PUBLICIDAD

Este Sorondo no es más tonto ni entrenándose

|

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=25601 Como el Papa no se decida a barrer tanta basura ésta va a sepultar al Papa. Decir que la autoridad de la Iglesia es la misma sobre el cambio climático que sobre el aborto es una cretinez difícilmente superable. La estupidez de Fisichella sobre la excomunión latae sententia a los que critican al Papa parecía difícil de superar pero Sorondo, tan orondo, lo consigue. Si alguien pensó que en la Iglesia de hoy no cabían más imbéciles evidentemente estaba equivocado.

Ayúdanos a seguir informando

0 comentarios en “Este Sorondo no es más tonto ni entrenándose
  1. Pregunto si, S.I. Sorondo, no parece un poco sordono, pues diría casi seguro que en la Facultad de Teología no estaba por la oída.
    Y lo de S. E. Fisichella, excomulgando a diestra y siniestra a quién no diga a todo que sí en las ocurrencia de SS., es de aurora boreal, pero eso sí, parece que S. E. no ve la biga en el ojo moral del crimen del aborto. Por favor, llegado su momento, cuando estas Eminencias salgan unos obligados por la edad, otros porque al final los echen… pasen el pestillo de la puerta para evitarnos más vergüenzas y disparates. ¡En qué manos estamos! Dios nos asista.

  2. Permítanme disentir, humildemente.
    “Dame pan y llámame tonto”.
    En España tenemos ejemplo en alguno que se embolsa, de por vida, más de 200.000 euros anuales por rascarse las juntas de las perneras del pantalón.
    “La herejía que viene será la más peligrosa de todas; ella consiste en la exageración del respeto debido al Papa y la extensión ilegítima de su infalibilidad”. (Padre Henri Le Floch).
    En esas estamos. A los católicos formados les causará risa, pero a no pocos les calará el mensaje.
    Los papeles secretos de la Alta Venta de los Carbonarios que cayeron en manos del Papa Gregorio XVI, y fueron publicados a pedido del Papa Pío IX (por el Breve de aprobación del 25 de febrero de 1861 dirigido al autor, Pío IX confirma la autenticidad de los documentos), por Crétineau-Joly en su obra «La Iglesia romana y la revolución” (el libro se puede encontrar Internet), exponen:
    «El Papa, cualquiera que sea, jamás vendrá a las sociedades secretas: a ellas corresponde dar el primer paso hacia la Iglesia para vencer a ambos… No queremos ganar a los Papas para nuestra causa, hacerlos neófitos de nuestros principios, propagadores de nuestras ideas. Sería un sueño ridículo…Lo que debemos pedir, lo que debemos buscar y esperar como los judíos esperan el Mesías, es un papa según nuestras necesidades…
    Así marcharemos con más seguridad al asalto de la Iglesia que con los liberales de nuestros hermanos de Francia y el mismo oro de Inglaterra. ¿Queréis saber la razón? Es que con ello, para destrozar la roca sobre la que Dios construyó su Iglesia, ya no necesitamos el vinagre anibalino, ni la pólvora del cañón; ya no necesitamos ni siquiera nuestros brazos. Tenemos el dedo meñique del sucesor de Pedro comprometido en la conjura, y ese dedo vale en esta cruzada más que todos los Urbano II y todos los San Bernardo de la Cristiandad…”.
    Me parece que, no pocos, creen que ese “papa según nuestras necesidades” ha llegado.

  3. Fisichella es otro hallazgo de Su Germanidad, el cual, escogiendo colaboradores, era pésimo, y este Sorondo es un verdadero disminuido mental, dicho sea con todo mi respeto hacia los que nacen con algún defecto físico o síquico, que también son de Dios y dignos (más que otros muy perfectos) de ser amados, respetados y queridos.

  4. Será posible tanta estupidez? ¿Es lo mismo que el Papa defienda de la vida humana ante el aborto, o que me diga que prenda o no una estufa?

  5. Qué vergüenza! Ese tal Sorondo debería ir a un parvulario. Un signo de la grave descomposición de la Iglesia, ver a un jumento como ése, dirigiendo la Academia Pontificia de la Ciencia.
    Que lea el Denzinger y en especial el Concilio Vaticano I, cuando habla de la competencia y obligación de la Iglesia a pronunciarse y a iluminar con su autoridad, los temas de ley natural. Y ante todo está el derecho a la vida, que se posibilita o se comete un asesinato.
    Sobre el cambio climático no hay nada definido.
    Pero si Salinas sigue pontificando en Mallorca, a pesar, de sus historias acordes con la ley natural, porque no puede seguir el tal zambombo en la Academia de la Ciencia?

  6. Imbéciles con la venia de Su Santidad en cargos.
    En el pasado he tenido jefes inútiles que les molestaban los colaboradores brillantes… así que organizaban los departamentos para parecer más que otros y destacar. Es lo que se me viene a la cabeza del mundo empresarial….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *