PUBLICIDAD

El P. Ángel no se pierde nada

|

La novia saluda a la reina Sofía a su llegada al palacio de Liria.

El sacerdote preside la misa funeral por la soprano en el Tanatorio de Les Corts

Lo mismo da Madrid que Barcelona, la altísima aristocracia que las cumbres de la música.

A mí el P. Ángel me cae bien pese a sus notables peculiaridades que son muchas. Tiene una sociabilidad extraordinaria y se mueve como pez en el agua en cualquier ambiente, desde los más altos a los más bajos, sin duda aprovecha los primeros para obtener fondos con los que atender a los segundos, cosa que sin duda alcanza y además haciendo  amigos en unos y otros. La labor que hace con ancianos, niños, mujeres en dificultades, pobres… es excelente. Y además no para, se le encuentra en cualquier lugar del mundo pese a sus años, que son bastantes y el haber superado, creo, una grave enfermedad. Lo mismo se le ve con Papas, Reyes, banqueros, empresarios… que con pobres, drogadictos, ancianos abandonados… Ese es el haber muy abultado de este cura asturiano de más que notable simpatía.

Luego está el debe, que también lo tiene. Y es que muchas veces, no alguna, se podría decir que no las piensa. Pero a mí me parece que el P. Ángel piensa todo lo que hace. Lo que pasa es que es notable y exhibicionistamente progre, le divierte provocar y tampoco es un militante enragé de sus ocurrencias que desde su bonhomía habitual son más espectáculo que tesis.

Hoy simplemente quiero dejar constancia gráfica, siempre que me salgan las fotografías, su presencia en la boda más aristocrática del año y en el funeral por la mayor figura musical de la España de hoy. Dos acontecimientos nada de izquierdas y absolutamente católicos. En la boda hasta la concelebró con la casulla romana, la de guitarra. Y en ambos estuvo presente la Reina Sofía y no me iba a extrañar que tiviera amitad personal con el P. Ángel.

Tal vez algunos lectores se asombren de su participación en estos acontecimientos. Es no conocer al P. Ángel. Y si Pablo Iglesias y su mujer le pidieran que bautizara a sus mellizos allí estaría también el P. Ángel encantado. Él es así. Y no más contento en uno que en otro. Feliz en todos.

P.D.: Ya veo que como me temía no sale la fotografía de la boda en la que aparecen la Reina, la novia y los dos sacerdotes celebrantes: Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp y el P. Ángel. Si  algún lector me envía el enlace a esa fotografía la incluiré.

P.D.II: Tengo unos lectores que no me los merezco. Ya está la foto. Gracias.

 

 

PUBLICIDAD

21 comentarios en “El P. Ángel no se pierde nada
  1. Dijo el sacerdote asturiano:
    “Dos hombres que se quieren y vienen a San Antón a pedir mi bendición la tienen. No les caso por la Iglesia porque la ley no lo permite”.

  2. En el marco de un desayuno informativo organizado el 8 de mayo de 2009 en Madrid por la Fundación Club Empresarial Nexo, el Premio Príncipe de Asturias y fundador de la Cruz de los Ángeles, Mensajeros de la Paz y Edad Dorada, insistió que, en relación a este tema, “habría que hablar del día antes en vez de del día después”.

    “No estoy a favor del aborto pero tampoco se puede estar a favor de los niños que no se desea que nazcan”, indicó. “Hay que prever los embarazos no deseados con todos los métodos posibles, sea la fidelidad, el absentismo o el preservativo”, añadió.

  3. el padrecito ángel de las cloacas infernales apoya el aborto y las uniones homosexuales, ademas de ser un tipejo obsesionado con el protagonismo mediático. tener en cuenta eso.

  4. Father Angel es de todo…menos cura.Lo de ser sacerdote es en él meramente accidental.Es cura como podría ser vendedor de corbatas: es como si no le diese la menor importancia.Me repatea como cura y como persona.

  5. “Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tenéis recompensa de vuestro Padre Celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo anuncies a bombo y platillo como hacen los hipócritas en las si ahogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa.
    Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará”. (Mateo 6, 1/4)
    A mí este sacerdote siempre me ha parecido un hipócrita.

  6. En Sevilla es muy conocido don Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, y salvando las distancias pre o post conciliares, al igual que los años que le separan son prácticamente dos gotas de agua. Con el añadido que en Sevilla existe la feria de abril, los bailes y el rebujito…..

    1. Pues no pienso así. Ni doctrinalmente, ni litúrgicamente (en su parroquia de Sevilla cuida primorosamente la liturgia y usa habitualmente casullas clásicas), ni pastoralmente, ni en el uso del clerygman (el 99% del tiempo, el P. Ángel va con su famosa corbata roja desanudada, y D. Ignacio no disimula ni esconde su condición sacerdotal). Lo único que podemos asemejar a D. Ignacio con el P. Ángel es que también le gusta moverse en ambientes un poco”elitistas”: jet set, juntas de gobierno de cofradías, etc. Pero es normal porque su familia es de rango abolengo y tiene muchas relaciones y amistades de siempre ahí. Pero su parroquia está en un sencillo y obrero barrio sevillano, así que también se mueve en ambientes más humildes. Por lo que le conozco es un sacerdote de pies a cabeza.

  7. Es posible que de fondo obre honestamente, a tenor de lo que en su día relató De la Cigoña en su visita a la iglesia del cura Ángel, pero las formas le pierden completamente.

    No obstante, queda claro que él puede ser elegante en las formas cuando quiere, lástima que no lo haga siempre.

  8. Perdón. Quise decir que el P. Angel se pierde lo más importante: ejercer el sacerdocio honrando a Dios y no a ídolos paganos y a su propio ego.

  9. Aunque el padre Ángel dice muchas tonterías, dado que a diferencia del 99 por cien de los curas progres al menos hace algo por los pobres, creo que se le puede perdonar. No así las que decían los Ellacurías et al., que no paraban de bramar contra el capitalismo y la pobreza desde cátedras en universidades para ricos en las que se formaban capitalistas.

  10. Sin desperdicio, de la 1a de hoy a Gálatas

    Ahora que, cuando yo vi que su conducta no cuadraba con la verdad del Evangelio, le dije a Pedro delante de todos:

    -Si tú, siendo judío, vives a lo gentil y no a lo judío, ¿cómo fuerzas a los gentiles a las prácticas judías?

  11. Pues el celebérrimo orador Ignacio Jiménez Sánchez Dalp y el P. Ángel lo único que tienen en común es que son sacerdotes y simpáticos, pero se parecen como un huevo a una castaña. En forma y fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *