El verbo delatar

Comentarios
10 comentarios en “El verbo delatar
  1. El problema no es Bastante. El auténtico problema es la Iglesia española y sus instituciones que siguen subvencionando a través de la publicidad a este falsario.

  2. En tiempos tan progres sorprende (o no) que haya tan poca reacción ante el abusivo confinamiento que va en contra de los más elementales derechos humanos. ¿Dónde está la defensa de estos derechos humanos? Sustituimos la responsabilidad personal, como seres libres y dotados de razón, por el ser conducidos como borregos por nuestros «grandes timoneles». Me repatea como los medios de control de masas (que se hacen pasar por medios de comunicación social) presentan como peligrosos violadores de la ley a un pequeños grupo que se reúne a celebrar la Misa en un templo, o uno que va a hacer un poco de ejercicio por la calle, o uno que simplemente quiere tomar el aire. Se le está dando a este virus una categoría casi mítica y no quiero minimizar su peligrosidad en absoluto (estoy de capellán en un hospital y veo el trastorno que todo esto ha supuesto). Pero esto se combate con sentido común, información y responsabilidad personal, no se combate con miedo, sumisión y aborregamiento. Y en toda esta historia no podían faltar los «chivatos» gente tan comprensiva y generosa y tan útiles en todos los regímenes totalitarios.

  3. Pero es que tan siquiera delatan, simplemente hacen cierta la frase de «mientes más que un comunista» . No puede ser de otra forma siendo marxistas para los que su moral es revolucionar sin importar métodos. Primero no se saltan las leyes del confinamiento según están redactadas, segundo -seguro que habrá mas mentiras- , en Polonia no hay confinamiento «eclesiástico y de decir Misa», allí se han duplicado el número de Misas para atenerse a normas de seguridad de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *