PUBLICIDAD

Espiritualidad…¡extraterrestre!

|

Resultado de imagen de ecxtrterrestres

Acogida en el monasterio de Montserrat.

https://www.dolcacatalunya.com/2017/09/els-monjos-montserrat-acullen-congres-despiritualitat-extraterrestre/

http://infocatolica.com/blog/infories.php/1709201113-iquienes-son-los-ponentes-en

Ils sont fous ces benedictins? Parece que se esfuerzan en demostrarlo. ¿O la pela es la pela?

Comentarios
11 comentarios en “Espiritualidad…¡extraterrestre!
  1. Muy propio en la senda de la desacralización descatolizando.Podrán decir que no hacen más que seguir el cuidado de la naturaleza al que incita Francisco en Laudato Sí.
    Pero los hechos:»Nos enteramos hace tiempo por la revista Traveler que Montserrat “no és només un monestir ni una muntanya sinó un punt calent del contactisme”. En aquest sentit, assegura que s’han registrat contactes des del 1977 i informa que cada dia 11 se celebren trobades per intentar contactar amb OVNIS.
    Sembla que s’està complint el somni de l’ex-monjo Vila-Abadal. Montserrat ja no és un monestir catòlic, sinó interconfessional i intergalàctic»
    ¡Que se está cumpliendo el sueño del monjo Vila-Abadal de que Monserrat ya no es un monasterio católico sino interconfesional e intergaláctico!. También hay que cuidar las galaxias pasándoles de cuando en cuando un plumero para quitarles la telarañas que van dejado los milenios de años luz. Vila-Abadal soñaba y soñaba hasta que se ha cumplido y ahora ahí están venga a contactar, hasta tal punto que se levantó un escándalo y se desplazaron los bolonios para engatusar y tapar.
    Así que ya lo sabemos : Ni montaña ni monasterio, es punto caliente. No monasterio católico sino interconfesional e intergaláctico. No lo dicen los monjos sino otros por ellos que acuden cada día 11 para contactar con OUNIS de carne y hueso.
    Cuando se desacraliza la gente descatolizándose ocurren cosas así de ufología, agüeros, hechicerías y demás cosas supersticiosas.
    Si uno se entera de la biografía del monjo Ernesto-Hilario comprende que hay gente para todo:
    Hilari Raguer – Wikipedia, la enciclopedia libre
    https://es.wikipedia.org/wiki/Hilari_Raguer
    Hilari (Ernest) Raguer i Suñer (Madrid, 1928) es un religioso e historiador español. Bautizado como Ernest, adoptó el nombre de Hilari al profesar.​ …
    ‎Biografía · ‎Posicionamientos … · ‎Obras · ‎Religiosos

  2. ¿No está en esta tenida satánica uno que dizque fue jesuita?¿No es un peón benedictino del Maligno uno que anda por ahí diciendo que los mártires de la guerra eran los únicos culpables de su muerte?¿Qué esperan de semejante colección de excrementos inservibles incluso para abono?

  3. Vivir activamente
    Historia de un Ángel junto al lecho de un moribundo

    Fray Joseph Graziano OP
    20 de Septiembre de 2017

    «… Para que nuestra alegría sea plena.» (1 Jo. 1,4).
    Morir activamente:

    Esa frase la susurró una enfermera a la familia muy cerca de su cama. No hay noticias para tí, por supuesto.
    Conociste la muerte durante semanas y susurraste un diálogo con la misma en la solitaria oscuridad. La sentiste en tus huesos y en ese lugar de tus vísceras, donde supusiste que tu hígado canceroso estaba al acecho.

    Morir activamente.

    Sí, sabías que te morías. Sentías que la muerte se extendía gradualmente a través de tu cuerpo. Alguien más dijo finalmente la verdad más real, más conmovedora:

    Morir activamente.

    Podría haberlo dicho hace semanas.

    El dolor y las drogas han enterrado el día, pero en tu estado de sueño, tus pensamientos, los recuerdos y los deseos casi olvidados, no se quedaron quietos mientras se arremolinaban alrededor de tu cabeza. Las súplicas lamentables de tu corazón destrozado no te ayudaban.
    Siguieron susurrándote planes funerarios y palabras reconfortantes mientras trataban de ignorar el paisaje montañoso de la pantalla negra que se erguía junto a tu cama.
    Cada pálpito de tu corazón te hacía ahondar en el triste dolor de las despedidas llorosas.
    Si alguien pretendía ayudarte y consolarte, le frustraba el no poder hacerlo. Así que retornaba a sus pensamientos.

    Te incomodaban las imágenes que huían de tí. Seguían volviendo a algo importante que todavía necesitabas hacer, o a alguien a quien debías ver antes de que tu tiempo se agotara. No sabías de quién se trataba.

    La liturgia exequial: De alguna manera todo estaba relacionado con un funeral. No le hay en ese momento, pero sí hace unos años: Alguien dijo en el funeral de Jimmy, años atrás, unas palabras que te impactaron, y que en ese momento de la muerte reforzaban tu flacidez. ¿Qué relación había entre esa muerte con tus últimos momentos? ¿Se refería a las palabra de vida? Ni la vida ni la muerte pueden separarnos del Amor de Cristo.

    Llegados a la hora de la misericordia, -las 15 horas- me miras a la derecha y me ves junto a tu cama. Sonríes, sorprendido de no estar sorprendido de verme. Mi total familiaridad te confunde. Me conoces como a un viejo amigo, pero no puedo pensar en cuándo me convertí en parte de tu vida o si, de alguna manera, siempre estuve en ella.

    Otra distracción: Un hombre de negro entra en la habitación. Y te digo que ese extraño es el hombre que esperabas, al que necesitas ver antes de partir.
    Y comienza diciendo: «La Paz del Señor sea con todos vosotros.»

    La gracia de sus palabras, como una lluvia fría, lavó todos los pecados que atormentaban tu corazón.
    La paz que te dejó, atravesó profundamente tu corazón como una lanza, y todo tu dolor fluyó como agua.
    Su paz se asentó en tu corazón y comenzó a crecer. Tus preocupaciones encontraron reposo, tus pensamientos se aclararon.
    Recordaste de repente la gloria que habías venido a esperar en tu liturgia fúnebre hace tantos años y el nuevo fundamento de tu fe que acababa de comenzar en ese encuentro.
    Este momento podría conducirte a la felicidad eterna con Aquél a Quien habías llegado a amar. Este pensamiento surgió en tu mente como una marea, empujando hacia fuera tus miedos y dudas y dejando una anticipación casi vertiginosa.

    El final, ¿Era sólo el principio?

    La inmensidad de lo real, que se encuentra en los zigzagueos y conjeturas que traspasan el limitado velo de los sentidos, se despliega ante tí, mientras abandonas este valle de lágrimas.
    Tu corazón exulta, inflamado por una sinfonía misteriosa que se esconde al borde de tu comprensión y va en un imparable crescendo, esperando darte la bienvenida más adelante, mezclada con la llamada quejosa de la gaviota y del albatros en alguna costa a la que llegas.
    La brisa del primer vislumbre de esta ignota Patria, aderezada con el olor del ciprés, cubierto de nieve, besa tu mejilla.
    Y luego, detrás de ti, aparece la risa y el calor de una chimenea de la olvidada Nochebuena.

    Tu turno:

    Durante toda tu vida, he tratado de guiarte, custodiarte, persuadirte hasta la llegada de este momento.
    Muchos han dado media vuelta al ver que la verdad de la Gloria que encontraban en sí mismos, sólo les causaba odio a la alegría.
    En la muerte, estas almas tristes sólo pueden despreciar el Rostro de Dios, porque en la vida, tan sólo escogieron rechazar Su gracia.

    ¿Pero y tu? Caes en la cuenta de que toda esta hermosura simplemente es un tenue reflejo de la verdadera Belleza que todo lo creó.
    Todos los anhelos y deseos, cada amor apagado y cada alegría pasajera son conducidos a este puerto.
    El deseo de este Rostro te dolía y te quemaba por dentro. Allí, por fin, encontraste a Aquél a Quien tu corazón anhela.

    Lo contemplas con un amor impregnado de temor, y la mirada del Amor expulsa todo temor y redime todo dolor.
    Por un momento, o tal vez por un instante, la abrasadora Verdad de Su mirada quema tus imperfecciones y locuras hasta que te encuentras en la paz y la alegría perfectas.
    Aquí, por fin estás en tu casa. Ahora, en la Verdad descansa la esperanza más allá del deseo, que la fe por encima de la razón llevaba.
    Y puesto que la fe se desvanece ante la visión y la esperanza ante la posesión, abandonas tu cuerpo por un tiempo, sumergido en experiencias demasiado grandes y hermosas para ser expresadas en palabras.

  4. Leer para creer… En fin, miren, si en el espacio hay menos herejes, menos apóstatas, menos descreídos y, sobre todo, menos cretinos que en la Tierra, yo me apunto a ese carro (mejor dicho, a esa nave), ¡Pero ya mismo…!

  5. Eso es cualquier cosa menos un monasterio benedictino. Dirigidos por la madame secesionista alli hay de todo menos vida religiosa. Y lo malo es que no solo son ellos toda la congregacion sublacense-casinense cojea del mismo pie. Se han entregado a satanas, como el actuan y como el acaban: en el abismo, hacia alli caminan.

  6. Recomiendo el post de INFOCATOLICA es divertidisimo. Parece que es un post humoristico, un fake, pero es completamente real.
    Ahora tengo que decir una cosa, a pesar de la ristra de timadores y de trileros que se van a juntar en Monserrat, no les llegan a la suela de los zapatos, a los PUJOL, MAS, COCOMOTXO Y TODA LA BANDA DEL 3% Y LOS DE LAS CUP Y LA COLACAU.

  7. Alguien que pensara acercarse a la Iglesia y lee esa noticia, se aleja lo más posible.

    Pero alegrémonos, estas cosas son las que nos confirman que la Iglesia es la única verdadera, como se decía antes, porque si no lo fuera, con gentes de este jaez, se habría ido a la porra hace mucho.

  8. Me parece buena idea celebrar dicho evento en Monserrat, A ver si una nave extraterrestre lo suficientemente grande los abduce a todos, monjes incluidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.