PUBLICIDAD

El fracaso vocacional de Bergoglio en Buenos Aires

|

Formación. Los seminaristas estudian 8 años para ordenarse como sacerdotes. La mitad de los que ingresan, abandonan durante los estudios. FOTO DANIEL CACERES Según el periódico Clarín. Que tampoco es un referente. http://www.clarin.com/zona/Sacerdocio-crisis-vocaciones-impacta-Iglesia_0_1534646820.html No es ninguna crítica al Papa. Que por supuesto puede ser criticable en algunas cosas. De mayor o menor importancia. Esto se refiere sólo a su actuación como arzobispo de Buenos Aires. No a la Papal. Aquella de la mirada torva, Que la tenía. Aunque ahora no sea la habitual. Tres sacerdotes ordenados en la archidiócesis, que viene de sus días de pastor de la misma, parecen muy escasos. Pero si alguien quiere reclamar, a Clarín, no a mí. ¿O es que debo ocultar que haya habido sólo tres ordenaciones en Buenos Aires? ¿Por qué?.

Comentarios
0 comentarios en “El fracaso vocacional de Bergoglio en Buenos Aires
  1. El fracaso vocacional está buscado adrede por los progres, para luego poder defender la ordenación de hombres casados, la abolición del celibato, la ordenación de mujeres…

  2. Da la sensación que en Argentina no lo aprecian tanto como pensábamos al ser elegido Papa. Parece que el efecto inicial se ha desinflado algo en su nación, incluso en las misas, actos, angelus etc que lleva a cabo Francisco no se ve desde luego la afluencia de argentinos como en su día polacos, o siendo incluso más fríos, alemanes en tiempos de Benedicto XVI.

  3. por cierto, que la arquidiócesis de buenos aires solo pueda ordenar 3 sacerdotes en 2016 evidencia el desastre que dejo bergoglio siendo arzobispo de buenos aires. y el problema es que dicho desastre lo esta extendiendo bergoglio a toda la iglesia.

  4. El problema no es cuantos ingresan en los seminarios sino cuantos perseveran. Aca en Lima ingresaron en el 2011 once jovenes al Seminario de Santo Toribio y ya casi la mitad ha desertado. Entran varios y se hace mucha fiesta, pero ¿Cuantos perseveran? ¿Cuantos entran a Santo Toribio por seguir a Jesucristo o solamente para tener la vida de lujo, poder y prestigio que ven no pocos sacerdotes diocesanos ordenados en los ultimos 15 años?

  5. La cara de c… del «padre Jorge» era incapaz de atraer a ningún joven al sacerdocio. Su permanente gesto de estar oliendo m…no podía entusiasmar a nadie. Para completarla, la indiferencia hacia el Cardenal-Arzobispo que antes se tenía, se ha convertido en un general rechazo entre la mayoría de los argentinos por su sonrisa falsa que nadie cree (ya lo conocíamos) y por haber recibido a muchos personajes impresentables de la farándula, y de la política, aunque se llene la boca hablando de los pobres.
    Solo los succionadores profesionales de calcetines -como el Manfloro Trucho- lo tienen por el mejor papa de la historia.
    Inclusive la doctora Carrió -política que se declara católica- hizo unas interesantes declaraciones al respecto.
    http://caminante-wanderer.blogspot.com.br/2016/03/un-milagro-del-papa-francisco.html
    Las pocas vocaciones que hubo en Buenos Aires terminaron bien lejos del Seminario de Villa Devoto. Y sin ninguna duda esto es responsabilidad de Bergoglio. Antes y ahora.

  6. Tal vez si hubiera habido otro Obispo, habría habido menos ordenaciones y vocaciones todavía. Nadie puede decir que habría sido mejor solo por números. Decir lo que dice el que escribe la nota, depende del lado que se lo mire. Hay muchas cuestiones externas alrededor de algo, por ejemplo, un gran ataque desde la política del Kirchnerismo a la Iglesia, en este caso, y un gran arrastre de la juventud por esta posición política, que con su desaparición de la escena nacional, está permitiendo que los jóvenes vuelvan a otras formas de encarar sus vidas.

  7. Me parece irrisorio distinguir entre Bergoglio Cardenal – Arzobispo y Bergoglio Papa. Lo entendería si me distinguieran a Bergoglio niño de Bergoglio Papa. Pero eso es menor. Ahora, no me parece aceptable y el blogger lo sabe porque lo afirma en otro hilo, decir que la cantidad de ordenaciones sacerdotales dependan del Obispo. Ni que el Obispo reclutara a los seminaristas. El proceso no es desde la cúspide jerárquica hacia abajo, sino al contrario. Las vocaciones nacen en la familia, en los colegios católicos (la mayoría conservan sólo el nombre de tales), en las parroquias, donde debe haber estímulo, apoyo, esclarecimiento de la vocación, preselección, etc. y en cuyos pasos no parece que intervenga el Obispo. Otra cosa es que desde la jerarquía haya estímulo de políticas vocacionales, órdenes impartidas al presbiterio de una diócesis, creación muchas veces de los propios seminarios y contralor sobre los mismos.

  8. Macabeo: Preguntas hasta cuándo hemos de soportar….? Pues soportaremos «esto» y te soportaremos a tí, HASTA QUE DIOS LO DISPONGA!

  9. “Es responsabilidad de la diréccion de infovaticana poner término a tanto ataque gratuito a quien la Providencia ha puesto al frente de la iglesia“; que miedo!, algún bobo despistado amenazando con censurar toda opinión critica a bergoglio. por cierto fueron los cardenales los que pusieron al frente de la iglesia a bergoglio, por ende nada tuvo que ver la providencia divina.

  10. La Argentina en general y Buenos Aires en particular son tierra arrasada.
    Los últimos años han sido desastrosos. Busquen estadísticas de apostasías, defecciones y defunciones y busquen las de Orenaciones y Profesiones.
    Mucha sociología peronista;poca pastoral CATÓLICA.

  11. El post está redactado de forma que pone en bandeja a los de siempre que ataquen al Santo Padre. Es responsabilidad de la diréccion de infovaticana poner término a tanto ataque gratuito a quien la Providencia ha puesto al frente de la iglesia

  12. Este hombre (Bergoglio) está directamente en contra de las vocaciones sacerdotales. Véase si no, su actuación ante Seminarios con un funcionamiento óptimo, como el de Ciudad del Este en Paraguay; como lo que hizo en otro Seminario revitalizado por uno de los Obispos que merecen tal nombre en Bélgica. O su actuación con los Misioneros de la Inmaculada. Odia las vocaciones sacerdotales: esa es la impresión que transmite. ¿Alguien le ha escuchado algo a favor de las vocaciones sacerdotales en medio de la verborrea mediática, vacua y sin sustancia que suele excretar a diario? Yo, al menos, no recuerdo nada. ¿Hasta cuándo hemos de soportar esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.