monjes de San Isidro de Dueñas en el rezo de nova.

    Decir, finalmente, que la comunidad de Santa María de Huerta, con la que mantengo estrechos vínculos, no ha hecho más que suscitar nuevas vocaciones desde que la visito. Además de aumentar el número de monjes que componen dicha comunidad, sirven de vivero para nutrir a otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *