PUBLICIDAD

Esperpéntico

|

 

39 comentarios en “Esperpéntico
  1. Lo consecuente con estos prelados con disfraz amzonita y con la dialéctia del contertulio «miquel», sería que se exhibieran en plumas y taparrabos , nada de túnicas elboradas que son burguesas y decadentes.
    Tampoco los clérigos de la religión amazonita del jardín vaticano estuvieron sin sotanas ni enseñando el ombligo. ¿Se imaginan si fuera gente razonable y consecuente y actuaran en plan de cultura ecológica del buen salvage ejemplarizante?

  2. no se puso un tricornio Benedicto, pues esto el lo mismo.
    Nota de F. de la C.: Otra gilipollada: Benedicto no se puso un tricornio para celebrar misa. Esos sí las plumas

  3. Lo mmás triste y miserable de todo es que estas ideologías «humanizadoras» se sirven de los indígenas amazónicos en lugar de servirlos y vivir en pobre como los más pobres y desamparados. Resuta más que ridículo y necio a la vez.
    Los curas-pastores y pastoras ya no se ocupan de enriquecer con Cristo a las personas carentes de medios de vida intramundana ni nociones verdaderas y en lugar de Cristo les ensalzan a las pachamamas y demás idolos que los hunden en la miseria moral y cutural en la que han permanecido siglos y siglos. Descatolizar para paganizar en la interreligiosidad.
    Penoso y pasmoso en quienes se presentan como líderes e intelectuales del pedestrismo religioso naturalista. ¿Oportunistas de la actuaidad?

  4. Silencio de amigos

    Fray Josemaría Guzmán-Domínguez OP |
    22 de octubre de 2019

    El otoño invita al silencio. El sol sale tarde y se pone temprano. Los árboles pierden sus hojas y se preparan para su descanso invernal. Las criaturas se abastecen de alimentos, anticipando meses de escasez.
    La noche, el frío y la lentitud ocupan un lugar central en el reino de la naturaleza con el plácido acompañamiento del silencio.

    El otoño también nos invita disfrutar de ese silencio. Las luces eléctricas, los automóviles, teléfonos e Internet pueden tender a ocultar nuestra participación en la quietud del otoño.
    Nuestra impaciencia, el ansia de conversar, el miedo a la soledad lo obstruyen aún más. Pero, si estamos atentos, oiremos en nuestro corazón el clamor de la quietud.

    El silencio es mucho más que la mera ausencia de ruido. Significa ser resuelto, no estar ausente ante lo que tenemos delante.
    Significa escuchar y aceptar los estrechos límites de nuestras palabras.
    El silencio puede ser terriblemente incómodo. Sentarse en silencio puede revelar los pensamientos dispersos y estridentes que se entremezclan en nuestro corazón. Sentarnos en silencio también nos da la oportunidad de poner orden en nuestra vida.

    El silencio se vuelve especialmente significativo cuando se comparte entre amigos. Caminando bajo un cielo estrellado o sentados en casa junto al fuego, los amigos no necesitan intercambiar palabras todo el rato. Su presencia habla de reciprocidad y empatía.
    El amigo hace que el silencio sea más apetecible e incluso deseable. Vivido así el silencio revela la armonía que subyace en la naturaleza, en la sociedad y en nuestro corazón.

    El Papa San Juan Pablo II vivió este silencio, incluso en la concurrida Plaza de San Pedro el día de la solemne inauguración de su Pontificado.
    Al hablar con sus amigos polacos, dijo:

    ¿Qué os voy a decir a vosotros, que habéis venido de Cracovia, de la Sede de San Estanislao, de quien fui indigno sucesor durante catorce años?
    ¿Qué debería decir? Todo lo que podría decir se desvanecería en la insignificancia, comparado con lo que siente mi corazón, y el vuestro en este momento.

    Así que dejemos de lado las palabras. Que quede el gran silencio ante Dios, el silencio que se convierte en oración, cuando le decimos: ¡Quédate con nosotros, Señor!

    Busquemos un tiempo para dejar de lado las palabras en este otoño. Que sólo quede el gran silencio, un silencio compartido con Dios, Nuestro Amigo.

  5. Esa clase de demonios sale con oración, ayuno y abstinencia generalizada de marcar la crucecita en la declaración de la Renta. Hay Comunidades de Monjas de Clausura que pasan estrecheces, o nuevas fundaciones con excelente espíritu lomo Les Petites Frères et Soeurs de l´Agneau, que viven en extrema pobreza, y con esa pobreza hacen el bien a mucha gente. Los Monjes del Valle llevan dos ejercicios sin recibir la asignación que tenían para el funcionamiento de la Escolanía, para pagar a su profesorado y para el ornato de la Basílica etc…No se trata de retirar la ayuda, sino buscar casos directos.

  6. Alarma en las sacrsitias. Algunos católicos pelagianos se han dedicado a secuestrar las imágenes de la Pachamama que pios sacerdotes
    habian colocado en altares para su culto. Esta gente no han entendido que la de los pechos al aire llegó para quedarse.

    1. Me imagino que va por lo.que cuenta la página de Vidal de que un tío ( los ultras en la limitada mente de Bastante) ha cogido las estatuas o ídolos de Santa María Transpontina y los ha tirado al Tíber . Un final chusco para un asunto, el del baile, las plumas y la pachamama, que lo más suave que puede ser calificado es de chusco.

  7. Esta es la iglesia de la «misericordia», la del monarca absoluto Francisco I, el Primaveral. Que contempla, desde Santa Marta, el devastador incendio que ha creado para profanar la obra de Dios. A quienes buscamos al Señor a través de Jesucristo, nos queda el consuelo de leer las Escrituras, el Catecismo de San Juan Pablo II y seguir la dirección espiritual de sacerdotes y religios@s, valientes testigos y defensores de Jesucristo, quienes se niegan a abdicar ante los delirios de Francisco I, el Primaveral, secundado por sicarios, esbirros, trepas (hola, Osoro) y aventureros aprovechados (López Vidal, Bastante Liébana…), que pretenden pescar en río revuelto porque «no se puede detener la primavera en primavera».

  8. En lid Estados Unidos a estas personas se les acusaria de APROPIARSE de la cultura ajena. A estas personas se les perdona por ser LIBERALES.

    1. Blanca, no sabía eso en concreto (aunque no me sorprende demasiado). Pero una cosa es ver algo peculiar en algún sitio (yo también me he encontrado con cosas «curiosas» en Bélgica, y por supuesto aquí en España), algo un poco chocante, bien…, y otra cosa es ver eso mismo impuesto desde el Vaticano, y encima impuesto como la gran verdad liberadora, como un paso adelante en la paz-amor-comprensión-Nueva Evangelización

  9. Una vez que se ha abierto el melón, se comerán hasta las pipas. Veremos a los curas y obispos, proximamente, en Madrid, vestidos de Chulapos, en Toledo de Lagarteranos, en Aragón, de Maños y con cachirulo, en Sevilla, de andaluces y sombrero de picador, y así sucesivamente. Será la Galería del Adefesio y de los Mamarrachos. Qué triste, todo.

  10. Es una ofensa y burla continua, como un repugnante salivazo en pleno rostro a Jesucristo.
    «Esta clase de demonios no sale sino con Oraciones y Ayunos».
    (Mc 9, 29)

  11. un desfile desmoralizante
    en todp el sentido de la palabra
    diran que con el intento de renovacion de la iglesia habra crecido el numero de conversiones
    de ateos, gays y comunistas
    pero es directamente proporcional a la fuga de catolicos tradicionales
    y siga el corso pluma pluma
    hasta que Dios decida lo contrario

  12. Al parecer, esos monseñores no se percatan de lo terriblemente antiecológicos que son esos penachos con los que se empluman. ¿Cuántas aves de especies exóticas y raras, tal vez en peligro de extinción, deben ser cazadas y desplumadas para que ellos hagan el ridículo? Ya que no por caridad, ni por decoro, al menos que se recaten por ecológicos.

  13. que no usen sotanas, que no usen casullas.

    Que no usen mitras.

    Que usen taparrabos.
    que usen tocados indigenas…………………

    y que se vayan con todo y Bergoglio a Amazonia, a donde nadie quiere ir màs que ellos.

    1. No, amigo mío, esta pandilla de majaderos e imbéciles, no se irán jamás a la Amazonía, porque les encantan las alfombras y moquetas, y la buena vida en los apartamentos o sacros palacios, comiendo, bebiendo y fumando. Algunos de ellos, en la selva, no se podrían tirar a los indios, pues directamente les rebañarían el cuello o arderían como teas. No tenga cuidado. Ninguno se irá para vivir entre culebras, alimañas, ratas y leones. Mucho predicar, y poco dar trigo.

  14. No sé en qué edición de la Jornada Mundial de la Juventud se incorporó el Via Crucis a los actos de la misma. No los he visto todos, pero creo que el más correcto fue el de la JMJ de Madrid en 2011, suponiendo que los demás fueran parecidos al de la de Panamá de enero de este año, donde se confundió el Via Crucis con un ballet. Sobre la representación de la Anunciación del ángel a María, también en Panamá, mejor que no hable.

    1. La tenían ya hace cincuenta años, pero parece que para algunos es una novedad que arranca en 2013. Hasta que no se han dado un baño de realidad con rostro amazónico no han saltado las alarmas. Pues a tentarse la ropa, que no hemos tocado fondo y todavía hay margen para caer más bajo.

      1. Pincho, estos esperpentos están atacando el Catecismo de JPII , las encíclicas de JPII Y BXVI, y al Vaticano II, como acaba de recordar Barndmuller. Sólo los filolerevbrianos como tú confundías el tocino con la velocidad.

        1. Esos «esperpentos», como usted les llama, son nada menos que Sucesores de los Apóstoles reunidos en comunión con el Papa reinante (con los anteriores no se sabe), y actúan con la convicción honesta y sincera de que están aplicando el Concilio como el Concilio quería ser aplicado. Las reclamaciones, al maestro armero. Por otro lado, ya somos todos mayorcitos para andar con etiquetitas. Si yo soy filolefebvriano, usted es filoluterano. ¿Ve qué fácil es descalificar con etiquetas para no tener que entrar sobre el fondo de las cuestiones? Ahora vaya por favor y explíqueselo a los señores de Infocatólica, que son los que se han caído del guindo hace dos días y todavía les duele la cabeza del golpe.

          1. Lo de esperpentos no es mío sino producto del título ESPERPENTICO. Y el anticristianismo actual tiene tanto que ver con «hace cincuenta años» como yo con Lutero, es decir, nada Y las etiquetas aciertan o no, y si no es su caso mucho mejor.

          2. PINCHO
            Eso de que actuan con la convicción honesta y sincera de que estan aplicando el concilio como el concilio quería sera aplicado no es cierto.
            Actuan como ellos querían que se aplicara el concilio.
            El concilio aunque pueda tener algun error, si se aplica en hermeneutica y continuidad con la doctrina de la IGLESIA no tiene nada que ver con las propuestas de estos herejes.
            Y si el concilio tiene algun error, lo catolico es evitarlo no caer en el.
            A mi me cuesta mucho eso de pensar que tienen convicciones honestas y sinceras en nada. Son unos putos corruptos.
            Si fueran sinceros y honestos deberían hacer lo que lutero, fundar una nueva iglesia reformada.

      2. Totalmente de acuerdo Pincho, todo esto no es nuevo, lo que pasa es que muchos estaban metidos en sus «capillitas», en sus centros, sus retiros y sus oratorios. Ahora que sus jefes se han vuelto francisquistas y les han dicho que bajen a la arena que es lo que se lleva y hay que estar con la corriente vaticana, es cuando se han dado un baño de realidad. Pues que no se asusten que todavía no se ha tocado fondo, se ha hecho un viacrucis sin Jesucristo, pero el año pasado se hizo el viacrucis rememorando a Jesucristo o a ¿quien?. Todavía se puede caer más así que se tomen trankimazin y tila abundante, que sus jefes están surfeando con la ola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *