PUBLICIDAD

El maravilloso efecto Francisco

|

El porcentaje de católicos en Italia ha disminuido un 7.7% en los últimos cinco años

Los católicos en Italia en los últimos cinco años  han disminuido el 7,7%.

O sea, en el pontificado de Francisco.

Que se ve que no atrae a nadie y aleja a casi uno de cada diez católicos.

Los días vienen duros y no sería justo atribuir el  descalabro únicamente  a las originalidades francisquistas. Pero lo que sí está clarísimo es que ellas no permiten remontar nada.

Cabe pensar por algunos que sin Francisco la pérdida  sería de un 20% y que gracias a él fue sólo de un 7,7%. Creo que no se lo cree nadie. Y menos viendo los éxitos de presencia italiana que cosecha Francisco. No hay más que ver la Plaza de San Pedro. Descontando a los turistas no católicos y a los católicos no italianos, ¿dónde están muchos días los fieles de Italia?

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=34864

 

12 comentarios en “El maravilloso efecto Francisco
  1. Este Papa ..es una bendicion para la Iglesia de Jesus de Nazaret..Es Voz y Vida..y Camino y Verdad…de El ..Volver o recuperar la Iglesia de Jesus…que Anuncia su Reino y su Justicia..pero que Denuncia este Sistema demoniaco del Dinero- dios…que mata y ya la pobre Madre Tierra no aguanta..Una Iglesia al lado de los militantes sean creyentes o ateos…que llevan ese Reino en sus corazones..y que no besan la bota que les pisa.
    .Iglesia al lado del Pueblo..y sus Ideales de Igualdad..Fraternidad..Libertad y Bien Comun y amor mutuo con apoyo solidario..es decir una Economia amiga o al servicio de las personas.y una Politica de Justicia Social…con el reparto del trabajo..y una fiscalidad..hacia la Etica y Moral de un tal Jesus de Nazaret…que proclamaba la opcion por los mas explotados y marginados de este Sistema Inhumano y anti cristiano…Asi sea..Asi es..Amen

  2. Toda esa retórica que usan los políticos progresistas marxistoides y que oímos decir por todos los lados, no acaban significando nada. Cuando no se piensa en nada ni se tienen propuestas serias se dicen y hacen muchas charlotadas, signos y símbolos que a poco que escarbes pues no son más que un eslogan, la promoción del buen rollo y poco más.
    Esas idioteces de una primavera fecunda, o como algún político que decía ver la vida en colores como si los demás la vieran en blanco y negro, junto a los mantras del diálogo sin saber de qué se va a dialogar, la solidaridad, la sostenibilidad etc etcforman parte de los mantras de toda esta gente.
    Esto que es ridículo en la sociedad, mayor lo es en la Iglesia, pues los que ven primaveras están casi todos prestos a cerrar el ojo y sólo ver oscuridad y más por los resultados que nos han traído.
    Pensaremos que no están en su sano juicio cuando hablan de primaveras siendo tres religiosos en un convento o recibiendo una ordenación cada cinco años. Igual les pasa como a Don Quijote que recuperó el sano juicio en el lecho, pero mucho me temo que no.

  3. Y por qué no pone, por ilustrarnos, el número de católicos en Italia con los anteriores dos pontífices también? Sube o baja?
    Esta nos es manera de medir la labor de un Papa. Y yo valoro la de los 3 que he conocido. Aunque con los tres haya desvcendido notablemente el número de católicos. Y usted lo sabe mejor que yo.

  4. Fui de los primeros en decirlo, hacia finales de 2013, cuando los palmeros del papanatas, perdón, papa jesuita proclamaban a los cuatro vientos que «no se puede detener la primavera en primavera» (sic). Que lo que se anunciaba no era más que la antesala del duro y crudo invierno nuclear que se le viene encima a la Iglesia de Cristo gracias a Francisco I y sus esbirros -ni a Dios le temen- cada vez menos y más decrépitos.

    No obstante, está claro que los daños que está causando -y seguirá provocando mientras viva- el pampero servirán para que la Iglesia de Cristo salga más fortalecida si cabe, pues el Señor -quien es el mismo ayer, hoy y siempre- jamás abandona a su rebaño. Y es que Dios, en su infinita misericordia, sabe emplear el mal para hacer el bien…

  5. ¿Pero es que creían que el dichoso «Efecto Francisco» era otra cosa? A Francisco las organizaciones de ateos le felicitan con un disimulado «Misión cumplida», porque jamás han contado con tantos socios. Y esto lo he leído en los informativos más fiables.

  6. A Francisco, parafraseando el titulo de uno de los libros de Pio Baroja: De comunistas, judíos y otras raleas, le quieren los «idem».
    Y el amor es mútuo. Hasta el punto que no eligió canal 13 TV la cadena «episcopal» sino la más combativa Anti-Dios, la Sexta televisión, con su presentador más infame y sectario, en el programa de Salvados. Y se esforzó en manifestar «que había elegido precisamente ese programa y esa cadena por sus contenidos ideológicos».
    A Bergoglio lo quieren todos los enemigos de la Iglesia. Debería preguntarse por qué.
    Soros y sobre Todo los Rockefeller están dando palmas con las orejas.
    Los feligreses catolicos huirán en estampida.

  7. Habría sido una ganancia para la Iglesia y también para el Padre Jorge Bergoglio S.J. si se hubiera quedado al frente de una Parroquia en algún suburbio de chabolas de las afueras de Buenos Aires; mejor para él, y especialmente para la Iglesia Católica, en mi opinión, claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *