PUBLICIDAD

El matrimonio católico y sus causas de nulidad

|

Ver las imágenes de origen

Me llegan unos vídeos sobre el tema, ocho, breves, didácticos y de gran actualidad que instruirán a muchos que no tienen  una formación al respecto y que sobre todo serán de importante ayuda a quienes se planteen una declaración de nulidad o tengan a alguien próximo en esa situación.

https://www.youtube.com/playlist?list=PLbkWT2HZEOdYn0lC3oN_qrVlDfbfSLL_v

 

Comentarios
12 comentarios en “El matrimonio católico y sus causas de nulidad
    1. Anda este. Pues haga usted unos vídeos mejores con su cacao particular, que así aprendemos más. Si es que así nos va cuando en vez de animar al prójimo en todo lo posible, encontramos siempre algo de qué quejarnos. Así solo se llega al reino de la mediocridad. Pero bueno, a mí me parece un chico muy sensato que explica las cosas muy claritas. Además parece que hay debajo una cajita de comentarios para que usted le ofrezca sus sapientísimos argumentos, que así él aprenderá algo y usted habrá enseñado al que no sabe que es una obra de misericordia. Así que dichosos los dos.

  1. En Mallorca lo de un amigo mio fue muy curioso: el matrimonio solicito la nulidad ya que el, un amigo de carrera, que por cierto yo fui testigo de boda, descubrió que era «gay», hasta aquí más o menos normal. Pero la cosa se lió parda al ir al tribunal eclesiástico. Al salir me llamo y me dice textualmente, con uno de allí estuve liado una noche. Apaga y vámonos.

  2. No tiene que ver con el articulo pero es sumamente preocupante lo que el Gobierno de Canarias está haciendo con las nuevas medidas contra el Covid . Ahora en las islas de Gran Canaria y Lanzarote no podrá haber más de 10 personas en una celebración religiosa independientemente del tamaño del templo y de que se guarden las medidas de seguridad.

    Aquí se explica todo. Hágase eco por favor. Es un ataque frontal. Hoy la policía desalojó la Iglesia de los p.p. claretianos en la misa de 13:00 y tuvieron que quedar sólo 10 personas.

    Reflexión:

    Ayer, sábado 29 de agosto, se ha publicado en el Boletín Oficial de Canarias las nuevas medidas contra el Covid 19, adoptadas por el Ejecutivo autonómico canario. Entre estas medidas, hay una que se está interpretando de manera muy restrictiva y hasta absurda. Afectando sólo a las islas de Gran Canaria y Lanzarote, dice literalmente el BOC : «1. No se autorizarán los eventos ni actos multitudinarios, entendiéndose como tal aquellos de más de 10 personas» . De la literalidad de ese apartado del BOC pareciera deducirse que se refiere a actos o eventos puntuales que requieran algún tipo de autorización, tales como conciertos, ferias, etc. No dice, “se prohibirán” o, “no estarán permitidos” sino que habla de “no se autorizarán”. La sorpresa ha sido mayúscula cuando desde el Obispado de Canarias han emitido un comunicado indicando, que habiendo realizado consultas, ese apartado del BOC también abarcaría los actos de culto y, por lo tanto, no podrá superarse las 10 personas durante, por ejemplo, la celebración de la santa misa, aunque se oficiara en un templo tan grande como la S. I. Catedral.

    Vivimos en una sociedad tan secularizada que ya no se reconoce el valor infinito de la santa misa, ni la necesidad de impretar de Dios su auxilio, perdón y ayuda. Ni la obligación de darle culto .

    Las playas pueden estar llenas de gente, mientras guarden distancia y usen mascarillas. Los centros comerciales pueden estar llenos hasta completar el aforo que permita la distancia de seguridad. Las guaguas pueden ir atestadas de personas mientras se use la mascarilla. Los turistas pueden seguir viniendo sin que, en origen o aquí, se les realice la prueba PCR, pero las iglesias – en las que se ejercita varios derechos fundamentales y libertades públicas como la libertad religiosa y de culto – tienen que estar reducidos los actos a 10 personas, independientemente del tamaño del templo, de que se observen la distancia de seguridad entre los fieles, se use mascarilla y se provea de gel hidroalcohólico a todo el que entra. ES MUY INJUSTO.

    Pedimos a las autoridades religiosas de la Diócesis y a la ciudadanía que soliciten, con toda voluntad colaborativa pero con toda contundencia, que no se vulneren los derechos fundamentales antes mencionados. Que se dé un trato específico y diferenciado para que las personas puedan ejercer esos derechos observando todas las medidas sanitarias establecidas, entre ellas la distancia de seguridad y el uso de mascarilla.

    En su momento el decreto de Estado Alarma de marzo pasado, hacía referencia específica al derecho a la libertad religiosa y de culto. Pedimos a Gobierno autonómico que haga lo mismo y no considere los actos de culto como un evento cualquiera.

    Además, como agravante, hay que subrayar el comportamiento ejemplar de la Iglesia en la implantación de medidas para evitar la propagación del virus durante todo este tiempo. Todo lo contrario, de los comportamientos incívicos que se siguen dando en playas, bares, etc. donde todo sigue sin nuevas restricciones tan radicales como las que ahora afecta a la Iglesia.

    Señor Ángel Víctor Torres, Presidente del Ejecutivo Autonómico Canario, sea exquisito en lo que se refiere a derechos fundamentales. Tengan sentido común. Permita el ejercicio del culto religioso sin esa limitación de 10 personas sino observando las medidas de seguridad que señalan el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad: Uso de mascarilla, distancia de seguridad y lavado frecuentemente de manos.

      1. Muy ocurrente, Sr. Sarto, muy ocurrente. Tal vez porque seguramente se tenga usted que contentar con el estipendio, mientras que colegas suyos han llegado a vicario judicial. Por cierto, ¿es usted de los que invitan o de los que no invitan a dicho banquete?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *