PUBLICIDAD

El cardenal Zen se rinde. Pero su silencio sería atronador

|

Ya ha dicho, y muy alto, lo que tenía que decir. Y su silencio, si llegara, sería de muchísimos decibelios.

https://infovaticana.com/2018/11/29/el-cardenal-zen-dice-que-se-retirara-si-el-papa-consagra-mas-obispos-patrioticos/

Si tirara la toalla iba a ser su último triunfo. Respetuosísimo pero también hipercrítico. Sería un silencio sumamente sonoro de un cardenal verdaderamente egregio. Y del que el Papa no iba a quedar bien. Una vez más. Y ya van muchísimas.

Sé perfectamente lo que son las fotografías y su elección. Y lo de la cara de pepinillos en vinagre ha sido lugar teológico de Francisco. A quien vemos permanentemente derrochando sonrisas con impresentables. Cardenales también. E impresentables.

Con Zen, ceño adusto, mirada torva y verdaderamente cara de pepinillo en vinagre.

Pues vaya Papa de pésimos gustos que con quien se siente verdaderamente a feliz y sonriente es con lo peor. Será por el agrado que muestra al olor a oveja que es francamente desagradable.

Aunque no falta quien asegura que como no ha visto una oveja en su vida habla por boca de ganso.

11 comentarios en “El cardenal Zen se rinde. Pero su silencio sería atronador
  1. Está muy claro que el salchucho de China es la puesta en hechos de la iglesia de iglesias, inclusiva de pluralismos de fes, creencias, credos y agnosticismos todo en una estructura con el pretexto «de paz universal y armonia cacofónica» impuesta. El sinodalismo del que se nos ha venido predicando es este de las iglesias nacionales asamblearias-sinodales siguiendo el modelo del anglicanismo que cuajó en masonista, la típica amalgama de filosofía religiosa buenista sin trascendencia sobrenatural.
    Desde las idolatrías de Asís quedaba todo en eclecticismo, donde la Religión Católica oficialmente ante el mundo mundial se puso en el mismo plano de finalidad que las demás religiosidades en cuanto que culturas antropológicas surgidas de los diversos pueblos o comunidades. «Todas las religiones igualmente dignas» que proclamó el cardenal de Curia francés Touran Un Asís que fue posible por el derrumbe del sentido y razón de ser de la LITGURGIA CATÓLICA como vehiculadora de la Gracia Santificante al desaparecer la Teología Católica para hacerse Interconfesional interreligiosa al modo Tubinga que se llevó por delante la Teología Sacramental de sentido católico y la concomitante de la Economía de la Gracia
    Inevitablemente se apaga La FE Católica y por consiguiente La Religión Católica como única verdadera de la Iglesia de Jesucristo que es la cimentada en Pedro como Sumo Pontífice en el que el mismo Jesucristo delegó sus poderes sacerdotales de Liturgo para continuar la obra de Salvación una vez concluida la Redención que solamente Jesucristo podía llevar a cabo como Dios y Hombre.
    No pueden extrañar estas decisiones francisquitas tomadas a ciencia y conciencia ya que son de lógica elemental supuestas las premisas religiosas intramundanas y todos los pasos de apertura anteriores a protestantes pentecostales en cuyo superbautismo se hizo bautizar públicamente el arzobispo Bergoglio, las visitas fraternales a valdenses, luteranos o anteriormente de Benedicto XVI a los anglicanos incluidas las celebrfaciones comunes, por supuesto descatolizadas.
    El episodio chirriante y escandaloso de China está dentro de lo previsto como consecuencia del «espíritu» del vaticanosegundo que se ha venido invocando y que al presente yha no hace falta al estar encarnado en la Curia romana, dueña y señora de las conciencias a través de las heteropraxis que impone abriendo procesos divergentes y equívocos.
    El Cardenal ZEN se ha portado en héroe católico, o sea sANTO, como en tiempos pasados los Cardenales de Polonia, Hungría, Ucrania y tantos más, ninguno de los cuales ha sido elevado al santoral por los poderes eclesiásticos posteriores vaticanistas y sin embargo sí los Papas que los marginaron miserablemente. Hoy nadie los recuerda para bien ni para mal e incluso se les denigra como inflexibles y retrógrados.
    Otro tanto ocurrirá con ZEN y los mártires chinos de cada dia. Las llamadas iglesias nacionales o patrióticas, «descentralización», están aquí; las que antaño se llamaban autocéalas, con la añagaza de un mando único superior como Lider del Cristianismo gnóstico que ya no cuenta en realidad como Sumo Pontífice de La Religión Católica única verdadera de La Iglesia Fundación de Jesucristo.
    Honor a los santos mártires católicos chinos coronados de Gloria.

  2. El cardenal Zen no se rinde: usa el arma más poderosa y que le es más grata al Señor para combatir el mal: la oración. Y seguro que la Virgen María, ejerce de abogada de esta noble causa ante el Altísimo.

    Ha unos años, inmerso como me hallaba en unas tribulaciones que parecían insalvables, hice mía la frase del jugador de beisbol norteamericano Babe Ruth: «ES IMPOSIBLE VENCER A UNA PERSONA QUE NUNCA SE RINDE». Y, gracias a Dios, mi vida cambió. A mejor, por supuesto.

    Del mismo modo, el papa jesuita y los enemigos internos de la Iglesia de Cristo no se saldrán con la suya, porque cada día somos más los católicos que no abdicamos. Y es que DE DIOS NADIE SE BURLA.

  3. Parece claro que los chinos le han metido el gol por la escuadra y ahora hay que hacer de tripas corazón y tirar p’alante, porque la alternativa es que manden a los católicos chinos a «campos de reeducación» o sea al martirio y al gobierno chino le da igual masacrar a los católicos.

    A ver como sale de esta el Vaticano, porque ni puede consagrar obispos comunistas ni puede permitir el martirio de los católicos chinos.

    De momento deberían cesar a unos cuantos listos y si no los cesan es porque el fallo viene de arriba.

    1. De momento ha regularizado a los excomulgados y ahora son los que ocupan las Diócesis. Los otros -los mártires- o auxiliares o eméritos. No le han metido ningún gol, pues muchos, entre ellos el Cardenal Zen, le advirtieron previamente y el que avisa no es traidor.

  4. Está claro: Atanasio ha habido solo uno en la historia de la Iglesia y, por lo que parece, no habrá más.
    Se quedó prácticamente solo en la Cristiandad (bueno, gran parte de su grey lo apoyó incondicionalmente); hasta el Papa cedió a compromisos con el arrianismo. Y si Atanasio se hubiera rendido y “retirado a un monasterio a rezar”, la fe cristiana no sería la que es.

  5. el acuerdo china-vaticano que bergoglio ha querido vendernos descaradamente como un éxito diplomático, es solo una estafa colosal y mediática, ya que al final el gobierno chino seguirá nombrado los obispos que le de la puñetera gana, que en realidad son simplementes funcionarios de dicho gobierno, y el vaticano simplemente tendrá que dar sumisamente el visto bueno. y lo peor de todo esto, es que con esta farsa de acuerdo con el gobierno chino, bergoglio demuestra, una vez más, que es un amoral absoluto que con tal de salvar su trasero y quedar bien ante el poder temporal, es capaz de sacrificar en el altar de su enfermiza y diabólica vanidad a los fieles sufrientes de la iglesia clandestina china.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *