PUBLICIDAD

El trío de la bencina argentino

|

Ver las imágenes de origen

Ridículo. De vergüenza ajena. Absoluta banalidad eclesial.

https://www.youtube.com/watch?v=B–MHteIZiY&feature=youtu.be

No entro en lo que dicen. Me basta el numerito montado. ¿Serán así más colegiales? ¿Brilla así la colegialidad o la estupidez?

El  obispo argentino de San Isidro, Oscar Vicente Ojea, que además es el presidente de la Conferencia Episcopal argentina. y sus auxiliares, Martín Fassi y Guillermo Caride, hablan, uno detrás de otro, una y otra vez, pensando tal vez que el sonido de tres voces, individuales aunque consecutivas,  se oye más que una sola, dice más y lo hace mejor, expresa la colegialidad y la comunidad… Cuando lo único que manifiesta es la estupidez y la ignorancia.

San Isidro solo tiene un obispo. Auxiliado por otros dos obispos, no de San Isidro sino de Dionisiana y Giomnio por lo que la voz diocesana es única y no triple. Claro que los auxiliares son personas y tienen voz, con la que auxilian al residencial, pero sin compartir la diócesis como compartieron absurdamente la dicción del mensaje.

Esperemos que en Madrid no copien el modelo porque aquí sería ya un quinteto.

¿A alguien se le ocurre que un mensaje del Papa fuera leído por Francisco y por el cardenal de Donatis al alimón?  Pues a Oscar Vicente Ojea sí en lo que a él respecta. Hubiera sido excesivo, dado la escasa importancia del mensaje, pero aceptable, que el obispo hubiera leído la declaración en presencia de sus auxiliares pero el numerito montado en San Isidro fue grotesco.

 

19 comentarios en “El trío de la bencina argentino
  1. Guerra intergeneracional

    Sed contra: Un ensayo sobre la cultura moderna

    Fray Brendan Baran OP
    23 de Marzo de 2020

    Un ensayo sobre el «sed contra» implica abordar una preocupación cultural (quizás algo que sucedió en el último mes) y tratarla con la ayuda de alguna autoridad filosófica o teológica.
    En adelante, se publicará un ensayo «Sed contra» una vez al mes durante el año académico.
    Hace unos meses, la revista TIME tituló su perfil del «personaje del año:» «El poder de la juventud.»
    El artículo se centró en una joven de dieciséis años que arengó a los líderes adultos de las Naciones Unidas.
    TIME interpretó este evento como el punto culminante de «una batalla generacional … [involucrando] a activistas juveniles de todo el mundo, que luchan por todo, desde el control armamentístico hasta la representación democrática.»

    En una escala más reducida, el Wall Street Journal publicó un artículo sobre la brevísima expresión: «OK Boomer,» que «se ha convertido en una astuta arma lingüística en la guerra intergeneracional.»
    (Nota: OK Boomer es un meme popular nacido de un meme de Internet, que se hizo popular entre las generaciones más jóvenes a lo largo de 2019.
    Se emplea para descartar o burlarse de las actitudes estereotipadas atribuidas a la generación baby boomer, las clásicas familias que desde las dos guerras hasta 1957, se caracterizaron por su prolífica fecundidad).
    En otras palabras, los jóvenes se alinean contra los viejos, los niños contra sus padres. Se han trazado líneas de batalla, y «OK Boomer» es una llamada a empuñar las armas. El artículo llega a decir que estamos en medio de una de esas perennes luchas entre jóvenes y viejos.

    Quizás forma parte de la condición humana el que en cada época haya necesariamente un enfrentamiento generacional.

    Sed contra (en cambio), el Evangelio de Lucas nos dice que el Niño Jesús, después de haber eludido a Sus padres durante tres días en Jerusalén, tras el encuentro retornó con ellos a Nazaret y «les obedecía.» (Lucas 2, 51).

    Para la sensibilidad moderna, la palabra «obediente» parece implicar que Jesús fue el perdedor en una disputa familiar.
    Puede sonar como si Jesús mostrara una actitud servil, carente de iniciativa y timorata, respecto a Sus padres. Desde esta perspectiva los padres habrían triunfado sobre el Niño en esta escaramuza.
    El joven Jesús habría perdido en ese enfrentamiento, y el castigo se tradujo en la imposición de la obediencia servil. ¿Acaso la vida de la Sagrada Familia confirma la naturaleza eterna de la guerra intergeneracional?

    No. El Evangelio no habla aquí de «obediencia subordinada.» La expresión griega «ser obediente» (ὑποτάσσω), tiene matices militares, pero no en forma de conflicto.
    Los autores griegos la emplearon para describir la disposición de los soldados encuadrados en filas y columnas.
    Por lo tanto, «ser obediente» (ὑποτάσσω) significa «ocupar el lugar asignado en la formación.» Implica una unidad dentro del ejército, que excluye las luchas internas.
    Esta «obediencia armoniosa» connota la cooperación crucial y la responsabilidad5 que acompaña a un excepcional trabajo en equipo.
    En Nazaret, el Niño Jesús, a través de Su obediencia, ocupó Su lugar en la relación armoniosa de la Sagrada Familia.
    María y José no están en el bando opuesto contra Su Hijo. Más bien, a través de la obediencia de Jesús, todos forman una unidad compacta. El joven Jesús y Sus padres tienen una relación de alianza y no de conflicto.

    Con esta aclaración nos es posible descubrir el error fundamental del artículo del TIME respecto al conflicto generacional.
    Es un error reducir todo a una lucha dialéctica por el poder entre facciones en guerra: Jóvenes contra viejos; conservadores versus liberales; Francisco contra Benedicto; ciudadano vs. inmigrante; hombres contra mujeres; la humanidad contra Dios.
    Hay muchos problemas en nuestra vida que no se pueden archivar. Pero, jamás la solución se encontrará dividiendo el mundo en facciones en competencia por presuntas alegaciones identitarias. Debemos resistir a la locura del enfrentamiento de «nosotros» contra «ellos.»

    Comenzando con los argumentos del Paraiso terrenal en el jardín del Edén, junto al árbol de la ciencia del bien y del mal, toda la historia humana está marcada por la división.
    En realidad anhelamos la armonía, pero con frecuencia sembramos división. Y no obstante, la «obediencia armoniosa» dentro de la Sagrada Familia nos enseña que es posible estar uno al lado del otro, y no enfrentados.
    Sin embargo, se requiere el sacrificio personal de todos, tanto de los padres, como por parte de los hijos, cada cual a su manera.
    Todos los miembros de la Sagrada Familia, jóvenes y mayores, practicaron la obediencia recíproca y sacrificial. Siendo Niño, Jesús tuvo una actitud de obediencia armoniosa respecto a Sus padres.
    Como adulto, Jesús, el Dios todopoderoso, «se hizo obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz.»
    Cristo por obediencia fue clavado en el árbol de la cruz, y Su Madre, María, con disposición obediente se matuvo erguida a Su lado.

  2. En Polonia, con más de 30 millones de habitantes tienen 749 casos y ocho fallecimientos. Y se trata de un país en el que la Conferencia Episcopal ha multiplicado las Misas, para evitar aglomeraciones y si se habla de la comunión espiritual es como una piadosa devoción, relacionada con la recepción digna y frecuente del Santísimo Sacramento.
    En Estados Unidos las Iglesias llevan dos semanas cerradas y el nivel de expansión se está pareciendo en pocos días al de España. La contabilidad en Estados Unidos es algo más difícil pues las cifras son por Estados. Hay 35.000 casos y cerca de 500 fallecidos.
    En Rusia hay 438 casos y un fallecido, amén de 17 curados. De todos modos Putin acaba de decretar que todos los ciudadanos tienen dos opciones O pasar dos semanas confinados en casa o cinco años de cárcel.

  3. El Señor Cardenal Don Juan José Omella, Presidente de la Conferencia Episcopal Española ha enviado la siguiente circular sobre el acto que se celebrará en Fatima el 25 de Marzo, Solemnidad de la Anunciación. y que culminará con la Consagración de España y Portugal y las respectivas islas, al Inmaculado Corazón de Marúa, por el Señor Cardenal Don Manuel José do Nascimento Clemente, Patriarca de Lisboa:

    http://www.archicompostela.es/wp-content/uploads/2020/03/20200322-Rosario-en-F%C3%A1tima.pdf

    NB Pide el Señor Cardenal que nos unamos a este acto. A título personal añado yo que Portugal aparece en el mapa del Coronavirus con 2060 afectados y 23 fallecidos. Portugal fue consagrada al Inmaculado Corazón de María en 1931 y más tarde en 1938. Los frutos fueron que se vio libre del nazismo, quedando como un pais neutral, hasta su entrada en la OTAN, e igualmente cuando la Revolución de los Claveles, se vio libre milagrosamente del comunismo.

    1. Creo que Portugal se liberó del Nazismo gracias a Franco. ¿Cómo iban los alemanes llegar a Portugal sin pasar primero por España y a Franco se debe que España no participó en la guerra.

  4. El día 21 de marzo ha fallecido en Madrid el sacerdote D. Rafael Antonio Vera Gallego, msps, a los 62 años de edad. En la actualidad era párroco de San Juan XXIII, de Alcobendas.

  5. El tercero: también el sábado. D. Julio González Delgado, de 80 años, fue muchos años párroco de Santa María la Blanca de Canillejas y ahotra ayudaba en la de Santa Adela del mismo barrio. D.E.P.

  6. «El obispo argentino de San Isidro, Oscar Vicente Ojea, que además es el presidente de la Conferencia Episcopal argentina. y sus auxiliares, Martín Fassi y Guillermo Caride, hablan, uno detrás de otro, una y otra vez, pensando tal vez que el sonido de tres voces, individuales aunque consecutivas, se oye más que una sola, dice más y lo hace mejor, expresa la colegialidad y la comunidad… Cuando lo único que manifiesta es la estupidez y la ignorancia.»

    De lo más genial que he leído… En mi pueblo, dicen que el rebuzno de tres burros es el rebuzno de tres burros… Cosas de la Argentina, de esa Iglesia de la Propaganda peronista…

  7. Sábado 21 de marzo, ha fallecido en Madrid el sacerdote D. Jose Antonio Mostaza, a los 94 años.

    Domingo 22 de marzo, ha fallecido en Madrid el sacerdote D. Joaquin Jimenez García, diocesano de Coria-Caceres, a los 82 años.Vivia en las Hermanitas de los Pobres.

  8. En Madrid el Arzobispo se contenta con esconder a los sacerdotes muertos. Y, que yo sepa, son tres. Como dos son de origen zamorano y cacereño, salen en periódicos de aquellos lugares. La web del Arzobispado, nada.

  9. Eso pasa con las » plagas divinas» que mezclamos la peste con Dios y nos desconcierta. Que el cobid va a su bola y Dios sale a nuestro encuentro si le ayudamos y si no le apoyamos pues vamos a peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *