PUBLICIDAD

Germán Arana SJ

|

Muy preocupante este jesuita:

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2019/11/el-padrino-de-omella.html

¿Alguien nos puede decir cuándo y dónde nació?

P.D.: Gracias a un amable lector ya sabemos los años de  Germán Arana Beorlegui. Tiene 71 años que serán 72 el 15 de marzo de 2020. Por lo que todavía puede dar bastante guerra. Se le terminará cuando concluya el pontificado de Francisco. Gracias a quien nos facilitó el dato.

11 comentarios en “Germán Arana SJ
  1. Pero bueno. Ustedes están locos. Conozco personalmente al p. ARANA. Es un hombre fantástico. Una persona de Dios al servicio de todos, especialmente de los sacerdotes. Que pena da leer estas páginas en las cuales casi nunca se nombra a Jesús de Nazaret y su Evangelio. Solo hablan de su política eclesial. Me quedo con el P. German Arana y desde aquí le envio saludos. Aunque como persona inteligente que es no leera esta basura.

  2. Hace unos años estuve a punto de ir a unos ejercicios de mes pero tuve una corazonada por la desazón que sentía al pensar en ir, un desasosiego que no pude explicar pero que hizo que no me apuntara ni diera los datos e información que piden para seleccionar a los ejercitantes. En el momento que lo descarté sentí una paz inmensa. y hoy me alegro cada vez más.

  3. ¿Que no tiene ambiciones? Pues peor me lo pone. Entoces se trata de un enfermo mental muy pero que muy peligroso.
    Hasta ahora lo que se ha hecho público sobre sus acciones, le deja como una persona mala malísima, aunque su madre fuese una santa.
    Habla por hablar, sin referencias. Un prepotente que humilla cada vez que habla. Que no guarda secreto de confidencias. Qué prejuzga conciencias. Qué manipula y hace valer su autoridad del terror.
    Pero a todo cerdo le llega su San Martín. Y este de cerdo tiene hasta los andares

  4. Este tipo dicen que es DE LO MALO, LO PEOR.
    Desconozco si es cierto, pues no tengo el gusto, o el disgusto, de conocerle personalmente, pero creo que tampoco me pierdo gran cosa.

  5. No tengo su edad exacta. Nació en San Sebastián en el seno de una familia muy cristiana. Su madre, D. Amparo Beorlegui, murió muy joven. Era una santa que daba ejemplo a todo el mundo aceptando la posibilidad de una muerte prematura, como aasí sucedió. Su padre, D. Germán Arana, era una especie de sabio despistado, muy religioso, ingeniero de profesión. Entró al seminario después de acabar preuniversitario, cuando todos creíamos que iba para ingeniero. Germán es un místico y no conozco a ningún místico intrigante. Todavía tiene una tía de cerca de 100 años en Logroño, hermano, cuñada y sobrinos. Creánme, podrá equivocarse, pero nada de lo que haga o deje de hacer tiene que ver con ambicines personales.

    1. ¿Que no tiene ambiciones? Pues peor me lo pone. Entoces se trata de un enfermo mental muy pero que muy peligroso.
      Hasta ahora lo que se ha hecho público sobre sus acciones, le deja como una persona mala malísima, aunque su madre fuese una santa.
      Habla por hablar, sin referencias. Un prepotente que humilla cada vez que habla. Que no guarda secreto de confidencias. Qué prejuzga conciencias. Qué manipula y hace valer su autoridad del terror.
      Pero a todo cerdo le llega su San Martín. Y este de cerdo tiene hasta los andares

    2. Germán Arana es un jesuita manipulador y retorcido que gracias a su amistad con el no menos perverso Bergoglio tiene atemorizados al episcopado y a buena parte del clero español. Estuvo detrás de la destitución de Mons. Ureña tras enviar a Bergoglio una carta en la que acusaba al Arzobispo de Zaragoza de practicar la homosexualidad de manera notoria y escandalosa, alegando testimonios falsos y mendaces. Ha estado detrás de los peores nombramientos episcopales recientes y de las más viles maniobras para quitar de en medio a obispos, evitar que determinados sacerdotes ascendieran al episcopado o para reducir al estado laical a un buen número de presbíteros, atemorizando también a seminaristas de varias diócesis y a novicios de diferentes órdenes religiosas.
      Es el momento de denunciar sin complejos y con absoluta claridad las maniobras arteras y mafiosas de este hijo de Satanás. Os animo a informar con detalle en casas y comunidades jesuitas de toda España (direcciones y teléfonos en internet) para ver si sus correligionarios se caen del guindo; realmente la estulticia es aún peor que la maldad y a buena parte de los sucesores de San Ignacio se les han hecho los sesos agua. También a informar a los Episcopados de toda España; seminarios, para evitar que este perverso entre a malograr vocaciones rectas; órdenes religiosas, muchas de ellas contaminadas por los mismos jesuitas, para que al menos sepan la maldad que anida en quienes les han llevado al abismo; a la Nunciatura, cuando el bueno de Bernardito tome por fin posesión, que ya va siendo hora con el trabajo que tiene por delante el filipino, con las renuncias y vacantes en 2019-20 en más de 15 Diócesis; y en definitiva, habría que denunciarle a la Fiscalía y a la Santa Sede (Congregación de Religiosos) para que responda de sus actos viles y miserables con la expulsión de la Compañía, la reducción al estado laical y si procede, que entiendo que sí, con su procesamiento y condena de prisión.
      Sería bueno que cada uno de vosotros haga una parte, lo que pueda; yo con mi profesión, clases en la Universidad y nuestros 7 hijos, sólo dispongo de 15min al día a partir de las 23h. Pero quienes tengáis más tiempo libre, os propongo que sigáis esos pasos para desenmascarar a este infame y miserable que tanto daño a hecho a la Iglesia en España. Mucho ánimo y con S. Juan Pablo II, duc in Altum!
      Nota de F. de la C.: Tengo muy mal concepto de Arana pero usted dice cosas que requerirían pruebas que no da. Lo que podría dar lugar a que le llevara a los tribunales en reclamación civil o penal. No se puede llamar a una persona delincuente si no está condenado. Y evidentemente no es el caso.

    1. German Araña urdio la destitucion de Mons. Ureña junto a Juan José Omella, el Cardenal Santos Abril y el difunto Yanes. Para ello envío a su amigo Bergoglio una carta en la que acusaba a Ureña de un comportamiento moral desordenado y aberrante aduciendo testimonios y hechos falsos. Es un jesuita manipulador y retorcido que tiene atemorizados a la práctica totalidad de los obispos españoles que temen una destitucion como la de Ureña si se salen del guión francisquista. Os animo a plantarle cara denunciando su conducta en comunidades de jesuitas, seminarios, episcopados, prensa, etc para que sea expulsado de la Compañía, reducido al estado laical y en la medida de lo posible, procesado y condenado.
      Nota de F. de la C.: Una cosa es ser crítico o muy crítico con Arana cosa que me parece más que justificada y otra suponerle o sospecharle conductas delictivas para lo que harían falta unas pruebas que yo desconozco. Para eso no bastan comentarios de fuentes desconocidas, conjeturas o rumores más o menos vagos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *