PUBLICIDAD

El obispo de Mondoñedo-Ferrol fuente de comentarios encontrados

|
VISITA DEL OBISPO DE MONDOÑEDO – FERROL A AS PONTES | Unidad Pastoral As  Pontes
No he sido precisamente yo quien se caracterizó por cantar alabanzas de García Cadiñanos. Le taché de obispo podemita por creer que en vez de manifestarse como padre de todos sus fieles, imprudentemente se inclinaba por un sector muy minoritario, ultrapolitizado, perdido en unos años lejanísimos -medio siglo-, que hoy no llegan ya a nadie y de dudosísimo sentido católico. Cual si fuera un podemita más en días de liquidación de Podemos.
Hubo lectores que se manifestaron en el mismo sentido que yo  y otros que rompieron lanzas por el obispo. Todos tuvieron acogida en el Blog salvo alguno que no era más que una sarta de insultos.
Hoy otro parroquiano más insiste en las críticas al obispo
«La diócesis de Mondoñedo-Ferrol se encuentra en una situación catastrófica y el no tan nuevo obispo no hace más que empeorarla.
En los últimos años hemos vivido sacerdotes que ejercían de párrocos y a la vez la abogacía, haciendo publicidad de sus servicios para divorciar a los contrayentes en los mismos cursillos matrimoniales.
Siendo removido de sus funciones de párroco cuando se descubrió… (aquí la imputación de un delito que he borrado)
Algunas de las iglesias parroquiales como la de Santiago Apóstol en Narón estan cerradas por falta de interés del párroco y de la mitra en arreglarlas con la excusa de que no hay dinero, mientras que otras parroquias cuentan con la asignación de un cuarto de millón al año para el pago de su hipoteca. Siendo esta parroquia la más deficitaria de la diócesis y teniendo problemas en la construcción y en la calidad de los materiales.
Con respecto al organigrama de la diócesis da la sensación de que hay más jefes que indios, siendo muchos de estos jefes, a todas luces, incapaces y faltos de preparación para realizar estas funciones.
Si miramos al seminario, que debería ser al corazón de la diócesis, nos encontramos con cuatro seminaristas 3 de ellos hispanoamericanos (dos de ellos ya estuvieron en otros seminarios como son Segovia y Ourense). Tras el cierre, ya hace años, del teologado en Santiago no han encontrado una residencia fija para los futuros sacerdotes y ahora viven en el Seminario de Santiago de Compostela conocido por sus relaciones amistosas entre seminaristas, como publicó Infovaticana.
No mejor está la Domus (edificio de la curia en Ferrol), con un exceso de empleados más que manifiesto y con una necesidad imponente de demostrar que su trabajo es imprescindible cuando es fácil analizar que no es así.
Cáritas tiene multitud de empleados, todos de la misma tendencia y que no es necesario decir cual es, sabiendo las afinidades del clero y el obispo.
También en los últimos años han llegado a la diócesis sacerdotes, no solo de allende los mares (llegó también el antiguo prior de Silos) (creo que es Samos) que en el mejor de los casos tienen un fuerte cariño por el vil metal ( y le atribuye alguna otra cosa que he borrado aunque no sea la prinera vez que la veo mencionada)
Los problemas de Fe, costumbres y moral de los sacerdotes daría para un libro.
Siendo imposible acceder al sacramento de la penitencia y tampoco pedir una determinada intención, negándose los presbíteros a celebrar.
Curioso es que celebren sabatinas los domingos o cualquier otro día de la semana juntando incluso cinco ó seis intenciones en una misma celebración.
Un repaso a vista de pájaro es esto, pero hay un mayor número de problemas que lo correcto sería intentar ponerle remedio, no esperar a  que llegue el siguiente y solucione si es que queda algo en pie.
Un saludo»
Creo que debo recoger también, en otro sentido, el testimonio de un sacerdote de Mondoñedo-Ferrol, cuyo criterio tengo en gran estima. Me dijo que coincidió con el obispo en un acto religioso en Guitiriz hace algunos días y que era la primera vez que se encontraba con él. Que celebró con mucha dignidad, que la homilía fue buena, sin ningún podemismo y que tras el acto se mezcló con los asistentes de modo muy cordial.
Comentarios
12 comentarios en “El obispo de Mondoñedo-Ferrol fuente de comentarios encontrados
  1. Los obispos, al igual que el resto de los mortales, tienen una trayectoria, un pensamiento, una ideología, un pensamiento político, sociológico, cultural… Eso tiene un arma de doble filo tanto para ellos como para los clérigos, religiosos o los laicos. Porque los importante no es eso, ¡no! Lo importante es que predique el reino de los cielos, procure la salvación de las almas y no permita que se pierda ni una de sus ovejas del revaño que le ha sido encomendada por el Espíritu Santo.

    También to observo a mis hermanos religiosos ordenados cómo la desazón o el pasar de los años, o quizá la pérdida de la vocación hace que no les importe que se `pierdan las ovejas que el obispo les encomienda. Ruego a Dios que me de la gracia de seguir al frente del rebaño que el me encomiende a través del pastor y de la diócesis que Él me envíe. Y que a nadie le importe la influencia familiar que tuve en mi pensamiento político y sociológico, porque sólo pienso en el Reino de los Cielos y en el bien de las almas.

  2. Las amistades del Seminario de Santiago son de sobra conocidas por el clero de la Diócesis. Y sus ordenaciones objeto de constante comentario entre el clero y posterior deserción de su entorno. Ese Seminario da mala impresión en todos los ámbitos de la formación. Basta con ver las entradas y salidas. Pero se ha impuesto el silencio en respuesta a la gestión del metropolitano de 76 años y 2 meses. Es de esperar un pronto relevo y si no quieren a Cadiñanos en Mondoñedo cuando lleva 14 meses, imagínese en Santiago que llevamos 30 años.

  3. Nos falta normalidad, a veces se quieren (los episcopos) poner muy llanos con la gente y hacen en ridículo (báculo de Plascencia y el vestuario de algún otro). Por cierto, ¿Cuál era el problema de amistad de los seminaristas en Santiago?

  4. Mondoñedo fue la diócesis y seminario del Cardenal Rouco Varela. Todavía es cardenal de nuestra Iglesia, y creo que con buena salud. ¿No podría ser él un buen visitador del obispado para «dialogar» con el obispo y otros colaboradores, incluidas algunas mujeres y otros seglares, y empeñarse en corregir posibles errores si existen??

  5. Lo que un servidor no es capaz de entender es que alguien sea tan ingenuo de echar la culpa de la situación a un obispo que lleva apenas un año en la diócesis, como si semejante dislate se preparara en tan poco tiempo. Digo yo que el nuevo obispo, primero, por prudencia y buen arte de gobierno, tiene que conocer la di´ocesis, cosa que no es fácil, dada la realidad misma.
    ¿No será culpa de obispos previos? ¿No será culpa, si nos ponemos finos, de los Papas que los han ido nombrando?
    De verdad, tanta manía de echar la culpa al obispo reinante de tanto mal es injusta muchísimas veces.

  6. «Nihil novum sub sole». El comentario no dice nada nuevo. Todo eso se sabe desde hace mucho tiempo en la diócesis aunque nadie haya hecho nada por desgracia. Y aunque «mal de muchos, consuelo de tontos» la diócesis de Mondoñedo-Ferrol no es la única en la que suceden estas cosas; las hay con problemas de más gravedad. En cuanto al obispo, si me permite le ruego no haga como su antecesor, el tal de las Heras, que fue el que llegó por desgracia a muchas de las cosas que relata el comentarista y ya se ve lo que está dando de sí en esa penosa y desastrosa comisión de nombramientos que le nombraron al Nuncio, por poner un ejemplo, y no hablemos de su diócesis, León.
    D. Fernando, haga lo contrario a él y verá cómo todo irá mejor, escape de los catastrofismos de la mayoría de los curas bajo su mando y vigile que falta nos hace hoy en día.

  7. Sin negar que sea cierto lo bueno que dice ese sacerdote de su confianza, no deja de ser muy grave la situación descrita por el primero. Ciertamente no se le puede echar toda la culpa al obispo, que llegó hace cuatro días, son males endémicos por la inoperancia de los anteriores. Pero Mons. Cadriñanos es un hombre joven y tiene que agarrar ese toro por los cuernos. (y a otros por los coj….. para que no los usen idebidamente)

  8. Cigüeña de la Torre:

    Me encanta esto de que los propios lectores de su blog, puedan enviarle quejas de lo que cure en sus diócesis. Creo que puede hacer mucho bien a la Iglesia que se puedan denuncia estas cosas en público. Puede que así, quitándoles la careta, mejore algo la cosa

    1. TELEMACO
      Me fascina su ingenuidad.
      Es enormemente… ingenua.
      Este obispo, o tiene una conversión brutal, o forma parte del problema, como tantos otros, no de la solución.
      Es casi imposible que en estos tiempos en España con Omella, Arana y otros mariachis, puedan nombrar a un obispo bueno. Si lo hacen, es porque se han equivocado.

      1. Mi ingenuidad se debe a que no conozco a ese señor obispo.
        «Por sus obras los conoceréis» Desconozco lo que ha hecho o dejado de hacer en su vida sacerdotal y en este escaso año de episcopado.
        Pero no se preocupe, mi ingenuidad durará poco tiempo más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *