El escándalo Becciu sigue salpicando

|

Ver las imágenes de origen

Lean los artículos que enlaza Specola:

https://infovaticana.com/blogs/specola/los-imposibles-balances-del-vaticano-los-hermanos-navajeros-el-rico-papa-de-los-pobres-preguntas-sin-respuesta-san-carlo-acutis/

<

Y ahora resulta que el Papa de los pobres es muy rico. Y en Suiza…

 

Comentarios
13 comentarios en “El escándalo Becciu sigue salpicando
  1. Domingo 4 de octubre de 2020
    XXVII Domingo del Tiempo Ordinario

    Referencias bíblicas:

    Del libro Profeta Isaías: 5, 1-7: «¿Qué pude hacer más por mi viña y no lo hice?»
    Salmo 79: «Deja que tu Rostro brille sobre nosotros y seremos salvos.»
    De la Carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses: 4. 6 al 9: “La paz de Dios que supera todo lo que uno pueda imaginar”.
    Del Evangelio según San Mateo 21, 33- 43: «Respetarán a mi Hijo.»
    La parábola de los viñadores, que se rebelan debe entenderse dentro de la perspectiva de la historia de la salvación, que nos recuerda el Señor en las dos parábolas anteriores a la viña.
    Cada uno está llamado por el amor del Padre (los obreros de la última hora).
    Nuestra libertad queda siempre intacta y nunca deberá presuponerse un rechazo como definitivo (La actitud de los dos hijos).

    En cualquier momento, podemos reconducir nuestra conducta.

    En el trasfondo de la narración de este domingo, encontramos la iniciativa de Dios, a dos niveles: La llamada y el cuidado de la viña.
    Dios elige a Su pueblo. Confía en él y le ofrece vivir en Su Reino, representado por la viña. Se trata de una llamado a trabajar con Él.

    El cultivo de la viña implica un cuidado especial en orden a dar fruto, es decir las uvas y, posteriormente, el vino, como signo de alegría y prosperidad, según la tradición bíblica.
    Dios cuida de Su pueblo con amor para que produzca su fruto, es decir, una vida en plenitud de justicia y amor.

    La vid da su fruto, porque al amor anticipado de Dios por Su pueblo, debe corresponder la respuesta del hombre, expresada con su fidelidad a la Ley. Esta respuesta debe “ajustarse” al amor de Dios, que ha tenido la iniciativa de amarnos: Ipse prior dilexit nos. Ha sido el primero en amarnos.

    El drama del Pueblo elegido fue su negativa a entrar en este proyecto, a pesar de todas las llamadas a la conversión.
    Ante estas llamadas, renovadas sin cesar por los profetas, este pueblo vacila, posterga la respuesta y, a veces, incluso opta por lo contrario.

    “Amo tu ley, Señor.» (Salmo 119) «Misericordias Domini in aeternum cantabo.» -Cantaré eternamente las misericordias del Señor-. (Salmo 89.2) Y, al mismo tiempo:» Se olvidaron de Sus obras, de las maravillas que Él les dio a ver. (Salmo 77,11).

    Dios nunca se arrepiente de Sus designios para con nosotros, pues Sus dones son irrevocables. Su amor es más fuerte que nuestra infidelidad. Y por eso, en la plenitud de los tiempos, Él Hijo de Dios, el único Justo, será condenado a muerte, como Siervo doliente. (Isaías cap. 50 y siguientes.)

    La historia humana podría haber terminado en el absurdo de esta muerte en la Cruz y no obstante, el Calvario es la alborada de la Resurrección.

    Nada detiene a Dios. Con Su muerte, Jesús destruye la fuerza del mal. Por esto la Resurrección, le revela al hombre que el poder del amor destruye el mal físico y moral. “La piedra que desecharon los constructores se ha conviertido en ñs piedra angular,” que ayudará a restaurar el templo de Dios.
    La viña se convierte en la Nueva Alianza, porque el Reino no se destruye, ahora se entrega a otros viñadores, «que entregarán el fruto a su debido tiempo.”

    Al recopilar esto parábola, hoy, no precisamos releer la historia del Pueblo Elegido para condenarlo en su actitud de rechazo a Jesús, el Ungido, enviado por el Padre.
    Nosotros también debemos ser conscientes de la miseria de nuestra condición, evocando las veces que hemos rechazado a esta “Piedra angular,” al pretender construir un mundo según nuestras reglas, ignorando al Dueño de la Viña.

    Este sentimiento de pertenencia sólo puede engendrar violencia en todas sus formas, en nosotros mismos, en nuestra vida personal, en la relación con nuestros hermanos, en el ámbito internacional, impidiendo que se establezcan vínculos constructivos entre todos los pueblos. Lo experimentamos todos los días.

    Esta experiencia nos revela que la violencia es el resultado de la cesión ante a nuestros deseos, experiencia en un consentimiento en el mal, del que participamos comunitariamente, incluso cuando nuestra responsabilidad inmediata no está directamente comprometida.
    A partir de aquí nos sentimos rechazados del Reino y corremos el riesgo de caer en la desesperación debido a los fracasos subsiguientes.

    El discípulo de Jesús sabe herido por el pecado, los pecados personales y el que comparte con el linaje de Adán, pero, a su vez es consciente de que el Señor Jesús es la referencia cierta y segura de su Resurrección. Tenemos la certeza de Su victoria sobre el pecado y la muerte.
    Precisamos traducirlo en todo nuestra conducta, en toda nuestra vida.
    Los discípulode Jesús sabemos que gracias al Espíritu Santo recibemos la capacidad para luchar contra el mal para convertirnos a su vez en testigos del amor de Dios. Y a la vez somos también enviados, incluso a la muerte, si es necesario.
    La cruz debe marcar nuestra vida, una vida en Cristo. Lo que parece el absurdo del mundo, inaugura el nuevo mundo, «la obra del Señor,» ¡una maravilla ante nuestros ojos!» A Domino factum est istud et est mirabile in oculis nostris.

    Los discípulos de Jesús al fin sabemos que el Reino no se realiza de inmediato en este mundo. Sabemos que florecerá al final de los tiempos.
    En el futuro inmediato, se nos llama y se nos da la fuerza para ser protagonistas deñ crecimiento del Reino, cooperando en la obra del Padre, como bueños viñadores.

    Con Cristo, en el Espíritu, descubremos el motivo de nuestra esperanza: «Lo que habéis aprendido y recibido, lo que habéis visto y oído, ponedlo en práctica y el Dios de paz estará con vosotros.» (Filipenses 4, 9). No sólo la paz de Dios, sino el Dios de paz estará con nosotros. Este pasaje de la carta de San Pablo, que nos brinda la liturgia de hoy, hay que leerlo, releerlo, meditarlo, encarnarlo en nuestra vida.

  2. Estos días se ha hablado del declive de las «desórdenes» religiosas. «La Vanguardia» ha publicado en veinte días las esquelas de un jesuita, un oratoriano, dos lasalianos y un cura secular. Como se decía antes, a este paso no queda ni el apuntador.

  3. De que UBS sea un banco suizo a que la cuenta en cuestión “esté en Suiza” va como si mis ahorros están en el Deutsche Bank y se dice que tengo mi dinero en Alemania.

    Un poco (solo un poco) de seriedad, por favor.

    No quito ni pongo más en la noticia pero eso sí es injusto.

    1. No es así, Deutsche Bank en Sspaña es un banco comercial con su red para clientes particulares
      UBS en Italia para particulares solo ofrece servicios de banca privada para grandes patrimonios, no tiene una red comercial para dar servicio a pRticulares. Vamos, que si Francisco no llega con una suma grande no le abren la cuenta. Francisco podía haber abierto la cuenta por grande que sea en cualquier banco italiano grande, pero no, la abre en el mayor banco suizo especializado en banca privada grandes patrimonios, y más caro que el resto. Le habrán asesorado bien como se asesoran los muy ricos: pon tu pasta en sitio seguro.

      1. UBS es banca de inversión (sociedad de servicos financieros), creo que no es banca privada y como sociedad de inversión me parece que admite a clientes retail.

        1. La banca de inversión es solo institucional y de operaciones y cantidades grandes, no para particulares. Banca privada se entiende el servicio especializado a particulares con grandes patrimonios para su gestión, se le denomina así a este tipo de negocio bancario. No sé cuánto sea la cantidad mínima exigida, 600 mil euros es poco, se suele establecer como banca personal, para patrimonios más bajos.

    2. A ver,tío listo.
      Tal vez en Suiza sería bastante menos malo que en sabe Dios qué corralito de tres al cuarto.Y Specola de hecho deja caer algo de eso.

      1. Por supuesto, si es UBS Suiza es lo más seguro, todas las grandes fortunas del mundo tienen dinero en Suiza libre de corralitos, guerras, inestabilidades.
        Entiendo que lo que aquí se discute es que hace Francisco como titular de una cuenta tan grande. Igual es normal. No entrevistáis a Jorge Sonnante? Pues igual sabe algo, preguntarle.

      2. ¿has leído mi texto? Porque listo sí que soy.

        Por eso escribí TODO lo que escribí.

        Y que haga falta un patrimonio u otro es irrelevante. O la cuenta está en Suiza o no lo está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *