El Gobierno una vez más contra la Iglesia

|

El ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños (2i), mantiene un encuentro con asociaciones de víctimas de abusos de la Iglesia, en la sede del Ministerio, a 8 de julio de 2024, en Madrid (España).

Cuando aprenderán los obispos que de esa gente no cabe esperar nada bueno.

https://www.larazon.es/sociedad/ley-violencia-sexual-moncloa-contraprograma-iglesia_20240709668c8597c53ff8000171446b.html

<

 

Comentarios
4 comentarios en “El Gobierno una vez más contra la Iglesia
  1. No metan ninguna pena los obispos. La inmensa mayoría son “ perros mudos”
    Justo castigo a su perversidad . Que creían! ? Todo es lamentable y así acabarán con la poca “ afición “ que queda

  2. El Gobierno (quizá sería más acertado decir «grupo de facinerosos», del latín «facinus» = que hace el mal) pretende dos cosas: desacreditar a la Iglesia y comprar (tal cual) votos mediante indemnizaciones a víctimas de delitos prescritos (por esa regla de tres, habría que darles dinero también a los familiares de los muertos de la guerra de Cuba o a los asesinados de modo masivo durante la funesta, macabra y odiosa Segunda República, que Dios confunda).

  3. Cuatrecasas el caradura que se metió a vivir de la política y al que echaron porque la presidenta aquella de La Rioja tan locuaz y pizpireta que presumía de cruzar su sangre con Sánchez se quedó fuera de juego y que por su inutilidad y mala fe, los riojanos le dieron una buena patada en el tafanario. Como no tenía hueco pues su amiguito del alma Sánchez la metió para el Senado como a otros que se quedaron fuera y Cuatrecasas pues a tragar. Este es el amigo de Omella que inició el lío famoso de aquel profesor del OPus en el colegio Gaztelueta y que está defendiéndose tras salir medianamente bien en lo civil contra un proceso canónico caciquil y montado para fastidiar al OPus, donde el siniestro Satué que poca idea tendrá de nada es ahora el protagonista ya que Omella parece ser todavía más mediocre. Todo un grupo de traes y llevas en este asunto y otros,como la defenestración injusta por mentirosa que le montaron a D. Manuel Ureña.
    Eso sí la época Omella se terminó habiendo sido de lo más mediocre, pero lo que se ve ahora no parece ser mucho mejor en cuanto a firmeza, pues se creerán que porque no alcen la voz y a callar que la casilla de la X es muy importante irán perdiendo credibilidad a raudales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *