PUBLICIDAD

El sinsentido de un Sínodo que no es amazónico sino alemán

|

Y donde los viri probati no resolverán nada en taparrabos en el Amazonas y destruirán muchísimo en el Rhin

https://infovaticana.com/blogs/specola/la-tomadura-del-pelo-del-concilio-amazonico-el-papa-francisco-y-el-fin-del-sacerdocio-la-iglesia-y-la-eucaristia-vaticano-e-italia/

Y tal vez Specola sea demasiado optimista sobre Francisco.

A mí me preocupa la doble propuesta del sacerdocio casado y femenino. Tal vez presentado para negar uno, el femenino, y dar paso al otro, el casado

33 comentarios en “El sinsentido de un Sínodo que no es amazónico sino alemán
  1. A lo mejor es que el Papa, como argentino está avergonzado por el genocidio de los indígenas en su país hacia 1870, mientras la Iglesia miraba hacia otro lado, por lo que quiere poner el énfasis en Amazonia para evitar que a los indígenas que quedan en esa región les pase lo mismo sin que la Iglesia se digne de preocuparse por ello.

  2. Yo tengo unos amigos sacerdotes en la Selva Peruana (Amazonas) y los he visitado allí. Nadie por allí pide ni los viri probati ni diaconisas ni sacerdotisas. Lo que sí les ayudaría sería un par de vehículos para poder llegar a las comunidades más lejanas. También les serviría un poco de dinero para poder llenar los tanque con diesel. Las demás chorradas son propias de la ribera del Rin y nada que ver con las Amazonas. Parece que Francisco y sus allegados nos consideran imbéciles. De paso, conozco las necesidades de otros sacerdotes en la Sierra del Perú. Uno de ellos tiene que dar clases de religión para poder comer. Esta situación es común. En todo caso, hace una gran labor porque los chicos que asisten a esas clases son católicos gracias a él aunque sus padres se han ido con las sectas evangélicas. A él le dieron una camioneta, pero no suele tener dinero para echarle diesel o arreglarla cuando necesita servicio. ¿Cuánto cuesta este falso e inútil Sínodo? ¿Cuánto diesel podría comprar para este y otros sacerdotes en la Sierra Peruana?

    1. todo lo que dicho en esa frase, sin retractarme de nada, es absolutamente cierto.
      que crisbobo entonces pruebe, si es que puede, que lo que dicho es mentira.

    1. El blogger no necesita borrar descalificación alguna a Francisco, porque es el propio Francisco el que se descalifica a sí mismo como Sumo Pontífice cada día y lo hace encantado, oiga. Así que sarna con gusto no pica.

  3. Monseñor Lefèbvre en los años 70 decía que en tiempos de Pablo VI se había puesto en marcha una operación de hondo calado para destruir el sacerdocio católico. Los Papas Juan Pablo y Benedicto detuvieron ese despropósito. Pero, en ese Pontificado ha vuelto a reverdecet lo que se detuvo en Agosto de 1978.

    1. ese es el objetivo de bergoglio de y sus lacayos, la destrucción del sacerdocio católico, y por ende la eucaristía y de la iglesia misma. sin sacerdocio no hay eucaristía, y sin eucaristía no hay iglesia.

    2. ese es el objetivo de bergoglio de y sus lacayos, la destrucción del sacerdocio católico, y por ende la eucaristía y de la iglesia misma. sin sacerdocio no hay eucaristía, y sin eucaristía no hay iglesia.

  4. Para enjuiciar lo que está sucediendo en la Iglesia, don Paco Pepe, necesitamos mucho freno, mucho atarse los machos, mucha oración. Aunque parezca sorprendente y sea inaudito, la aclaración solicitada por los cuatro cardenales, eximios teólogos, los famosos dubia, fue respondida con un desdeñoso «no han leído el texto completo». Lo digo el mismo que invitó a los periodistas a buscar la trastienda de las acusaciones de Viganó y les dio una primera pista: «No digo nada, pero vean qué ha sucedido en su familia». Ni los cardenales leyeron la Amoris laetitia, ni los demás mortales hemos oído que llamó a Lutero testigo del evangelio. Fueron psicofonías. Ni hay un papel firmado por el donde abdica de Cristo como Dios en aras de un monoteísmo común a islamistas y católicos. No sabemos leer. Mejor, porque si fuera cierto…

    Cada día amanece con nuevas sorpresas. Como le pierde su locuacidad –¿cuántas veces no ha tenido que ser corregido, bueno, aclarado, porque, claro, habíamos mal interpretado sus palabras– nos acabamos de enterar de su exaltación de la monja Caram y de la relación de familiaridad que guarda con ella hasta el punto de intercambiar teléfonos. Me alegro por ese laico beneficiado que dedica su vida de jubilado a la ayuda a los demás. ¿Habrán hablado en esas idas y venidas de la Virginidad de María, negada por la monja, de las relaciones sexuales de José, el santo Patriarca? No quisiera extraer conclusiones precipitadas, me atengo a la literalidad de los hechos y escritos.

    Vivimos años de hierro. Yo diría más bien de herrumbre, de desintegración. Pero la culpa no es sólo de Francisco. ¿Qué hace Ladaria? ¿Qué hacen los obispos españoles? ¿Escribir textos de pseudoecología de las ciudades como Martínez Sistach? ¿Hablar del ahorro en el agua de la ducha como Omella? Oiga, don Paco Pepe, que es verdad, que hablan de eso. Sé que a lo mejor le cuesta créerselo. Como no saben reaccionar te repiten aquello de ubi Petrus ibi Ecclesia, pero siempre que Petrus sit cum Christo y no con Sor Caram.

  5. Este lamentable pontificado es un auténtico despropósito sin más sentido que demoler la Iglesia de Cristo, obrando sistemáticamente en contra del bien. El papanatas jesuita y sus cómplices tienen muy clara su hoja de ruta: hacer daño.

  6. ¡Qué cantidad de herejías, mangantes, «profesionales» y la madre que los trujo! ¿Cómo ha podido colarse en la Iglesia tanto hipócrita, «fantasma», pelotari y aprovechado? Y lo que realmente me extraña es que a casi nadie se le escapa una palabra más alta que otra! Para que luego nos rasguemos las vestiduras y pongamos cara de buena conciencia como el que sale horrorizado de ver una película de nazis o de comunistas (aunque esto es más raro) y comenta: «Qué cosas pasaban en aquellos tiempos». ¡Cómo se nos ha venido encima el Apocalipsis (que, al parecer, era un simple género literario perteneciente al pasado! ¡Ay de los biblistas y exégetas de guante blanco!

  7. Todo para los indígenas, pero sin los indígenas.
    Pobre gente, instrumentalizada al servicio de los caprichos ideológicos de las élites europeas. Van a ser víctimas de un auténtico genocidio espiritual, mucho peor que una simple colonización de sus tierras.

  8. Yo esta película ya la he visto, pero con otros protagonistas y en versión setentera. Se trata de poner todo patas arriba, amargar con liquidar la Iglesia con una decisión arbitraria y abusiva (en este caso, la ordenación de mujeres), y en el último momento despacharse con una encíclica con que no es posible porque tal y cual. Después todos a alabar y bendecir el «heroísmo del Papa», «perseguido por ambos lados», «que ha sufrido mucho». Y en 40 años, santo de altar, y los neocones del momento a deshacerse en ditirambos.
    En cuanto al instrumentum laboris, pues para qué hablar. El gran compendio de clichés de la clerigalla arrupista maricona. Todo muy integral y con mucho «rostro amazónico». Rostro de cemento armado, diría yo.
    No sigo porque se me dispara la tensión.

  9. Todos los Franciscos del mundo con sus jerarquías de Judas, sus tronos y sus dominaciones no lograrán que engulla el volcán de HEREJÍAS que ansían imponer, ni que las transmita a mis hijos ni a nadie. Jamás aceptaré su falso evangelio psicópata, se pongan como se pongan Cope, Trece, Opus, Vidales y la madre que los trajo a todos. Y confío en no ser yo solo.

  10. este pseudo-sínodo de la amazonia es otra farsa diabólica de bergoglio el felón, que tiene por objetivo destruir el celibato y por ende el sacerdocio católico, y la ordenación de mujeres, primero como diaconisas, y después como sacerdotisas. no hay que extrañarse de ello, es la aplicación sutil pero demoniaca de la agenda de la mafia de san galo.

    1. » destruir el celibato y por ende el sacerdocio católico». No sé si será «sacerdocio católico», pero el sacerdocio cristiano (de Jesucristo) es con apóstoles y Papa casado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *