PUBLICIDAD

El arzobispo de Sevilla ejemplar en sus enfermedades

|

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

Las padece, las conocemos y podemos rezar por él. Como debe ser.

https://www.diariodesevilla.es/sevilla/arzobispo-Sevilla-recupera-operacion_0_1327367500.html

Pues Don Juan José. en mis oraciones está. Y seguro que en las de muchísimos más. Porque lo sabemos. Triste suerte la de aquellos  obispos  que mueren sin que nadie los haya encomendado a Dios porque nadie sabía de su estado o porque los que lo sabían no creían en Dios.

Una persona muy próxima en el afecto a nosotros acaba de ser operada de lo mismo que usted y muy satisfactoriamente. Le deseo de todo corazón que lo suyo vaya por el mismo camino. Y aunque ya sé que ningún obispo español me lee, y convaleciente con más motivo, pero todos se terminan enterando de lo que digo, no voy a atribuirlo al Espíritu Santo, pues que sepa de mis oraciones y de mis mejores deseos.

 

18 comentarios en “El arzobispo de Sevilla ejemplar en sus enfermedades
  1. Queda mucho por hacer, pero su semilla cayó en tierra buena. Todos los años ordenaciones de entre la nueva Grey, seminario en mejor orden e Iglesia en marcha, sin concesiones caprichosas. Vamos, Juanjo!! A mejorarse.

  2. Rezo por la recuperación del Sr. arzobispo. Y los que se entretienen haciendo comparaciones entre unos y otros pastores, recuerden que las comparaciones son odiosas.

  3. Que el Arzobispo sea mejor que su predecesor no lo hace bueno y ni mucho menos, santo. En Sevilla sabemos lo que es tener un Arzobispo bueno y santo, y ese es Marcelo Spinola y Maestre.

  4. ¡Bravo por los obispos así como Don Jun José! Otros no se sabe ni si suben o bajan, ni como están ni nada… Por cierto, ¿qué tal le irá al obispo de Mondoñedo? Creo recordar que también le operaron pero nada se sabe.

  5. Al lado de su predecesor, monseñor Asenjo es un San Ambrosio.Le deseo lo mejor y le recomiendo que pida otro auxiliar (eso ya sonó por aquí) e incluso un coadjutor, si falta hace.

    1. Hombre, tanto como un san Ambrosio, todo un Padre de la Iglesia… Pero infinitamente mejor que el infame del predecesor, por supuesto. Desde el aspecto humano al gobierno ministerial. Aunque no ha querido o no ha sabido meter mano a algunos aspectos que forman parte de lo que precisamente supuso la vergüenza del anterior. Intelligenti pauca.

        1. Por si no lo has entendido, creo que en mi comentario queda claro que no lo considero im-pecabile.
          En cualquier caso, y? Ese es el único hecho o criterio para valorar su ministerio? Bah El anterior hizo cosas muchísimo peores, desde el punto de vista humano, doctrinal y moral Y hubo, no uno, sino muchos sacerdotes que lo padecieron

        2. Yo, la verdad, no sé si es que hablo en chino o es que usted es de entenderas difíciles y terco, en palabras del salmo, «como caballos y mulos».
          Me parece muy bien que no le convenza ninguno de los dos; creo que en mi respuesta a «ramilo» también dejo claro que, en ciertas cosas, a mí tampoco me convence. Pero si las comparaciones son odiosas, en este caso es que no hay, y nunca mejor dicho, ni punto de comparación. Y menos aún si la comparación es en perjuicio del que es muchísimo mejor, que es lo que se concluye de la afirmación: «que yo sepa, el predecesor no redujo al silencio a un sacerdote ejemplar». ¡Qué empeño en pontificar sobre lo que uno no ha vivido! Y todo porque Asenjo ha metido la pata precisamente con el cura que a mí me gusta.

          1. Mire, no vivo en Sevilla pero tengo muy buenos informantes allí. A mí me gustan igual de poco Amigo y Asenjo. Y usted no me va a hacer cambiar de opinión. Si usted piensa otra cosa, para usted.

          2. Ehhh, tranquilito. A mí lo que pienses me la suda. Yo no tengo ningún interés en que cambies de opinión. Pero si comentas, con error de juicio, y encima lo haces respondiendo directamente a un comentario mío, ten por lo menos correa para encajar que te respondan. No te jode. Que no eres infalible. Qué razón tenía Azaña cuando dijo que si en este país habláramos solo de lo que sabemos, se haría un gran silencio.
            Anda, búscate mejores «informadores» en Sevilla… Villarejo!

          3. El divo Hermenegildo ha hablado. Y sentencia también sobre el celo, mayor o menor, que hay que poner en según qué causas.

    1. El mismo arzobispo anuncio el 28 de enero en el programa de cofradias de canal sur radio que se operaría de diverticulitis antes de cuaresma, en concreto el 11 de febrero como asi ha sido, para poder estar en plena forma en cuaresma o al menos intentarlo. Quiero decir que en ningun caso ha ocultado su estado de salud que ya le ha dado algunos pequeños sustos antes de esta operacion sin ir más lejos el pasado 15 de agosto fecha en que presidió la procesion de la Virgen de los Reyes pero no la pontifical que posteriormente se celebra en honor a la patrona de la archidiocesis por razon de una indisposicion de salud. En todo caso y aunque la tranparencia no es mala y menos si sirve para poder encomendar a los enfermos, no es menos cierto que monseñor Asenjo, como cualquier otra persona, tiene todo el derecho a hacer o no publicas las enfermedades que pueda sufrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *