El escándalo de las fundaciones del arzobispado de Madrid lejos de apagarse

|

Ver las imágenes de origen

Ahora con una carta a muchos obispos de uno de los implicados, Manuel Fernández Clemente, que se ratifica en las actuaciones judiciales y amenaza con nuevas si no cesa el acoso al que se considera sometido. Estos colaboradores del arzobispo de Madrid, según ellos lealísimos a Osoro  y a la Iglesia y hoy en los tribunales, amenazan no se sabe bien con qué ni a quien, al arzobispo parece que sí y a Belda también, y culpan a otros que se haya ido al traste la maravillosa Ciudad de la Misericordia, tan francisquista ella, por culpa de unos miserables egoístas y de algún acobardado que ahora dice diego donde había dicho digo.

¿Es una reacción a este nuevo movimiento de los idos o despedidos la sorprendente y confusísima intervención de Osoro en la Plenaria, que dejó asombrados por lo incoherente a todos sus hermanos, ofreciéndose como cabeza de turco a cargar sobre sus hombros, cualquiera que sea el costo, con una oscurísima maniobra contra la Iglesia, con poderosas ramificaciones extranjeras y que amenazaba no solo a la archidiócesis madrileña sino también a otras diócesis españolas?

<

Pero ahí estaba su pecho generoso para recibir los dardos, o las balas, ahora tan de moda, que quisieran dispararle ya que a la Iglesia había ofrecido su vida siempre y hoy lo hacía una vez más. Y a los oyentes les quedó la duda de si era un recurso retórico o si es que ya se veía cadáver, lo que dicen no disgustaba, esto último, a unos cuantos de los presentes, perplejos todos.

Y hasta han comenzado a circular quinielas sobre Madrid en las que de momento suenan Argüello y García Beltrán.

Creemos que la intervención del cardenal Osoro no ha clarificado nada sino que ha enturbiado todo, asombró a todos sus hermanos y complicó todavía más la complicada situación de la Iglesia española que en estos momentos tiene diez diócesis sin obispo al frente y ocho obispos más que han presentado al Papa la renuncia de sus  obispados y que en lo que resta de 2021 habrá otros cuatro obispos más pasados de fecha. Entre ellos los cuatro cardenales al frente de diócesis españolas: Blázquez, Osoro, Cañizares y Omella.

Comentarios
5 comentarios en “El escándalo de las fundaciones del arzobispado de Madrid lejos de apagarse
  1. ¿Osoro ha perdido el juicio? ¿Cuál es esa oscura maniobra que pretende dañar a ciertas diócesis españolas? ¿Cuáles son esas diócesis amenazadas?

  2. No me disgustarían ni Argüello ni García Beltrán. Preferiría al segundo, pero el primero no es malo, ya dejó atrás sus veleidades progres (un poco como don Fidel Herráez) y es una persona inteligente, con mano izquierda (siempre necesaria en una diócesis tan compleja de llevar como Madrid) y bien preparada. Veremos. Desde luego, ni en pintura quiero al que sería el preferido de Osoro, Cobo Cano.

    1. Espere sentado. No soy «osorista» (lo saben quienes me leen), pero la renuncia de Osoro no se aceptará mientras no haya otro pontífice o cumpla los ochenta. Téngalo por seguro. Si fallo, invito a caña, pincho de tortilla y tarta de queso. Hay «treinta» dimisiones cardenalicias sobre la mesa del papa y ya ve usted a qué velocidad se están aceptando, con purpurados de ochenta años o cerca todavía en su puesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *