El mundo ficción de los obispos

|

Y no es bueno vivir en Disneylandia cuando se está llegando a la jubilación.

Que hay obispos, y no pocos, que creen todavía en el Ratón Pérez. E igual han dejado de creer en la palabra de Dios.

Escriben pastoralitas, en general absolutamente prescindibles, que no lee nadie, ni sus curas. Retransmiten misas on line que no sigue nadie. Los 126 seguidores de la de Omella son una vergüenza de tal calibre que debería, si tuviera un mínimo de vergüenza torera, dejar de arrastrar por la nada, que, hasta el fango parece más digno, su persona, que ahí me las den todas, y la sucesión apostólica, que a mí me parece muy seria.

<

Hoy he seguido la misa de Caná. Fui una de sus más de 6.500 visualizaciones. Que no es osado, más bien cicatero, considerar 20.000 seguidores. Y además, hubo otra misa a las diez y habrá una más a las ocho de la tarde. Con lo que se ha seguido on line la misa de Caná por muchas más personas que fieles tiene la parroquia.

Barcelona según el Annuario Pontificio tiene más de 2.100.000 católicos, cosa que ni se cree el mismo Annuario,  pero, ya que lo dice, pensemos que las misas de Omella las siguen casi tres millones de personas. Pues.. ¡¡¡126!!! Vale, no me vayáis a tachar de cicatero: 275.

Pues algo habrá en este absoluto descuadre. Y alguien tendrá  culpa. Que no puedo ser yo que me limito a referir datos.

No me alegra nada el manifiesto desprestigio de los sucesores hoy en España de los Apóstoles. Me entristece muchísimo. Aunque  pueda entender la situación a la que han llegado desde tanta inanidad. ¿El mañana? No es mío. Tampoco de Omella. Es de Dios. Pero de algunos van a pensar no pocos que llegaron al altar con el calzón bajado. Que no parece atuendo episcopal.

Hoy parece que Omella no dice nada a nadie o, si dijera algo, mejor estaría callado. Pues eso, que en boca cerrada no entran moscas. Aunque, ¿cuándo Omella ha tenido la boca cerrada? ¿Y para bien de la Iglesia?

¡Váyase, señor Omella!
En la seguridad de que nadie le va a echar de menos.

,

Comentarios
20 comentarios en “El mundo ficción de los obispos
  1. A esta hora del Covid me pregunto, ¿si uno no cuenta con ellos en los tiempos difíciles, para qué los $oporta uno en tiempos light?

  2. El problema de los obispos, como el de los políticos, o los grandes empresarios, etc; es que ven la vida «desde arriba» y desde arriba las cosas se ven de otra forma que desde abajo.
    Pero eso también les pasa a muchos curas. Tienen que cumplir con su rol; buenas palabras, no ser negativo, suscitar esperanza, se deben a la gente…….aunque en su fuero interno vean la realidad tal como es, que tampoco son tontos;y tengan sus opiniones personales, hasta en política; pero el papel o rol lo tienen que mantener de cara a la galería ¿que es algo de postureo? si.

    En el caso de Omella, estoy convencidísimo que no tiene nada de independentista, al contrario del todo; pero le ha tocado en suerte estar rodeado de ellos (clero incluido), y tiene que «templar gaitas», discurso conciliador, integrador, políticamente correcto, ¿que haríamos muchos de nosotros?

  3. Yo sigo la Santa Misa siempre que `puedo por You Tube, que se televisa desde Covadonga-Asturias, hasta ahora desde la Gruta, y a partir del Lunes día 11 de Mayo, a las 12 de la mañana, todos los días de la semana, desde la Basílica. La preside su abad, D. Adolfo, al que acompañan 4 sacerdotes, y dos comunidades de Religiosas, que sirven en el Santuario. Está francamente bien, y cantan un cantor y el abad, que lo hace bastante bien y con buena voz, y acompaña el organista titular del Santuario. Es una Misa que está muy bien, que yo recomiendo a todo el mundo.
    A las cinco de la tarde, por el mismo Canal, se reza cada día el Santo Rosario. D. Adolfo fue párroco de San José de Gijón, y los cultos de la Parroquia asistían multitud de personas de todas las edades. Monseñor Osoro le conoce muy bien, de su estancia e Asturias, y me extraña que dada su valía no le haya propuesto para cubrir alguna Diócesis, dada también su experiencia de gobierno.

    1. D. Atilano ,el obispo de Sigüenza, tb es asturiano, trabajò en la parroquia del Buen Pastor de Gijón y fue arcipreste en esa ciudad.Supongo que D.Carlos Osoro también le conoce bien de cuando fue arzobispo de Oviedo

    2. Asturiano, sigue aplaudiendo como hace años aplaudías a Osoro hasta con la orejas. Has nacido pelota y carcamal y así acabarás. Que Dios te conserve la curvatura de tu bola.

  4. En la sede del Arzobispado de Sevilla, a la que llegó jovencísimo, encuentras por cada rincón que pasas, enormes lápidas conmemorativas del siguiente tenor a modo de ejemplo: «esta puerta que llevaba siglos sin abrir y cerrar bien por tener las bisagras muy oxidadas fue renovada SIENDO ARZOBISPO EL CARDENAL AMIGO VALLEJO». Así con letras gordas, muy gordas, de puro espíritu franciscano. Después de dejar el cargo de arzobispo de Sevilla, declaró en una entrevista, que nunca entendió ni empatizó con la gente de allí. ¡Vaya pastor! De su pariente lejano, el eminente Dr. Vallejo Nájera, que dio un ejemplo de vida y sobre todo de muerte cristiana, declaró que era un «cristiano corriente». ¡Vaya tela!. No se le conoce ningún estudio, ni fundación ni actividad evangelizadora relevante de la que estamos tan necesitados. Pues nada, ahí está, cayéndole bien a todo el mundo. Desde luego los hay que nacen con estrella.

  5. Pues a mí también me pareció preciosa la santa Misa
    oficiada para 13tv por D. Atilano ,obispo de Sigüenza – Guadalajara. Misa impecable y homilia clara y sencilla ,como es él

    1. D. Jorge como siempre, dice las verdades del barquero. Pero eso que es tan evidente para muchos, parece que no lo es para los obispos. En fin…

  6. ¿Y si la concentración se hubiese producido en una mezquita?

    «Polémica por la concentración de fieles y la apertura de una basílica en Valencia»

    «El Ayuntamiento de Valencia ha calificado de ‘irresponsabilidad’ la decisión del Arzobispado de asomar a la Virgen y cree que hubo premeditación. La Iglesia se defiende: ‘Fue espontáneo y hubo medidas de seguridad'»

    https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2020/05/10/5eb80c2721efa05c548b4637.html

  7. El jueves 30 de abril, en la contraportada de «ABC», leí la información sobre la misa en la Parroquia de Santa María de Caná. Iba acompañada de una foto del interior de la iglesia.

  8. El problema general del episcopado español es, en efecto, su manifiesta desconexión con el mundo real. El tan parafraseado slogan de “iglesia en salida” ni se lo creen ni lo viven ni lo intentar vivir. Sus encuentros con la gente real, jóvenes, mayores y medio pensionistas, son siempre maquillados e irreales, por ser mediados por intensos protocolos y visitas pastorales organizadas artificialmente por las curias diocesanas. En el caso de Omella se pone este problema más de relieve porque al no tener su eminencia grandes entendederas, la desconexión obispo-pueblo es todavía más acentuada. Su lenguaje vacuo, su discurso infantiloide y carente de toda racionalidad y altura intelectual hace que no interese a nadie porque a la segunda frase que pronuncia aburre hasta a los muertos. Pero claro, es el hombre de Francisco… y ahí está, en la cúspide de la gerontocracia eclesiástica para desgracia de su diócesis y de la Iglesia española. Eso pasa por promocionar a quien nunca debió de dejar de ser el cura de Calanda…

    1. El episcopado en su gran mayoría, no todos, están, o van a por otras cosas muy lejanas de la imagen y misión del Pastor; éstos son un cuerpo de la élite, pero no de la selecta, si no de la sin sustancia por falta de fundamentos, ya que están cimentados en las nubes de la complacencia. Narcisos de la mediocridad.

      1. Llevan medio siglo consagrando a los peores de cada promoción. Ahora hasta para papa. Eso no hay empresa ni institución que lo soporte. Pero, claro, la Iglesia no es de nadie…

        1. Pero es que la Iglesia no es ni una «empresa» ni una «institución». Si sobrevivió a los lamentables obispos del siglo XVI, que acumulaban diócesis que nunca pisaban salvo para cobrar, que en no pocas ocasiones eran nombrados sin ser ni siquiera sacerdotes y a menudo tardaban años en ser consagrados como obispos (ejemplo escandaloso de esto es el famoso cardenal Fernando de Austria, que fue nombrado arzobispo de Toledo y cardenal siendo un niño y ocupó este puesto durante más de veinte años sin ni siquiera ser ordenado sacerdote, prueba de que las cosas no estaban tan bien como algunos fantasean durante el catoliquísimo Siglo de Oro), en nombramientos en los que la simonía, los pactos secretos, el favor real, los asuntos de cama (el famoso César Borgia, p.e.) y muchas otras cosas que nada tienen que ver con la religión, entonces sobrevivirá a los obispos malos de ahora.

  9. La misa en la2 oficiada por el CardeNal Carlos Amigo ha estado francamente bien, digna solemne y con una homilia breve, precisa y muy atinada a estos tiempos. Pese a sus años Carlos Amigo es un ejemplo de cómo debe llevarse la condición de emérito. A mi me agrada mucho más ahora que cuando era Arzobispo de Sevilla y antes de Tánger.

    1. Yo iba a decir exactamente lo mismo. Fray Carlos se conserva maravillosamente bien, y su homilía no fue uno de esos soberanos tostonazos con que nos castigan muchos obispos, y además no la leyó, ni siquiera consultó papeles.

    2. Efectivamente, la homilía de Monseñor Amigo ha sido una preciosidad: clara, coherente y breve, y como dice Joaquín, sin leer. Otros obispos se ensimisman. Y se le ve muy mayor, pero aparentemente muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *