PUBLICIDAD

El tremendo pecado de criticar al Papa

|

Hay personas que en su ignorancia piensan que criticar al Papa no es católico y además es pecado. Otros no lo piensan pero lo dicen, queriéndose ganar al rebaño de majaderos que lo piensan, en la crítica a los que critican al Papa. En el Blog hay varias muestras de ello. Y pienso que más entre los segundos que entre los primeros. Sus toques a rebato de han criticado al Papa, han criticado al Papa… son más banderín de enganche para gilipínfanos que convicción propia pues alguno de los más destacados en esa tarea tonto no lo es. Personalmente procuro, es mi derecho y lo ejerzo, no criticar a Francisco. Y mis críticas, que las tengo, me las suelo callar. Señalo en ocasiones mi preocupación por algunas cosas y siempre desde el respeto. Jamás me habrá leído nadie un insulto al Papa. Pero también creo que no debo suprimir críticas directas que algunos lectores le dirigen en sus comentarios. Aunque borre aquellas que por el lenguaje usado sean impresentables. Sería un engaño hacer creer que todos los católicos están encantados con Francisco. Algunos están preocupados y lo señalan. Y en ello obran como católicos. Es posible que algunos exageren y otros le busquen tres pies al gato. Pero criticar a un Papa, a este o a otro, no es anticatólico si la crítica tiene fundamento. O algún fundamento. Pues esta doctrina que escandaliza a ignorantes y sirve de argumento a quienes no lo son para desacreditar a los que en otras cuestiones no piensan como ellos, ha quedado pulverizada por el mismo Papa Francisco que en carta a Socci, uno de sus críticos, dice que admite las críticas y hasta las agradece. Tal vez con la boca pequeña pero lo dice. Lo que era evidente queda ahora avalado por el mismo Papa. Creo que es una declaración importante: http://secretummeummihi.blogspot.com.es/search/label/Iglesia%20Actual  

Comentarios
0 comentarios en “El tremendo pecado de criticar al Papa
  1. Una carta de Francisco a Socci redonda, perfecta en fondo y forma. No es la primera vez que se expresa en ese sentido ya que anteriormente pidió críticas y ni palmeros, pues que palmeros ya los tenía en su entorno, que ya sabemos lo que son los aduladores cortesanos o los que esperan ascensos y más vale no caer mal al jefe..
    Cabe señalar que por su condición de máximo detentor del poder religioso en la Religión Católica los Papas no están exentos de ser sometidos a crítica como es lógico y evidente en la gestión de sus respectivos pontificados tanto en el aspecto disciplinar como en el de defensores supremos de la FE de la Iglesia. Los fieles católicos también tenemos sensus fidei, hemos asumido la FE que nos fue transmitida de una vez por todas y si algo chirría en la enseñanza de la Doctrina de la FE o en la aplicación disciplinar que se pueda criticar y hasta declarase disconformes es un deber hacerlo..
    ¿Que la Iglesia es jerárquica? Por supuesto. Pero jerárquica no se refiere al escalafón o cadena o pirámide de mandos sino a que la Iglesia es de Orden Sagrado, en griego Ieros-arjia, Jer-arquía, sin el cua orden Sagrado, Ministerio Sagrado, Sacerdocio Sagrado o Sacramental, decae de jerárquica y se queda en organización de religiosidad humanista secularista profana como lo puedan ser las logias masónicas pongamos por caso o las religiones carentes de sacerdocio o cristianismos que se han constituido en pastoralistas de la ética moralista de un activismo religioso. Más vale precisar.
    Ni los Papas ni los Concilios aportan nada que pueda aumentar o modificar el Depósito de la FE, ni hay FE papista o conciliarista por épocas de la Historia. Están para dilucidar si las hermenéúticas que surgen están en conformidad de la FE de Origen o no.Y para enseñar fielmente el Evangelio de la FE que los discípulos presenciales del Señor nos legaron como sus fedatarios presenciales que fueron, sabiendo en consecuencia lo que hemos de creer, orar, esperar y recibir.Es decir que además de predicantes y enseñantes son los dispensadores de los Sacramentos que es tanto como decir los sacerdotes liturgos sacramentales.
    En función de todo lo cual son fuente de legalidad en las disposiciones de organización en la sociabilidad eclesial comunitaria respecto a la distribución de competencias.

  2. A veces he disentido de ciertas actitudes, decisiones y declaraciones del Papa Francisco, por considerarlas equivocadas, o perjudiciales para la Iglesia, o simplemente por prestarse a malinterpretaciones. Buen ejemplo de ello es lo ocurrido hace pocos días, en el avión de regreso a Roma desde Méjico, cuando habló sobre Donald Trump o el uso de anticonceptivos. Sin duda, lo transmitido por los medios de comunicación provocó escándalo en no pocas personas. Sin embargo, en esta ocasión salgo en defensa del Papa, pues me parece justo hacerlo:
    .
    Sobre muros, anticoncepción y el Canon de la Misa (en defensa del Papa Francisco)

  3. Es fácil. Los mismos que anatemizan toda crítica a Francisco son los que se hartan de pedir perdón por la Iglesia de Alejandro VI, las cruzadas, la inquisición…
    Aclárense… ¿Existe la crítica legítima? Si es así, no excomulguen a quien vea mal, desde la lealtad a la Iglesia, ciertos líos papales. Si no es así, dejen de criticar a Alejandro VI, las cruzadas o la inquisición.

  4. He dejado de leer, por consejo de mi confesor, blogs, algunos argentinos, muy críticos con el Papa.
    no es el caso de este blog.
    Me encuentro mejor, haciéndolo asi. Felicito a Paco-Pepe por sus consejos.
    Muchas gracias !!

  5. Mi opinión, que quiero expresar, pero no imponer, ya que iría en contra de mis principios es que la crítica es necesaria e incluso una virtud; porque la crítica nos invita a la revisión y en no pocos casos al cambio para mejor. Y esto es aplicable a todos los ámbitos y personas, también al papa, sea el que sea; aunque también pienso que cuando un papa dice algo en público lo tiene bien pensado, y, aunque parezca que improvisa, no hay tal, sino que ya lo había reflexionado (y quizás orado) antes. Algunos no critican, porque sólo les enseñaron a decir: «Sib,wana» y les va muy bien para no complicarse la vida. Ya lo advirtió Alfonso Guerra: «El que se mueve no sale en la foto» O aquel vicario general de mi querida diócesis de Mondoñedo que nos decía a los alumnos: en teología: «Vamos, hombre, verdad, sean ustedes obedientes, porque ya ven, yo, que no soy de los más inteligentes, soy lo que soy por ser obediente» ¿Quiénes son los más interesados en matarnos la capacidad crítica? Los que tienen el poder, que no es lo mismo que la autoridad, en la Iglesia y fuera de ella. Me atrevo a decir convencido que la Iglesia es una de las instituciones con mayor capacidad, en activo; de autocrítica. Fíjense si no en la disciplina de los partidos que está por encima de las conciencias de sus miembros.
    Para terminar y no acaparar.
    Hay muchos, y algunos aprovechan este blog y todo lo que se les ponga por delante, que se dedican a vomitar barbaridades sobre lo que desconocen u odian, haciendo gala de una intolerancia y un dogmatismo repulsivos. Esos tales confunden la función de crítico positivo con ánimo de mejorar las cosas, con la de simple criticón sin argumentos, que, como es incapaz de convencer, vocifera como loco y descalifica por sistema con insultos para vencer.
    Por mi parte, no quiero ser más crítico de lo e fue Jesucristo, ni tengo coraje para ser como Él lo fue y, (valga la redundancia), así le fue a Él pero valió la pena. ¿O no? Graciñas, Xesús.
    Ah, si alguien me acusa de que alguna vez le respondí de malos modos, es debido a que me justa gusta situarme a la altura de mi oponente. y jugar a usar su mismo lenguaje.

  6. Querido Paco Pepe:

    Me parece bien lo que dices, pero creo que con la cantidad de enemigos que tenemos es mejor salvar la proposición del otro (en este caso: el Papa) que decir que ha hecho mal.

    Por otra parte, en algunos medios, no en éste, de nombre «católicos» se busca la noticia de una forma tendenciosa, sin ser fiel a la verdad.

    También recuerdo a mi padre decirle a un compañero de trabajo: «entre el Papa y tú, me quedo con el Papa». No digo que lleve yo razón pero quizás le sirva de algo a alguien la reflexión.

    El estilo de Francisco de resaltar más lo bueno que lo malo, lo veo provechoso para las almas.

    Un abrazo y recuerdos a la familia.+
    ¿Contesta qué te parece, si te da tiempo?

  7. Da gusto Agapito comprobar lo ingenioso que eres. Asi que comprenderás que individuos como tú estén de más en cualquier lado. Y que te borre. Esta entrada te la dejo para que todos entiendan que eres un soplagaitas. O Agapito toca el pito.

  8. Pues yo, que creó en la providencia y en la acción del Espíritu santo, puesto a equivocarme prefiero equivocarme con el Papa que frente a él. Que casualidad que los que critican con saña al Santo Padre usan exactamente las mismas expresiones que empleaban los progreso para atacar a Juan Pablo ii.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.