PUBLICIDAD

¿Están matando a la Iglesia?

|

Yo diría que sí.

Comentarios
9 comentarios en “¿Están matando a la Iglesia?
  1. https://www.hispanidad.com/sociedad/moncloa-imita-stalin-manipula-fotografia-con-lideres-g-20-destacar-presencia-pedro-sanchez_12038395_102.html dice:

    Yo más bien diría que la Iglesia padece una larga enfermedad, con agravamientos periódicos, como los que menciona Enrique, pero hubo otros mucho peores, como el arrianismo y de todos salió, no se curó, pero se quitó la gravedad. Ahora está muy grave, ya pasará. Seguramente no lo veremos nosotros, pero pasará y se volverá a una enfermedad leve y a´si sucesivamente.

    En mi pueblo dicen que no hay nada como una larga enfermedad para no morirse. Pero lo verdaderamente importante es que el dueño no lo va a permitir.

  2. Sin duda, El Diablo se ha camuflado entre birretes fucsia y sotanas.
    Sotanas poquitas, porque no están de moda, pero los birretes facilitan buena carrera con el apoyo de los de arriba.
    Saludos a Pedro…Botero

  3. Hubo un tiempo (alrededor de 1410) en que había tres papas. Y antes, entre los años 882 y 1046 se sucedieron más de 40 papas y antipapas, quienes, en gran parte indignos y pertenecientes a las más poderosas familias romanas, llevaron consigo a la sede pontificia preocupaciones e intereses primordialmente temporales. Ni unos ni otros pudieron cargarse a la Iglesia. Claro que en esas grandes crisis de los siglos X y XV, el pueblo seguía fiel, en gran medida. En cambio, hoy día el pueblo ha desertado y la jerarquía, en muchos casos corrupta, también está en manos de poderosos lobbies.

    1. El pueblo no ha desertado nada; ha sido simplemente abandonado y corrompido desde arriba. Si ha dejado de ir a Misa, es porque primero le han arrebatado la Misa de todos los tiempos para reemplazarla con un show off «presidido» por un sacerdote, que no es más «celebrante», sino «presidente de la asamblea»… Imagine Ud. qué fantástico, ir a asambleas -que son aburridísimas- una vez a la semana en forma preceptiva, para escuchar al predicador decir las sandeces que le vengan al magín, a veces sociológicas, a veces simplemente marxistas…
      No… lo que ha habido aquí ha sido un masiva deserción de la jerarquía desde 1963, in crescendo… Pocos se han mantenido fieles, pero la generalidad han sido de aquellos que afirman -¡locura insana!- «yo me salvo o me condeno con el papa….».
      Nosotros preferimos salvarnos, con o sin él. Ciertamente, ninguno de los sucesores de Juan XXIII ha abordado los problemas graves de la Iglesia con ciega confianza en el Altísimo, restaurando la Fe, la Moral y la Liturgia, así que no lo echemos la culpa a quien no la tiene.

  4. Por supuesto, pero esto viene de lejos: no es de ayer ni de antes de ayer. Empezó con un aprendiz de brujo al que sorprendió una muerte prematura (tras un breve pontificado) y con su sucesor, hombre de enorme altura intelectual e inmensa pequeñez para lo importante, que era cortar de raíz toda sublevación o actitud levantisca contra el magisterio. En vez de hacerlo, miró al soslayo, fuese y no hubo nada. Los dos personajes que menciono con indirectas son ahora santos, santos a los que no pienso pedirles un favor y, mucho menos, su intercesión. Me quedo con otros, que para eso hay tantos: San Juan el Bautista, San Juan el Evangelista, San Juan Damasceno, San Juan Crisóstomo y así hasta cerca de doscientos santos más llamados Juan (como yo, que llevo a Dios en mis dos nombres, porque Juan significa «Dios misericordioso» y Manuel, «Dios con nosotros»; ¿qué más necesito si llevo a Dios por partida doble?).

  5. Se trata de la Catedral de Milán el día de su santo patrón, San Carlos Borromeo. Hay que tener en cuenta que se trata de la diócesis más grande y una de las más históricas del mundo.

    1. Muchas gracias Hermenegildo por la aclaración pues desconocía dónde era. Solo cabe rezar más para no desfallecer y tener fuerzas en las catequesis de los niños encargadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *