El obispo José Cobo

|

José Cobo lanza siete propuestas para la reconstrucción social | Blog Padre  Ismael Ojeda

Es auxiliar de Madrid y se decía que el preferido del cardenal arzobispo. Se le atribuía también una línea llamémosla «social» y era se decía, la sustitución de «Josito», al no haberse podido conseguir una mitra para él.

González Guadalix, no sospechoso de podemismos ni de adulaciones nos deja  una imagen muy positiva de la visita pastoral que acaba de hacer a sus parroquias. Y coincide con las impresiones que me han dado otros sacerdotes amigos de Madrid. Y aciertan si piensan que si son sacerdotes amigos su línea es muy parecida a la mía.

<

Pues todos me han comentado que es un obispo cercano, simpático, inteligente, acogedor y que si de verdad tiene pensamientos muy distintos los disimula no haciendo gala de ellos.

Pues así como me lo cuentan, lo digo:

https://www.infocatolica.com/blog/cura.php/2211140851-un-fin-de-semana-glorioso

 

Comentarios
15 comentarios en “El obispo José Cobo
  1. Sobre Omella, en lo que se refiere a Barcelona, deja hacer al mejor clero barcelonés, que, aunque es escaso, es joven y apostólicamente animoso. Quizá sea porque no tiene de otra. Es lo que tiene. Seguro que si hubiera podido, no tendría ese clero, pero es lo que tiene. Otra cosa es su acción como Presidente de la Conferencia Episcopal y miembro de la Comisión de auxilio al Nuncio.

  2. En mi caso, y con respecto al Obispo Cobo, «no soy quien para juzgar». En lo que sí estoy de acuerdo con los comentaristas, por experiencia de la vida, es que, de visita todos somos muy majos y amables. He conocido a verdaderos ogros reconocidos en organizaciones a los que la gente alababa cuando les visitaba, con un pensamiento simple y emotivo.
    Es que hay que ser ya muy malo y muy poco listo para montarla en una vistia. Bueno… ¡qué decir! Hasta Hitler o Stalin tenían «su lado», y sobre todo con los ajenos. Hasta yo, que al parecer de pequeño era muy trasto, me portaba muy bien en las visitas, como decía mi madre.

    1. NATANAEL
      Discrepo, no todos son simpaticos de visita y no todos visitan. Para mi la cuestión es que Cobo esta en CAMPAÑA ELECTORAL. De repente se acuerda que existen curas de pueblo. Mira que hay curas de pueblo en Madrid. ¿Porque se va precisamente a ver a Don Jorge? Porque sabe que Don Jorge suele comentar su actividad. Y entonces si, muy buenas palabras, oración, acompañamiento. Y Don Jorge sorprendido lo cuenta. Mira lo majo que es COBO y parecía otra cosa. En el fondo es publicidad gratis. Cobo se posiciona ante los de arriba como alguien que cae bien a los modernos a los de Fundaciones y a los de la iglesia feminista y a los otros a los de la Iglesia de toda la vida. Un hombre de consenso. La mejor imagen para promocionarse hoy en día.
      Cobo no ha ido gratis a ver a Don Jorge. Hagamonos la pregunta. En todo el tiempo de obispo a cuantos curas de pueblo ha visitado? y porque precisamente a Don Jorge ahora? Soy malpensado? puede, pero con los modernos el refran nunca falla, piensa mal y acertaras.

  3. Lo que importa son los hechos. Cuando Osoro va a rendir cuentas al Vaticano, por el escandalo fundaciones, se lleva a Cobo, que se supone que es el que se lo monta para que pueda contestar las preguntas difíciles.
    Parece ser que Cobo debe de ser el gestor o inventor del pufo. Me parece muy mal antecedente para cualquier purpurado. Claro que en epoca de Bergoglio cuanto mas corrupto mejor.
    El caso fudaciones es un ejemplo de lo que no hay que hacer. Es inmoral, aunque se pueda justificar de aparentes buenos fines. Supone una prevaricación y un tipo de fraude con los fieles.

  4. A mí no me gusta hacer pronósticos (el último que hice, sobre las elecciones de EEUU, resultó un claro fracaso), pero puedo decir mis sentimientos: no creo que se acepte la renuncia de Osoropel mientras no cambie el pontífice y, con un nuevo papa, no creo que el arzobispo actual de Madrid tenga influjo alguno. Eso es lo primero. Lo segundo: no quiero ni deseo que el señor arzobispo de Bolonia, de profesión «hipócrita», sea el próximo pontífice; y tercero: no creo que don Francisco José defienda que los señores Cobo y Zuppi lleguen a suceder a quienes se mencionan aquí.

  5. Cobo es camaleónico. Me extraña que D. Jorge no lo haya pillado y no conozca la vida anterior de Cobo. Vicario por carambola y auxiliar de chiripa.

  6. Doy fe de que Omella también era así cuando estaba en La Rioja:

    «Pues todos me han comentado que es un obispo cercano, simpático, inteligente, acogedor y que si de verdad tiene pensamientos muy distintos los disimula no haciendo gala de ellos.»

    Fue llegar a Barcelona y… Pues eso.

  7. ¡Quién lo iba a decir! El Sr. de la Cigoña, el padre Jorge -el de la sierra de Madrid-, preparando el terreno para el nombramiento de Cobo como arzobispo madrileño, aceptando de alguna forma el nombramiento de cierto cardenal italiano doctrinalmente escurridizo como próximo Papa. Estoy por creer que la diferencia entre conservadores y progres no es de fondo sino de velocidad… Ya me lo dijo otro padre Jorge. Y veo que no le faltaba razón. Adivinen, adivinen quién era ese tercer padre Jorge. Ustedes saben mucho.

    1. El Sr. Cigoña y el P. Jorge no están preparando el terreno a Cobo, sino reconociendo que no es un sectario, lo que no es poco en los tiempos que corren. Lo mismo cabe decir del Cardenal Zuppi, que no es un candidato óptimo para el papado, pero desde luego los hay mucho peores.

  8. Me pondré en plan Hermenegildo para decir que lo de la cercanía me enciende todas las alarmas.Es un tapizado progre,repetido cual manera durante los últimos 60 años.
    Si necesito de los servicios de cualquie profesional-abogado,médico o limpiador de piscina-,lo que de verdad busco es que lo haga estupendamente bien, aunque sea un cardo borriquero en su trato personal.
    Naturalmente, si además es de trato agradable y educado, mejor que mejor.
    Por lo demás,y como dicen en ni tierra, de visita todos(o casi)somos guay del Uruguay.
    Y disculpas por «tomar el nombre de Hermenegildo en vano».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *