PUBLICIDAD

El nepotismo, enfermedad congénita del clericalismo

|

 

Ahora en la Secretaria Económica de Vaticano y con aires de nuestra Extremadura.

Que llevados a Roma no tienen que ser buenos.  Que lo son en Jerez de los Caballeros, Olivenza, Garganta de las Ollas o Hervás. Sin hacer de menos a Almendralejo, donde tanto quiero, queremos,  a dos matrimonios, el maravilloso Trujillo, el Guadalupe extremeño, toledano y universal, Yuste, la Mérida romana y la Plasencia cristiana y toda una región que encanta a todos cuantos la han pisado  y de la que llenaría páginas contando sus maravillas.

Hoy no es ese el caso sino dar cuenta de que el jesuita que Francisco ha querido poner al frente de la Economía vaticana se ha buscado de segundo a uno de su pueblo extremeño donde de niños habían sido amigos. . Un laico llamado Maximino Caballero. Con currículo  económico. Tampoco extraordinario. Algo así como nuestra Calviño. Que también España es venida a menos.  Como el Vaticano.

Pues, por mi parte, bienvenido caballero. Que era el saludo con el que en mi ciudad. pueblo para los de La Coruña, con el que recibían, incluso a los que ni llegábamos a la adolescencia, a quienes íbamos a cortarnos el pelo.  Y que también  era el rótulo del local. Nunca supe si por saludo o si porque el dueño se llamaba con ese nombre y tal apellido.

Todos esos mis recuerdos de infancia no tienen la menor importancia y si los traigo es porque en mi blog escribo de lo que me parece que para eso es mi blog. Alguno da la impresión que cree que es el suyo y que yo se lo estoy interrumpiendo y malbaratando. . Si es que hay gente «pa to».

Pues, lo dicho: bienvenido caballero.

Ya de como lo haga hablaremos si hay ocasión. Aunque se los segundos no se suele acordar nadie.

«Amici d’infanzia: nuovo segretario generale per l’Economia in Vaticano»

 

9 comentarios en “El nepotismo, enfermedad congénita del clericalismo
  1. ¿Pero creerán en serio estos dos extremeños que van a poder arreglar lo que no dejaron arreglar a Gotti-Tedeschi y Pell? El déficit de la Santa Sede se soluciona con un plan que cabe en una cuartilla: reducción del personal a menos de la mitad del que había en la época de Pío XII (pues desde entonces se ha cuadruplicado, aunque la informatización habría permitido reducirlo). Ahora bien, pensar que un peronista va a reducir el funcionariado es como creer es en unicornios o seres mitológicos. El problema del IOR sólo se puede solucionar eliminandolo, pues desde sus inicios ha sido una lavadora de dinero. Lo que pasa es que quien intente controlarlo corre sus riesgos, y si no que se lo digan a Calvi, Juan Pablo I o Pell, y milagro es que a este último no lo hicieran saltar los mafiosos por los aires, y se limitaran a mover las conexiones masónicas de la mafia italiana en la justicia de Australia (el que desconozca la relación mafia-masonería en Italia sencillamente no sabe lo que es Italia). Ahí no cabe más que una acción inmediata y sorpresiva de eliminación del IOR del un día para otro y publicación de todas las cuentas: no caben paños calientes. Y es obvio que no se van a atrever, ni Bergoglio ni sus servidores extremeños.

  2. Sí, el nepotismo es hijo del clericalismo para colocar a los suyos, agradecidos, a dedo. Y el que más critica al clericalismo – ése que critica tanto que se critique…- es el primero en ese nepotismo en el Vaticano o en su Argentina natal. ¡Da asco todo, de verdad!

  3. Vigo.Ayer.Calle Venezuela.Librería de los entrasianos/salesianos: entre los autores religiosos del escaparate, Kasper, Congar, Rodríguez Olaizola, Uriarte, Jesús Espeja, Melloni y Pagola.Entre los autores laicos, feministas, anticapitalistas e izquierdistas de todo género: Llamazares, Almudena Grandes, Dolores Redondo, López Silva, José Luis Sampedro, Preston, etc.Podían, al menos, cortarse un poco y venderlos dentro, sin necesidad de exponerlos en el escaparate.Los entrasianos ya no guardan ni las formas.

    1. A Ramilo

      «Que vendan los libros dentro….» Veo que las manías del administrador del blog se pegan… Ni a cuento viene este comentario suyo con el post. NO se corte, Ramilo, la próxima vez entre usted en la librería y dígales cómo hacer su trabajo a quienes la regentan. Ay, Dios mío…

    2. Es que ya hay pocas librerías religiosas en España dignas de ese nombre, don Juan Manuel. Librerías entrañables como la Balmes en Barcelona o Sagrado corazón en Granada son excepción. En manos de particulares siempre. Porque los más vendidos (en ambos sentidos) suelen ser los clericales, de uno u otro modo: salesianos, paulinas, etc. No quieren esforzarse en vivir del libro católico, sino en vender cualquier cosa y, si encarta, algún libro católico.

      1. Yo quiero añadir otra más: Librería Códice, en Madrid, calle Moratín
        Seguramente habrá otras muchas librerías religiosas dignas de ese apelativo, pero esta me impresionó cuando entré en ella hace unos años y descubrí amplias colecciones de patrística que no se ven en muchas librerías diocesanas

  4. En esto del nepotismo lleva usted toda la razón. Ya no vivimos tiempos negros en los que el «nipote» era un modo de esconder otras parentelas, pero no cabe duda de que seguimos con la costumbre de «colocar» al familiar. Aquí en España, sin ir más lejos, tenemos a un «nipote», este sí, con todas las de la ley, en el obispado de Lugo. Que lo hará bien o mal, pero por decencia debería haberse evitado. Un cordial saludo y mis oraciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *