PUBLICIDAD

El obispo de Gerona ocupándose de lo que no es su incumbencia y abandonando lo que lo es

|

Este obispo, político donde los haya, no hay más que ver la fotografía que ilustra la entrada, tiene a su diócesis hecha unos zorros, traga con todo, encubre todo, su obispado es uno de los más secularizados de España  y sus únicas preocupaciones son las políticas: los encarcelados o fugados catalanes y donde se va a enterrar Franco. Si en vez de ser obispo fuera un político de ER o de JpC no tendría otro discurso.

Preocúpese usted de sus curas maeicones que tienen amantes que se asesinan, de los del Forum Alsina que llegaron a gobernar esa diócesis dejada de la mano de Dios aunque hoy ya no sean nadie ni tengan fieles que gobernar porque echaron a todos, no se derrita por encontrarse con Mas o Puigdemont y ya no le digo que se dedique a gobernar su diócesis porque no quiere, no puede y no sabe y además para el tiempo que le queda no vale la pena que se esfuerce.

https://infovaticana.com/2018/10/31/el-obispo-de-gerona-en-contra-de-que-franco-sea-enterrado-en-la-almudena/

Comentarios
12 comentarios en “El obispo de Gerona ocupándose de lo que no es su incumbencia y abandonando lo que lo es
  1. Pardo es víctima (porque de deja), de algunas víboras que habitan el Obispado, y ocupan parroquias VIP, algunas de fuera de Gerona capital, Olot por ejemplo.
    Y a Mn Jarabo, un abrazo de uno que está muy cerca.

  2. con obispos de la calaña de monseñor pardo, no quedará de la iglesia ni quien apague la luz, y lo que es peor, no quedará piedra sobre piedra.

  3. ¡Patético! Están ocurriendo cosas gravísimas. Mucha gente cree que las traiciones morales no tienen importancia práctica. Se equivocan. El apoyo de sectores de la Iglesia a los enemigos de Franco, que también habían sido los exterminadores de la Iglesia, valieron a esta una crisis de  descrédito y retroceso en España, y el mayor desprecio y odio de aquellos a quienes favorecieron. Y  ceder ahora al chantaje o, peor aún, caer en la complicidad con un gobierno delincuente, sería una catástrofe no solo para ella, sino para España entera.

  4. Pude ser duro con Munilla -un buen obispo- en mi comentario acerca de su homilía en el funeral de Setién, según me lo hizo notar Don Francisco José. Mas, me reitero en que no me siento representado por la jerarquía de la Iglesia Católica. Esta noticia es una prueba más que ampara mi decisión. En comunión con los cada día menos sacerdotes y religios@s fieles a Cristo que quedan, lo tengo claro: SOLO DIOS BASTA.

    1. Recuerdo que cuando usted hizo ese comentario yo dije algo así que msr Munilla perdió una buena ocasión para guardar silencio. pero supongo que al mejor escribano se le escapa un borrón.

  5. Querido don Paco Pepe, ese obispo orondo hizo hace unos días unas declaraciones en el periódico local “Diari de Girona” que dejó perplejos a muchos fieles, unas declaraciones que reflejan el sentir generalizado, expuesto en numerosas ocasiones, por el presbiterio de la diócesis. Hoy éste es un erial, con más sacerdotes en la residencia de acogida Obispo Sivilla y algún otro (Olot, Bañolas) que en activo. Y los que están en activo con más parroquias de las que humanamente pueden ocuparse. Lo habitual es que sólo haya una misa el domingo en muchos lugares de la provincia, con liturgia de la palabra, como mucho, el resto de la semana, pero, obviamente, ni confesiones, ni clases de Biblia, ni educación religiosa de adolescentes y adultos.
    Los obispos que sucedieron al obispo Cartañá Inglés, resultaron un auténtico desastre. Empezando por Narcis Jubany. Con un temperamento irascible, arruinó, directa o indirectamente a través de sus delegados cuanto de positivo habían levantado merítisimos y santos sacerdotes que había logrado sobrevivir a la persecución religiosa, huyendo y volviendo en su mayoría por Badajoz, donde ejercieron sus tareas apostólicas hasta que las tropas del Tercio de Montserrat liberaron la ciudad. Unos requetés que hoy están expulsando de Montserrat los benedictinos que gracias a aquellos pudieron retornar. Jubany los trataba con desprecio, hasta el punto de que temblaban cuando tenían que acudir “a palacio”. Por no robarle tiempo, no me detendré en los siguientes, alguno envuelto en asuntos turbios que parece mostró negligencia in vigilando. No descubro nada. Está escrito y publicado.
    Volvamos a las declaraciones de Pardo. Declara en ellas que jamás permitirá que venga aquí, a Gerona, ningún sacerdote de América del Sur o Central, pues no hablan nuestro idioma ni conocen nuestro modo de ser, el famoso taranná. Vamos, que son neandertales o denosovanos. Lo paradójico del caso es que en no pocas parroquias de la capital y de pueblos de la provincia los católicos sudamericanos copan los bancos en el cumplimiento dominical. Por lo menos, fifty-fifty. Un cumplimiento que van abandonando porque no entienden de la misa la media ni parece que tampoco son merecedores del certificado de taranná, salvo para votar (a los secesionistas of course, pues para eso sí hay asistencia parroquial). Si se da un paseo el viernes por la tarde por cualquier punto de la provincia donde exista ya un “centro islámico” observará que el número de seguidores de Mahoma supera con frecuencia e número de fieles del templo el sábado (misa vesspertina). ¿Será porque los imanes hablan catalán y tienen taranná?
    En Gerona no es que hay dos tipos de fieles. Es que muchos le han hecho un corte de mangas al clero secesionista, comenzado por ese obispo tan “cofoi”, que decimos por aquí, de verse rodeado de tales compañías. (Cofoi es sentirse muy a gustito, esponjoso y orgulloso.)
    No es hipérbole afirmar que la cruz de Cristo se ha sustituido por la estrella de la bandera separatista. Y esto no ha hecho más que empezar.

    1. iempre digo que el nacionalismo que esta gente practica es idolatría, sustituyen a Dios por la nación. Cuando lo hacen los ciudadanos, se llama fascismo, pero cuando lo hacen los clérigos, se llama idolatría.

      Y encima echando a los fieles de las iglesias. Y no sólo en Cataluña, sino también en en el resto de España, porque cuando se ve un ejemplo como este obispo y ningún «hermano en el episcopado» dice nada, pues como que entran ganas de no volver a pisar una iglesia y en el caso de los americanos en Cataluña, encima con discriminación por no ser catalanes pata negra.

      Claro que tal vez esto sea una minucia comparado con los graves problemas que tiene la Iglesia y que la mayor parte de la clerecía se empeña en agravar.

      Pidamos a Dios que nos mantenga, al menos, la fe, porque con esta chusma hace falta mucha fe.

  6. Es curiosa la afición de un numeroso sector que presume de izquierda de desenterrar muertos, y despojar a los vivos, generalmente a los más débiles, sea con ERES, FILESAS, PSV`s… El contraste es tanto mayor cuando se les llena la boca de que después de la muerte no existe nada y los despojos humanos son una materia como cualquier otra y todo eso adornado con la persecución a la propiedad, …, de los demás. Parece que cierto sector del clero progre piensa lo mismo: primero venden sepulturas en los templos para ayudar a su construcción y después dicen a los propietarios quienes deben enterrarse, mientras ellos se reservan un puesto destacado, para después de la muerte en el templo y a costa de los fieles, que deben pensar que están a su servicio, en lugar de al revés.
    En fin, como dice la sabiduría popular: «dime de lo que presumes y te diré de lo que careces».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *