El de Almería es otro obispo que no da una a derechas

|

La mayoría del clero de Almería se opone a la venta del Seminario

OCHO DE LOS NUEVE ARCIPRESTAZGOS VOTAN EN CONTRA

La mayoría del clero de Almería se opone a la venta del Seminario

Y da malísimo resultado episcopal ponerse en contra a la gran mayoría del clero. El obispo debería recordar la que le ocurrió a Osoro.

A este paso lo de calabacín lo va a superar con mucho.

<

https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=49569

 

 

Comentarios
4 comentarios en “El de Almería es otro obispo que no da una a derechas
  1. Otro que tal baila. Antes de tener ideas brillantes y exponerlas, ¿por qué no habla con los subordinados, que para eso están? ¿O pretende que la diócesis la lleve por entero una sola persona?

  2. No sé si mandé el comentario de forma adecuada, si es así haga el favor de borrar este, si no, este servirá.

    Creo que se pasa un poco con el comentario.

    El obispo necesita dinero y propone soluciones, que sean más o menos acertadas es otra cosa y para eso está el consejo de arciprestes. Le han dicho que eso no es solución, pues ya está. Si dentro de unos días vende el seminario se le podrán decir algunas cosas, pero si acepta el consejo, no veo donde ha metido la pata.

    Recapitulemos:

    A D. Antonio le mandan porque su antecesor se metió en obras faraónicas para no se sabe muy bien qué, porque no eran adecentamiento de templos, reformas urgentes en casas parroquiales y cosas así.

    Y eso supuso una deuda inmensa y las deudas se pagan y eso es lo que intentan. Con buenas, regulares y algunas ideas desastrosas, pero la desesperación tiene eso. En cualquier caso la deuda hay que pagarla y la gente, el pueblo fiel, hace lo que puede, pero está claro que no basta y los interese de la deuda suponen un dineral. Así que…

    Lo más curioso de todo es que el que originó todo el lío no sólo se ha ido de rositas sino que ha quedado como un mártir incomprendido y si le pusieron un coadjutor sería por algo.

    1. Dice usted cosas muy interesantes. ¿Podría darme una lista de las obras faraónicas que emprendió el anterior obispo? ¿No sabe usted para qué eran esas obras? Habla de una «deuda inmensa». ¿Es verdaderamente inmensa? Porque en ese caso habría que empezar por medirla para poder seguir hablando. Y que no sea hablar por hablar. Da la impresión de que don Antonio llegó a Almería con un encargo que alguien había pergeñado y que no encaja muy bien con la realidad de lo sucedido.

    2. La desesperación? Aquí la única desesperación parece ser la de quedar como El Salvador. Y descalificar indecentemente, como está haciendo usted, al obispo que hubiera sacado las diócesis y adelante sin más aspavientos, si hubiera entrado por medio los conspiradores y los que se están beneficiando de ellos… ¿por qué en vez de sumarse al relato de los odiadores no pide la auditoría y los datos reales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *