El obispo de Cádiz sometido a un pin, pan, pun

|

Por lo peor de cada casa.

Claro que me sería muy fácil salir en su defensa dado el pelo de quienes le atacan pero no pienso hacerlo. No tengo la menor simpatía por el obispo de Cádiz aunque  quienes le combaten son mucho peores que él. Un amigo del obispo, y mío, me pidió hace algún tiempo que no le atacara, y como a mis amigos les hago mucho caso pues le atendí. Pero una cosa es no atacar y otra defender. Y mi amigo no se atrevió a pedirme tanto.

Con lo que sigo viendo la lapidación desde las gradas.

<

Sólo diré que entre Zornoza y Diufaín, cien veces el segundo.

Comentarios
18 comentarios en “El obispo de Cádiz sometido a un pin, pan, pun
  1. Pues Don Francisco, no se qué motivos tendrá para no tomar partido por el obispo Zormoza. En San Jorge gobernó y orientó la parroquia con un acierto evangelizador laudable. En el Seminario de Getafe los seminaristas le admiraban y salieron unas promociones de sacerdotes ejemplares: formados, cercanos, alegres…pastores.
    Y en Cádiz, impulsa con mucho acierto, iniciativas revitalizadas por él: Escuela de evangelizadores, de discipulado, delegación de Catequesis, delegación de Enseñanza, de pastoral juvenil, Instituto de Teología… etc
    El obispo Zornoza es un hombre de Dios. La pena es que un número de sacerdotes capitaneado por RVez están a la zaga de la crítica y de incluso la oposición a todo. A pesar de sus promesas de obediencia.
    Es muy triste ver cómo se inventan y propagan maledicencias sobre su propio obispo.
    Qué Dios les ilumine y al obispo fortalezca en medio de tantas marejadas.

  2. No conozco al obispo, pero a R Vez mucho y nunca nunca tomaría partido por él. Es poco educado, arbitrario, payasete de liturgia, malhablado, difamador. La antítesis de un buen sacerdote. En Conil no todos le defienden…ni mucho menos. Y los que le sufrimos en verano… aguantamos como podemos o nos vamos a Misa a Vejer.

  3. A Zornoza, no le conozco, llevo muchos años viviendo de Cadiz, pero de Rafael Vez, es un cura de mucho cuidado, fui a misa en una parroquia en Puerto Real, Cadiz, y vaya manera de celebrar….

  4. Suscribo cada palabra de lo que ha dicho. Gracias por ese testimonio sobre nuestro muy querido obispo.
    El Señor le recompensará todo su desgaste en bien de la diócesis…Yo rezo muchísimo por mi obispo. Muchísimo.

    1. EGERIA, qué pronto cambiaste de chaqueta y no por la reducción de talla! Algunos recordamos muy bien tus quejas sobre el Zorni por su desinterés hacia el Ordo Virginum. Pero no hay críticas que se mantengan frente a la prebenda de una «delegación» que te asegura las clases de Reli. Promoveatur ut amoveatur, es la mejor táctica de la manipulación zornoziana… lo ha conseguido, ahora hasta rezas «muchísimo» para que «el Señor le recompensará todo sus desgaste».

      El DESGASTE es el de la Diócesis pero a ti, como a tu ahora «querido obispo», te da igual mientras estés bien situada. Su lema reinterpretando 2 Cor 12,15 está claro: «Por mi parte, muy gustosamente gastaré y OS desgastaré totalmente… ¿seré yo menos amado?»

  5. Pues Dorado uno de sus muchos aciertos fue también traerse a algunos sacerdotes de fuera para reforzar la acción pastoral diocesana. Recuerdo dos magníficos de Toledo el P. Marcelino y el P. Juan Antonio Paredes. Y uno estraordinario de Grócin (Navarra), el P. Ignacio Egurza. Cada obispo ha servido a la Iglesia en su momento histórico y cada uno ha tenido también su cruz en la oposición de algún curita. Pero sólo se evangelizar desde la comunión.

  6. GRACIAS D. RAFAEL ZORNOZA
    Doy gracias a Dios por todos los obispos de Cádiz y Ceuta que he conocido. Cada uno con su personalidad y características han servido a la Iglesia como la Iglesia quiere ser servida. La fidelidad, la colaboración con el obispo diocesano debe ser la característica de cualquier fiel cristiano; y no la rebeldía, la ira y la soberbia que llevan siempre al mal. Afortunadamente la gran mayoría de los diocesanos caminamos con nuestro obispo y sólo una minoría está manifestando, incluso en los medios de comunicación, que la ira, la soberbia y la rebeldía han anidado en su corazón. Lo peor es que pueden desorientar y arrastrar a otros y llevarles por esos derroteros muy poco evangélicos.
    Y doy gracias a Dios por D. Rafael Zornoza por su gran ejemplo de vida entregada y gastada al servicio de la Nueva Evangelización. Ha buscado colaboradores para llevar a cabo las reformas que pide el Papa Francisco en los diversos ámbitos diocesanos. Cualquier diocesano conoce y valora el empuje y entusiasmo que supusieron las Escuelas de Evangelizadores, de las que han surgido iniciativas apostólicas en parroquias, movimientos, jóvenes, familias, … Han sido un claro frutos de la puesta en práctica de la exhortación apostólica del Papa Francisco Evangelii Gaudium.
    Pero su labor ha ido más allá reforzando la acción caritativa, la religiosidad popular, la atención a los inmigrantes o el reciente relanzamiento del Apostolado Seglar potenciando así los movimientos eclesiales. Todo el mundo conoce y valora cómo ha alentado a la Pastoral de la Familia y la Vida, el apoyo a la labor del Centro de Orientación Familiar, la Pastoral de jóvenes, el Secretariado de Catequesis con un nuevo impulso, la dinamización de la Delegación de Enseñanza, las Pastoral de la salud, la creación de las Escuelas de Teología, la revitalización del Instituto de Ciencias Religiosas y un largo etcétera. Sólo la ceguera producida por la arrogancia, la soberbia, la ira o la pretensión de una pastoral desfasada, pueden poner en duda estas evidencias.
    Su trato cercano, amable y dialogante es evidente y ha sido experimentado por todos en tantísimas oportunidades: encuentros diocesanos, confirmaciones, convivencias y peregrinaciones, … Su gran celo apostólico, su ardor evangelizador buscando nuevos métodos y nuevas expresiones tiene su fundamento en la primacía de la gracia, en el convencimiento de que la Iglesia es de Jesucristo, animada por el Espíritu Santo. Ese celo y ese entusiasmo lo transmite a todos y nos da ejemplo de seguimiento de Cristo. D. Rafael predica lo que vive y vive lo que predica.
    Por eso el obispo diocesano de Cádiz y Ceuta cuenta, como también contaron los anteriores, con mi agradecimiento, con mi oración y con mi pobre y humilde colaboración. D. Rafael Zornoza cuenta con todo mi apoyo y estima. Suscribo las palabras del Vicario General, destacando las cuatro virtudes que pide a Dios en estos momentos “Humildad, caridad, lealtad al Obispo y generosidad y prudencia a la hora de desempeñar esta tarea. Soy muy consciente de que sólo desde el respeto, la obediencia y la colaboración leal con el Obispo se sirve a Cristo y a la Iglesia”. 

    1. Zornoza es un soberbio de mucho cuidado; de humildad escaso; de caridad para la galeria; gran manipulador, no delega, todo lo controla… y se de lo q hablo

  7. Quizá convendría desplazar a Zornoza a una de las diócesis vacantes o a una de las que tienen obispo dimisionario.¿Zamora?¿León?

    1. Pobres leoneses, después de aguantar al que se va dejando la diócesis muy mal parada, no les desees tanto mal. Aunque tal vez Zornoza, por muy malo que sea, siempre lo hará mucho mejor que el muermo que se va.

  8. «Sólo diré que entre Zornoza y Diufaín, cien veces el segundo.» No sé si será un lapsus, porque Diufaín ha sido el ecónomo fiel del Zorni (es buen cura además) y si lo ha quitado ha sido para calmar las aguas. Más bien la elección habría de hacerse entre el Zorni y el canónigo Rafael Vez, y aquí viendo los que apoyan y rodean a Vez…, tal vez habría que situarse junto al Zorni (que tampoco es que sea buena compañía).
    Nota de F. d la C.: Veritas, me explico, quiero decir que entre Zornoza y Diufaín me quedo cien veces con Diufaín. Y entre Zornoza y Vez, quince o veinte con Zornoza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *