PUBLICIDAD

Especulaciones sobre Luis Argüello, secretario de la Conferencia Episcopal

|

Ver las imágenes de origen

El actual obispo auxiliar de Valladolid, en mi opinión una de las mejores cabezas de episcopado español, y así lo valoré desde sus primeros días episcopales, llegó a la mitra por obra de Blázquez, que premiaba así a quien como vicario general le llevaba la diócesis vallisoletana.

Castellano viejo, nacido en Meneses de Campos, Palencia, el 16 de mayo  de 1953, llegó ya mayor al obispado como obispo titular de Ipagro, auxiliar de Valladolid, el 14 de abril de 2016. cuando ya tenía  63 años. Elegido secretario y portavoz de la Conferencia episcopal enseguida sobresalió en el desempeño  de ese encargo  siendo, con Guerra Campos y Martínez Camino, las figuras verdaderamente notables que hubo en la Secretaría del Episcopado.

Llegaba a Valladolid como obispo auxiliar siendo el gran conocedor de la diócesis y prácticamente quien la llevaba dada la inanidad del titular que además acababa de cumplir 74 años y al que Francisco había creado cardenal un año antes.

Y muy pronto pasó a ser considerado por todos como el lógico sucesor de Blázquez cuando Francisco le aceptase la renuncia. Que posiblemente sería a los dos o tres años de la llegada de Argüello a Valladolid pues Blázquez no era aparentemente de  los cardenales de renuncia apresuradamente aceptada ni de los a mantener hasta los ochenta años. ¿Qué coinciden con lo mejor, los misericordiados, y lo peor, los mantenidos, del episcopado y el cardenalato? No falta quien lo dice. ¿Y yo que ni me había dado cuenta?

Blázquez es sin duda de los mantenidos aunque su perfil no encaja tanto con la maldad como con la inanidad. Aunque esta no sea buena.

Pasó un día y otro día, un mes y otro mes pasó, y años pasados habían y en Valladolid seguía Blázquez que no se marchó. Pero esto con Francisco no sorprendía ni por la prórroga ni por nombramientos de cortísima trayectoria que también son habituales en este Papa. Lo cierto es que conforme pasaba el tiempo de Blázquez, el cantado nombramiento de Argüello iba a ser más corto. El año pasado por esta fechas ya se estimaba en ocho años más la prórroga. Pero dado el conocimiento que el auxiliar tenía de la archidiócesis, bastante más que el del titular, y no necesitar ningún periodo de rodaje diocesano, podía desarrollar un excelente pontificado aunque no fuera largo.

No faltaba quien atribuía la larguísima prorroga de Blázquez al interés de Francisco por que Argüello siguiera lo más posible en la Secretaría de la CEE, donde lo estaba haciendo tan bien. No me parece explicación. Aparte de no creerme que el Papa esté al corriente de la marcha de la secretaría de nuestra Conferencia Episcopal. Mantiene a Blázquez por esas decisiones francisquistas que no responden a una lógica como por ejemplo hacer cardenal al obispo de Santiago de Cabo Verde o considerar terrorismo el chismorreo o abominable el proselitismo.

En esas estábamos, esperando que antes de abril de 2022 se  produjera en Valladolid el relevo de Blázquez por Argüello cuando otros hechos han interferido en lo que parecía hecho en un futuro próximo. Y que ciertamente muestran la alta valoración en la que se tiene a Argüello.

El Covid se llevó al arzobispo castrense Juan del Río que con su simpatía personal y una actividad que vendía como nadie dio un relieve a su archidiócesis personal en mi opinión superior a la importancia que tiene. Es una diócesis cómoda, en la que la disciplina es tónica general, con un clero fácil y unos fieles más todavía. Me parece absurdo buscar para ese puesto a lo mejor que hay cuando cualquier buen obispo lo puede desempeñar con plena satisfacción propia y la de sus sacerdotes y fieles. Claro que Argüello lo haría muy bien pero para jugar al tenis con alguna de mis nietas, que lo hacen muy aceptablemente en su categoría, sería un derroche buscar a Nadal. Y no sería bueno para ellas, para Nadal ni para los que habitualmente juegan contra Nadal.

Un suceso más está haciendo que el obispo auxiliar de Valladolid no se caiga de la actualidad. Las dificultades que está atravesando el cardenal arzobispo de Madrid han hecho que haya quien sospeche que su puesto puede estar en peligro. Y en ese caso pienso que es normal que el nombre de Argüello esté en el candelero. Y creo también que es posible que la Nunciatura y el Vaticano hayan considerado si hay que relevar a Osoro antes de que la situación se ponga peor o si todo hace suponer que no existe un caso Osoro.

El Nuncio algo sabrá pero no nos lo va a contar.

Mientras tanto algo cuenta Religión Confidencial:

https://religion.elconfidencialdigital.com/articulo/conferencia_episcopal/opciones-monsenor-luis-arguello-valladolid-obispado-castrense-madrid/20210430011340041488.html

 

 

 

 

Comentarios
28 comentarios en “Especulaciones sobre Luis Argüello, secretario de la Conferencia Episcopal
  1. Jaimito: No tenemos precisamente una Casa Real que brille por su catolicismo. Y además el rey y su familia, como todos los militares, no están obligados a asistir a los actos del ordinariato castrense ni a recibir en él los sacramentos.

  2. Para Orihuela-Alicante estaría bien Pérez-Pueyo, afable y con grandes dotes de gobierno…

    Y el auxiliar de Cartagena, de quien nunca se habla, podría recalar en Coria-Cáceres.

    1. Siento defraudarlo, pero Orihuela es muy difícil que se cubra este año. Hay nueve diócesis vacantes, varias con un año sin prelado, mientras Orihuela no está vacante y tiene obispo (aunque sea malo o inexistente, pero lo tiene).

  3. El Arzobispo Castrense no puede tener más de 65 años puesto que depende de retribuciones del Estado. Se evitaría este problema nombrando un presbítero militar del propio clero castrense o un obispo joven de alguna Diócesis que al llegar a los 65 años pase a un Arzobispado territorial.

    1. Los arzobispos castrenses se jubilan a la misma edad que los demás, es decir, a los setenta y cinco años, si se acepta su renuncia. Si no, están en el puesto el tiempo añadido que decida Roma.

    2. En el Estatuto relativo al Ordinario Castrense, al ser cargo de confianza, no se contempla el esquema funcionarial del retiro a los 65 años. Por esta razón Estepa estuvo hasta los 78 y así pudo consolidar derechos pasivos, dada que su condición específica, que no fue la misma, que la de los que le sucedieron, exigía 20 años de ejercicio para una jubilación retribuida.
      Por otro lado el Arzobispado no es ninguna Archidiócesis, pues normalmente precisaría sufragáneas, con excepciones como la italiana de Gorizia.
      Pero, tampoco se le puede llamar Diócesis stricto sensu, pues no es jurisdicción territorial sino personal. Se trata de un Ordinariato, con todas las prerrogativas de una Diócesis, cuya jurisdicción tiene un alcance nacional.
      Arguello sería un óptimo candidato, al igual que el Obispo de Ávila. Y en cualquier caso el Arzobispo de Madrid podría tener la responsabilidad del Ordinariato, delegada en el Vicario General, que podría ser dignificado con el episcopado.
      Lo de la Casa Real es algo muy accesorio, pues antes de que Estepa se sacase ese tema de la chistera, el Capellán de la Guardia Real cubría esos menesteres. Y además al hilo de lo que se decía en el Post, ningún militar tiene obligación de cumplir los actos religiosos en los establecimientos castrenses, pues la Jurisdicción no es exenta sino cumulativa. Antes de la ley de Azaña era exenta.

  4. Personajes mucho peores que Osoro (al que jamás elogié) siguen en sus puestos cardenalicios. «Dejad toda esperanza». Mucho tendría que cambiar la relación entre el pontífice y Su Eminencia para que lo relevara. Mantiene en su puesto a Rodríguez Honduriaga, Ravasi, Versaldi, Bertello y una larga lista de impresentables que bordean la herejía (cuando no la superan ampliamente) ¿y va a sustituir a Osoro por un quítame allá ese escandalito? Si lo del de Madrid es grave, ¿cómo calificamos el papel del de Barcelona en el asunto Ureña?

    1. Pero no hay que ser ingenuos, la Roma actual toma acción por lo eclesiástico, sí y solo sí, el escándalo civil es muy grande. Entonces, cada vez que los medios cubren el hecho y las pruebas aumentan, con ellos el escándalo y si se hace grave, pues tratan de salir por peteneras y rápido, sino recordemos el caso Zanchetta, entonces quienes pueden acelerar el paso son los «medios de comunicación» y que vayan apareciendo las pruebas, ahora por lo pronto están en el tira y afloja, de los idos y despedidos, como los llama don Cigüeña. Pero si aumenta la información civil, y el «caso» se comienza a calentar, pues, ya veremos como rápidamente le aceptan la renuncia y se lo llevan a Roma.

  5. Catalá encajaría a la perfección en al arzobispado castrense. Por su carácter reservado y serio, teniendo en cuenta los fieles a los que se dirige. Además siempre ha querido acabar su carrera siendo Arzobispo, siendo un pontificado corto de unos 5 o 6 años.
    En Málaga va siendo necesario alguien un poco más extrovertido, aunque muchas veces mejor malo conocido que lo que puede venir.

    1. Lo veo… Pero tiene 71 años.. No creo… Hasta se decía que se iba a Valencia, ¡¡¡MÁLAGA NECESITA UN CAMBIO URGENTE!!!

      1. Recuerda que hasta ayer por la mañana queríais colocarlo en Sevilla. No sé por qué me da en la pituitaria que se jubila en Málaga.

  6. Yo apuesto lo siguiente:
    1. Arzobispo de Valladolid: Arguello.Si este fuera destinado a otro sitio entonces Valladolid quedaría entre Mons Martínez Camino y Mons Pérez Pueyo.
    2. Salamanca: Mons Martínez Camino o Mons Abilio Martínez.
    3.Arzobispado Castrense: Aquí creo que encajaría ( y se tendría que » repescar») a Mons Berzosa.
    4. A Coria-Caceres , Ibiza ,Jerez, Teruel y Mondoñedo-Ferrol creo que nombrarán sacerdotes ( en las dos primeras no tardando).
    5. Para Alicante creo que nombraran al auxiliar de Valencia o al obispo de Menorca.
    6. Para Bilbao y Tarrasa se nombrarán a los auxiliares ( aunque a Bilbao podría ir el auxiliar de Pamplona).
    7.Para Calahorra el auxiliar de Pamplona, el Obispo de Huesca o el de Barbastro

    1. Por Dios bendito!!! Que no nos devuelvan a Paco Conesa a Orihuela-Alicante. Preferimos mil veces al auxiliar de Valencia. No nos podemos permitir otro error. Con Murgui hemos purgado todos nuestros pecados. Que Dios se apiade de Orihuela-Alicante!!!

    2. En Coria-Caceres e Ibiza van vicarios generales, y pronto, y en Alicante no quieren ni en pintura a Conesa, habrá que buscarle otra sede, o tendrá que esperar a sustituir a Taltavull en Mallorca. Dudo mucho que Cañizares suelte ahora a su auxiliar joven.

      1. Llevan medio año amenazando con que Coria e Ibiza ya salen. Si se dedican a decirlo todos los días, es obvio que algún día acertarán. Así hace una quiniela cualquiera. Si yo digo cien días seguidos que mañana llueve, tengo todas las de acertar.

    3. Yo también pienso que Raúl Berzosa es un excelente candidato a Arzobispo Castrense o a portavoz de la Conferencia Episcopal, es periodista y buen comunicador. Y con un carácter afable.

  7. Una buena solucion seria designar a Gines Garcia Beltran para Valladolid e inmediatamente nombrar a Arguello obispo de Getafe. Podria compatibilizar con la secretaria CEE y ademas contaria con obispo auxiliar.

  8. Hablan de López Segovia como una eminencia jurídica y se graduó en Derecho por la universidad Isabel I, de cero prestigio y, seguramente menor nivel que su inexistente prestigio. Yo creo que a Osoro no lo mueven de Madrid ni con agua caliente.
    Del artículo sólo veo interesante que el Opus se quiere cargar a Osoro. Arguello puede ser un tipo competente, un fontanero para todo, en Valladolid o en el castrense, bien, pero Madrid necesita un arquitecto, es la diócesis más importante de España.
    Mal asunto el del episcopado español. Hay poca plantilla, muchos pasados y amortizados y parece al menos que la cantera no da para mucho. ¿ No hay 10 o 15 sacerdotes competentes en España para cubrir las vacantes?

    1. Es probable que hayan 10, 15, 20 o 50 sacerdotes competentes, las preguntas correctas son:
      -¿Son francisquistas?
      Si la respuesta es «no»
      – ¿Roma los querrá nombrar?
      En caso de nombrarlos
      -¿Ellos aceptarán?

  9. Tremendo salto: de obispo auxiliar de Valladolid a Arzobispo de Madrid, sin haber sido obispo de una diócesis ni arzobispo. Preparado e inteligente, como buen profesor de derecho administrativo que era cuando fue laico y como buen seguidor de Santiago Carrillo. Antipático de carácter, seco y observador. Se rumorea que fue uno de los tres curas de Valladolid que se encadenaron como protesta por el Desfile de las Fuerzas Armadas en Valladolid en 1984, los otros dos curas dicen que ahora son castrenses, y Arguello posible nuevo Arzobispo castrense. También Estepa era hijo del jefe del partido comunista de Andújar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *