En un Colegio de La Salle una clase es expulsada del colegio por poner una bandera española

|

AMP

Me parece una vergüenza.

Y el nombre de La Salle una vez más manchado.

<

Aunque es posible que en ese colegio no quede ya  ningún  hermano de La Salle. En ese caso deberían quitar el nombre del colegio.

https://okdiario.com/baleares/expulsan-30-ninos-del-colegio-salle-palma-colgar-bandera-espana-mundial-10055367/amp

 

Comentarios
11 comentarios en “En un Colegio de La Salle una clase es expulsada del colegio por poner una bandera española
  1. Es una noticia que pasa más bien desapercibida pero que es de un calado monumental. En primer lugar porque vivimos en el mundo de lo esperpéntico y de lo ilógico, ya que ocurra esto parece sólo pasar en España un estado fallido y en clara descomposición por la acción de un Gobierno infame y miserable y por la pasividad cuando no la aquiescencia de mucha parte del pueblo español.
    Que ocurra en un colegio de religiosos peor todavía; y es que esos colegios concertados que dependen de la subvención por aula y que aparentan luchar contra gobiernos regionales que les quieren quitar ratios y poner trabas a la libertad educativa. Tragan con todo, ideología de género, poca vida religiosa pues entre cartelitos a lo ONG y poca cosa más para la propaganda ya creen que cumplen.
    En muchas parroquias si observas ves como llegan niños a hacer la comunión o confirmación de colegios religiosos y no saben nada de doctrina, ni lo que significa la Misa, ni saben oraciones y se ve que sólo cuentan las estadísticas y poco más. Han perdido muchos el impulso fundacional de la congregación que sea y cuyo carisma era crear unos profesionales cristianos para el día de mañana.
    Parece ser que en estos centros donde les da alergia cualquier practica tradicional, a la que destacarían como fundamentalismo, se practica el integrismo nacionalista desquiciado pues han sustituido lo uno por lo otro. Lo inconcebible es que ninguna autoridad educativa que por cierto ganan un sueldo para no hacer nada consienta esto, como consienten que en Cataluña no se cumplan las sentencias a favor de un 25 por ciento de castellano y nadie haga cumplir una sentencia firme.

  2. Cuando los jóvenes empiezan a rebelarse, el establishment ya sabe que ha perdido la guerra. Los jóvenes tienen ganada la guerra también a la agenda masónica, en Irán a los de la pella en la cabeza y en la Iglesia al modernismo. La izquierda, los racistas vascos y catalanes, los ayatolas y hasta el Vaticano sinodal podrán ganar batallas, pero saben a ciencia cierta que la guerra la tienen perdida. Ahora les queda mirar por lo suyo.

  3. Siguiendo la linea de los acertados comentarios que me ` preceden invito a recordar la reciente imagen del negro cubano que el 12 de octubre en el casco viejo de Pamplona defendió la bandera española frente a un grupo de agresores en la más completa soledad. Literalmente «solo ante el peligro». Y aprovecho para manifestar al citado cubano mi admiración y gratitud. ¿Esa escena no es una prueba, entre tantísimas, del fracaso de centros de enseñanza católicos como la Universidad de Navarra o los 4 colegios del Opus Dei que tantas décadas llevan «funcionando» en esa capital? Aunque creo que existe el peligro de ser injusto porque la razón última del fracaso de los centros no estaría tanto en ellos cuanto en la situación de autodisolución de la Iglesia. Los centros pueden estar funcionando bien pero sus alumnos al salir de ellos y por muy bien formados que estén ¿dónde se insertan?

  4. No entiendo nada. Según se expresan el Sr. Fernández de la Cigoña y los comentaristas, poner una bsandera de España es unn colegio de Baleares y además de lo Hnos. de La Salle es una indignidad.

  5. No pretendo defender a los lasalianos, desorden en declive irreversible sin posible atenuante, sino hacer una pregunta incómoda, a saber: ¿cuántos de los padres que ahora se quejan votaron a quienes gobiernan hoy las Baleares? Es que de aquellos polvos, estos lodos.

  6. Es lo de siempre, lo peor no es la maldad, ni siquiera la ignorancia, lo peor es la estupidez; encima bajo el nombre de La Salle. Pasa lo mismo con los jesuitas, bajo la cobertura nada menos que de San Ignacio y con el título de Compañía de Jesús. Algunos enmierdan cuanto tocan, como pasa con el Arco Iris, o con las nobles herramientas del martillo y la hoz, o la hermosa rosa…O convirtiendo la maravillosa y mágica maternidad en una maldición fomentando la matanza de los seres humanos más indefensos e inocentes: los concebidos.

    1. Esto sería lo deseable, con la correspondiente desaparición de la mayor parte de las órdenes e institutos dedicados a la enseñanza, son solo creadores de futuros ateos y comunistas, ese sería el primer paso para la posterior supresión de las órdenes dedicadas a la vida activa, creo que actualmente ya no tienen ningún sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *