PUBLICIDAD

EL CARMELO DE AMENÁBAR

|

Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará (SSVM) | Servidoras | SSVM

EL CARMELO DE AMENÁBAR

Ante el cierre durante esta semana del la Capilla de Santo Cristo, algunos delos concurrentes a la misma nos refugiamos en el Carmelo de Amenábar.

El mismo es un oasis en el desierto de la Ciudad Apóstata de Buenos Aires y sus monjas han resistido las presiones, los atropellos y la marginación.

Recuerdo cuando al comienzo de la plandemia allí nos refugiamos también un grupo de asistentes a la capilla que nos negamos a recibir l comunión en la mano

La capilla del Carmelo es muy especial; allí se conserva el comulgatorio y prácticamente nadie comulga en la mano.

Las misas son muy fervorosas, las homilías ortodoxas, la liturgia cuidada. Las monjas integran el grupo de las “maravillosas”. Se reza en la misa la oración a San Miguel Arcángel para que nos defienda en la batalla “contra Satanás y los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas”. Creo que es el único lugar en la arquidiócesis en el cual San Miguel no molesta.

Además, entre la concurrencia encontré a una monja de las “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”, a quien le dije que había sido muy amigo del fundador, el Padre Carlos Buela.

Creo que la monja al principio desconfió porque pensaría que yo era un espía del arzobispo, secuaz de Bergoglio.

Pero después de cauteloso examen cuando le di detalles de un mes inolvidable pasado junto a Buela en Roma, en la entonces procura del IVE, la confianza desplazó a la cautela. El primer día me trasmitió la buena noticia: la rama femenina no está comisariada; ella vive en Roma, en la procura de las monjas.

Hoy, ya asimilada, para usar el lenguaje de Saint-Exupéry, me contó el mal trato y la desarticulación del IVE masculino por obra de Santos y Abril, un impresentable que fue eyectado de la Argentina cuando fue nuncio.

Le pregunté por los residentes en la casa durante mi estadía: todos dispersados. No existe la menor duda: Francisco quiso acabar con el IVE, no pudo y ahora débil y al final de su triste pontificado, no podrá.

Por desgracia para mí, la monja informante no estará en Buenos Aires durante toda la semana, pero quedamos en vernos antes de su retorno a Francia. Ella me recuerda a las grandes servidoras, en especial la hermana María de Pentecostés a quien le debo eterna gratitud por lo que me ayudó en momentos terribles de mi vida, cuando el escribano con quien trabajaba desde mi comienzo notarial, se suicidó. La sangre corrió por las oficinas y me enseñó a tratar este gran tema de la filosofía desde una nueva perspectiva.

Antes mi visión era aristotélica. El suicida obraba contra el bien común, contra un vasto “otro”, sus familias, sus amigos, sus clientes que en él confiaban. Pero tan golpeado estaba por el asunto, yo que estaba en el campo, no pude manejar el auto a la vuelta.

Pero, como en el caso de Favaloro ¿Quiénes fueron los culpables principales del desenlace? En primer lugar, sus socios, los que lo dejaron solo para afrontar una deuda inmensa que le comió su fortuna, su querido campo y hasta su automóvil; en segundo lugar, nuestra insólita Argentina, en la cual un inmueble puede pasar de valer millones a no valer nada, como un cementerio privado, en este caso; en tercer lugar, los acreedores que no tuvieron piedad de él, que lo insultaron, lo calumniaron, lo vejaron, lo amenazaron. No puedo olvidar la voz de una degenerada que a un par de días del suicidio habló a mi teléfono para burlarse: “Me alegro, me alegro, se murió el degenerado hijo de puta”, expresó una satánica voz.

Querida hermana Pentecostés, no puedo saber si estás en el frío de Islandia, si estás sana o enferma, si estás en este planeta o en el cielo, pero quiero mediante estas líneas hacerte llegar mi eterna gratitud. Esas son las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, flores de la Argentina.

Buenos Aires, febrero 7 de 2024 Bernardino Montejano

.

.

Comentarios
4 comentarios en “EL CARMELO DE AMENÁBAR
  1. Artículo imprudente.
    Poniendo a las pobres monjas en el candelero, para que los OVISPETES las ejecuten .
    Ya dijo San Juan de la Cruz,» mejor guardar la lengua que ayunar a pan y agua».

  2. El responsable del pecado es el que peca. Si otros influyeron, esos serán responsables de su pecado de influencia. Pero el principal responsable del pecado «influenciado» es el que pecó. Nadie es obligado a pecar. En efecto, si se trata en verdad de un pecado, es un acto libre y puede, por tanto, no ser cometido.

  3. Queridos hermanos: ¡El Señor nos salve con nuestra hermana la santa pura sencillez!

    Un artículo muy interesante y una comunidad muy vigorosa: ¡Benditas sean las que vienen en el nombre del Señor!

    La comunidad de este artículo me recuerda a la que conocí hace unos años en Soria. Se trataba de la Comunidad de mis hermanas pobres de Santa Clara, de la ciudad de Soria (Diócesis de Osma-Soria), que residen en el Convento de Santo Domingo, hermosa Iglesia románica del s. XII.
    Si no recuerdo mal allí conviven más de 60 hermanas. Sus cánticos y alabanzas en gregoriano, su respeto a la liturgia eucarística, su oración pausada y meditada en la Liturgia de las horas… hace un verdadero encuentro con el Señor en la oración.
    Además, desde el 11 de agosto de 1942 Jesús Eucaristía es adorado día y noche de manera permanente. Siempre hay dos hermanas orando de rodillas que se alternan cada hora, y los fieles que quieran pueden acudir al encuentro con Jesús Eucaristía desde las 7 de la mañana hasta las 21:00 que está abierta la Iglesia. Todos los días hay Misa conventual y un sacerdote en el confesionario.
    En este convento, cada año una o dos jóvenes entra en el convento según he leído en algún sitio por boca de la Madre Abadesa.

    Recomiendo a todos los lectores que puedan, que se acerquen un domingo a compartir la Eucaristía y las vísperas con las hermanas; es un remanso de paz y de encuentro con el Señor.
    Debido al gran número de vocaciones, tienen varias fundaciones:
    – Medinaceli, Diócesis de Osma-Soria con 10 religiosas. Un bello pueblo turístico a dos horas de Madrid.

    – En Valdemoro, Diócesis de Getafe. Son 30 hermanas llevan desde el 14 de febrero de 2014 con la Adoración Eucarística Perpetua. (Fundación reciente)

    – Y por último tienen dos fundaciones recientes en Mozambique y en Zimbabue.

    La media de edad de estos conventos es razonablemente baja y sus hermanas desbordan en alegría por el Señor nada más verlas.

    ¡Os recomiendo visitar su Monasterio de Soria o su convento de Valdemoro y orar con ellas y junto a ellas! Saldréis llenos del Amor de Dios.

    Paz y Bien.

    Fr. Martín. OFM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *