PUBLICIDAD

El P. Llanos: un jesuita del falangismo al comunismo

|

Dolores Ibárruri, ‘La Pasionaria’, saluda a Llanos en un congreso del PCE de 1985

Y con toda probabilidad un permanente desequilibrado.

La anécdota del Cantemos al amor de los amores de rodillas y brazo en alto es de manicomio.

https://www.eldebate.com/historia/20221210/azul-rojo-padre-llanos-admiracion-millan-astray_78516.

Todo parece reclamar un profesional de la psiquiatría.

Comentarios
5 comentarios en “El P. Llanos: un jesuita del falangismo al comunismo
  1. En cuanto a su cambio de chaqueta lo normal en la jerarquía católica. Primero te piden que te comprometas en política con los valores católicos, luego, cuando lo haces, te tiran a los cerdos como han hecho con Franco y Queipo de Llano.
    Paso de jerarquía y curas diocesanos como de la peste.

  2. Muy interesante artículo, aunque no cuenta nada que no se supiera desde hace bastante tiempo. Ha habido bastantes casos de trayectorias en todos los sentidos. Aunque tengan más méritos los comunistas que, tras ser perseguidos durante el franquismo, con el tiempo se convirtieron en liberales perseguidos o al menos incomodados o despreciados ahora por sus antiguos correligionarios, creo que no se debe dudar por principio del libre albedrío de determinadas personas que, quizás por haber tenido contacto con determinadas realidades, han cambiado de opciones personales. Lo que me resulta extraño es la mención al díscolo jesuita José María ¨Díez-Alegría, auto-exclaustrado de la compañía de Jesús, quizás un cuarto de hora antes de que lo exclaustraran a él, debido a sus ideas excesivamente avanzadas incluso para la orden. Se dice de él que fue un «exgeneral de división de Franco, exdirector de la Academia Militar de Zaragoza, hermano de dos tenientes generales franquistas, que se pasó a los jesuitas», lo que sólo puede considerarse como un error o una fantasía del autor del artículo.

  3. Un itinerario de vida anclado en lo mismo , con pequeñas modificaciones, es algo a estimar. Sin grandes estridencias es deseable caminar por la senda de una religiosidad sensata hasta el último aliento. El espectáculo magno de ver alrededor el baile y acomodos es genial. Es probable que quien hoy te llamé carca mañana , si así lo pide el signo de los tiempos, se disfrace con la sotana y el roquete, que lo quitará, cuando toque, de la noche a la mañana. Los obispos son maestros de estos cambios de modas romanas. Se será de izquierdas o derechas en función de lo que conviene en cada momento. De revolucionario a falangista y de falangista a marxista. Es probable que algo no cambie: insultarán a los mismos. A los sosos que caminan discretamente sin grandes sobresaltos. Mejor contemplar el magno espectáculo de disfraces con humor….

  4. Iba al pozo del tío raimundo, en Madrid, barrio de mala muerte, lugar donde donde en su apeadero, en los años de la guerra civil paró el tren de la muerte de Jaén, aplaudían sus vecinos los ametrallamientos de los desgraciados católicos que iban en él.
    Ni tengo conocimiento de que tuviese gran éxito en las conversiones.

  5. Recuerdo al P. Llanos en la época del Pozo del Tío Raimundo, cuando fue conocido llevando la camisa azul asomando debajo de la sotana ¿esquizofrenia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *