PUBLICIDAD

El obispo de Tenerife y la homosexualidad

|

Bernardo Álvarez, de 72 años, es obispo de Tenerife desde 2005.

Crucificado por exponer la doctrina de la Iglesia al respecto:

https://www.religionenlibertad.com/polemicas/246715020/obispo-tenerife-homosexualidad-palabras-iglesia.html

¿Prohibirán esa doctrina en el nuevo mundo que nos preparan? ¿El futuro muy próximo de los obispos católicos será la cárcel o las catacumbas?

No sería la primera vez.

 

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
9 comentarios en “El obispo de Tenerife y la homosexualidad
  1. Con los problemas que tiene en su diócesis, a saber, la falta de fe, la apostasía general, el aborto, la ignorancia religiosa, la menguante practica de los sacramentos, la amoralidad, la indecencia, la soberbia, la relajación de costumbres, y un montón de cosas mas. Fomente el amor a Dios y a María, y con esto, ya tiene usted bastante, señor obispo.

  2. Bravo y muy requetebravo por el sr. Obispo de Tenerife. Uno así lo querríamos mucho como Presidente de la Conferencia Episcopal y ya no digamos en Barcelona. Problema muy grave es que no se unen TODOS LOS OBISPOS DE ESPAÑA. El CATECISMO de la IGLESIA Católica dice lo que este obispo enseña y eso no lo oigo yo de forma unánime en el conjunto de los obispos

  3. No está mal, ha explicado el pecado objetivo y el pecado subjetivo, y que pecado es la transgresión voluntaria a la ley de Dios, hecho que hoy día es desconocida la Ley de Dios y si políticamente decimos que los hetero y los homo tienen la misma garantía y dignidad y están en el mismo plano, pues para un político están.

  4. No se preocupe, Paco Pepe, por el futuro próximo de los obispos católicos, que el obispo de Tenerife ya ha pedido perdón por decir la verdad.

  5. Decir lo que afirma el catecismo es obligación de todos los curas. Quienes no lo hacen se convierten en cómplices del Maligno.

  6. Esas reacciones son cada vez más frecuentes en las sociedades que se han desarrollado y engordado gracias a sus raíces cristianas, pero que se han acabado hartando de ellas, por lo que se empeñan en hacer resurgir a Sodoma de sus cenizas. No soportan que esas prácticas se consideren pecados nefandos ni parafilias, por lo que ya están llegando a perseguir manifestarlo, llamar al arrepentimiento, proporcionar terapias adecuadas y hasta orar en público por esos pecadores. No escarmentamos.

    «¡Ay de los que llaman bien al mal y mal al bien, de los que cambian las tinieblas en luz y la luz en tinieblas, de los que vuelven dulce lo amargo y amargo lo dulce! ¡Ay de los que se tienen por sabios y se creen muy inteligentes!» (Is 5, 20-21).

  7. Ante lo que viene del pensamiento único y excluyente hay que empezar a hacer campañas defendiendo la libertad de expresión de las minorías. Cuanto más derechos se otorguen a las minorías más posibilidades tendrá la Iglesia para exponer su mensaje en libertad.

  8. Lo más descorazonador para los fieles es que muchos critican al Obispo de Tenerife por contradecir la postura del Papa Francisco sobre la homosexualidad.

  9. Al margen de esta estupidez; ¿como es posible que una tendencia sexual se haya convertido en un mérito? ¿Puede ser un mérito ser ciego o deficiente mental?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.