PUBLICIDAD

El espectacular éxito de Germinans

|

Germinans Germinabit

Lo expone hoy Oriolt con su maestría habitual.

https://germinansgerminabit.blogspot.com/2021/02/8-millones-de-visitas.html

Efectivamente, quienes hemos seguido la aventura desde su nacimiento, damos fe de esa doble realidad: la consolidación exitosísima de la empresa y la desaparición de aquella inmensa ola de oposición que parecía imposible resistir. Todo se conjuraba contra un pequeño David que tenía enfrente no a un gigantesco Goliat sino a un crecido número de gigantes. Encabezados por la primera figura del arzobispado y su enorme organización.  Y todo el progresismo catalanista, entonces omnipotente y omnipresente, detrás.

La lucha era tan desigual que solo cabía esperar un resultado. Uno, desde su comodidad y tranquilidad de Madrid, solo podía expresarles solidaridad ante la inminente derrota y desaparición: Yo también soy Germinans.

Pues, la pusilla grex no solo sobrevivió sino que triunfó. Incluso en los tribunales. La derrota de Sistach fue épica. Y la multitud de opositores fue desapareciendo. Los más radicales se tuvieron que tragar la amenaza y el odio. Y hasta se han ido. No pocos por ley de vida. Todos por haber comprobado que ya no eran nadie porque habían alejado a la mayoría de los católicos.

Hoy han pasado a ser la única página solvente de información eclesial de Cataluña con millones de visitas. La mía no les ha faltado ningún día. La de hoy la acompaño con un abrazo que sería mezquino por mi parte calificar de amistoso pues ellos saben, Oriolt lo expresa,  que es fraternal.

Comentarios
4 comentarios en “El espectacular éxito de Germinans
  1. Sin ánimo de ser impertinente o «pertifente», como decía Chico Marx, debería escribirse «pusillus grex» y no «pusilla grex», ya que en latín «grex-gregis» es un nombre masculino y, por ende, el adjetivo debe concordar con este género.
    Dicho esto, me alegro mucho por la web Germinans. La estúpida demonización que ha padecido todos estos años sólo ha servido para que tenga todavía más lectores. Sin embargo, una cierta inercia de aquella «caza de brujas» perdura a día de hoy. De hecho, muchos «germinantes», por miedo, permanecen anónimos. Esto no deja de resultar curioso, si tenemos en cuenta que Religión Digital tiene todas las bendiciones, a pesar de su gran labor intoxicadora y deformadora de la realidad eclesial.

  2. Germinans y la Cigueña son dos portales que se fajan, que bajan a la arena y no rehúyen el cuerpo a cuerpo. Ninguno de los dos lo hace por lucro. Ninguno lo hace por servicio mercenario. Son dos puntales de la viña del Señor, que tiran del carro de una Iglesia que languidece en España. Coincide usted, Paco Pepe, a propósito de la pusilla grex, con la profecía olvidada de Ratzinger sobre el futuro de la Iglesia, en un programa de radio de 1969: «(la Iglesia del futuro) Como pequeña comunidad, reclamará con mucha más fuerza la iniciativa de cada uno de sus hombres».

  3. Entro muy a menudo en «Germinans» y confieso que me encanta. Muchos «progres» eclesiales ya murieron y otros tienen escaso horizonte por delante como para hacer campaña contra «Germinans»: el tiempo pasa implacable para todos.

  4. Además una página que le canta las verdades a los hijos de las tinieblas y que estos rabian cada vez que se hacen públicas sus desvergüenzas, Felicidades Oriolt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *