PUBLICIDAD

El Consejo Presbiteral de Bilbao

|

Palabra de honor.

Comentarios
18 comentarios en “El Consejo Presbiteral de Bilbao
  1. Ninguno de esos ha ordenado el obispo Mario Iceta. ´Él ordenó doce sacerdotes, muy buenos sacerdotes. Y la gran mayoría de ellos visten clergyman, a pesar de la dura oposición de muchos de sus compañeros de ordenación anterior. No echemos mierda donde no hubo más que sacrificio y trabajo.

  2. Que diversión con estos comentarios, empezando por el de la cigueña mayor. Dejad a los hombres en paz y que cumplan bien su tarea y que sean buenos sacerdotes, que seguro lo seran.

  3. Vaya tropa! Parecen unos jubilados del Inserso.
    Pero quién va a confiar en semejante banda?
    Cada vez peor y a marchas aceleradas.
    Dios quiera que el Espíritu Santo intervenga de una vez por todas para subsanar errores pasados…

  4. Disculpen, creo que me he despistado. Estas personas son del grupo de mantenimiento? Y se han querido fotografiar con el obispo, verdad?

  5. Lo peor de todo es del jersey azul, que es el deán de la Catedral. Que en tiempos no tan pasados en los que parecía que la moda era la sotana recuperó los capisayos propios de la canonjía con reportaje incluido en la prensa bilbaína. Luego llegó la moda de prescindir de mucetas y pasó del cleriman negro al gris, cada vez más clarito… hasta salir ahora de civil.

    Estos son los peores, los curas camaleón. Porque van al sol que más calienta y cambian de vestimenta según moda. Y con el traje , que no hace al monje, cambian también de discurso. Vaya decepción.

    Entre los curitas vascos que acompañaron a Munilla a Orihuela hubo alguno que aprovechó la ocasión para estrenar el cleriman. A los pocos días, de vuelta a San Sebastián en la toma de posesión del administrador apostólico volvieron a lucir sus camisas de cuadros.

  6. Pues, si en presencia del Obispo, van así, qué harán cuando estén en sus parroquias y qué ejemplo les darán a sus feligreses. De pena.

  7. No serán sólo cinco. Los consejos presbiterales suelen tener más miembros: vicarios, arciprestes, de libre designación,…

    Pero vamos, que parece un encuentro del obispo con un grupo de charcuteros, con todos mis respetos a los miembros de dicho gremio, que tantos buenos momentos nos dan con sus productos.

  8. ¿Y habrá algún joven católico vizcaíno que cometa el grave error de entrar en el seminario de semejante engendro?

    Chavales con vocación, huid de ahí antes de que os destrocen la fe. Dejad que los muertos entierren a sus muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.