PUBLICIDAD

Estos son los salesianos que se van de Zamora

Comentarios
19 comentarios en “Estos son los salesianos que se van de Zamora
  1. Quedo admirado del poco respeto vertido en muchos comentarios tan «católicos», hacia los ancianos y los consagrados, ambos don de Dios.

  2. Entre los nombramientos de hoy sorprende la inclusión vergonzosa de un sacerdote muy conocido en Roma cuando estudió en la universidad del Opus Dei y no para bien por sus amistades y su proximidad a la mafia lavanda al que el Papa ha colocado de auxiliar en Karaganda. Benedicto nombraba a Schneiders, Francisco nombra a estos especímenes, qué le vamos a hacer. Por suerte no ha caído en una sede más importante.

  3. Gracias por no comentar, don Francisco José. A veces es mejor morderse la lengua. Mis mejores deseos para usted y su familia en este día de San Pedro y San Pablo.

  4. ¿Estas órdenes buscan vocaciones? No he encontrado en la web de los salesianos provincia De Santiago ni una página sobre cuál es el camino vocacional, duración, requisitos, estudios que se realizarían ni nada. ¿A qué aspiran? Menos dinero a formación y más para las residencias de ancianos pensarán algunos…

  5. Exactamente como la grandísima mayoría de las comunidades de religiosos en España. Salvo las raras excepciones en las que, al lado de un batallón de jubilados refunfuñones, uno encuentra de vez en cuando a un fraile de hábito, que osa vivir las observancias.

  6. El más joven, el de la izquierda, el Inspector como lo llaman ellos, es decir, el Provincial. Es el más joven… y el resto es un buen reflejo de cómo está la Congregación: sin apenas jóvenes ni vocaciones, y desde luego, poco estilo sacerdotal en el estar y el vestir.
    Como siempre, en vez de lamentar el cierre de casas salesianas, una tras otra, y admitir la situación de crisis profundísima ya que trabajando entre jóvenes no surgen vocaciones entre ellos, hablan de un cambio muy genérico: «el proceso de reorganización de las presencias salesianas en nuestro país», mareando la perdiz: «un proceso de discernimiento sobre la configuración de la comunidad, la misión y tareas que se llevan a cabo y los posibles escenarios de la presencia salesiana en la ciudad». ¿Por qué no hablan de la falta de vocaciones, de la necesidad de orar por las vocaciones y de impulsar una seria pastoral vocacional y juvenil en sus Colegios, Oratorios y Centros juveniles?
    Caminan al abismo: «el abismo llama al abismo».

    1. Podría comentarle algo sobre todos ellos, tras años de frecuentar la hoy (no sabemos si aún lo será en septiembre), parroquia de María Auxiliadora… Ahora sólo diré que siento una pena infinita…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *