¿E Ibiza en el «candelabro»?

|

Resultado de imagen de vicente juan

Un lector dice que el 18  de enero Vicente Juan será defenestrado a auxiliar de Valencia desde Ibiza. Pues esto se pone calentito. Será por Bernardito. Cerri, Brotóns, Chámame Pepe, Brotóns para otro  sitio, Ruiz Martorell, Vicente Juan. Y la cosa no ha hecho más que empezar.

Lo que nos espera.

<

Y hay que ver lo que engorda Ibiza.

¿Terminarán llamando a Cañizares el cubo de la basura?

Comentarios
22 comentarios en “¿E Ibiza en el «candelabro»?
  1. Está ya aburrido de estar en Ibiza. Se ha quedado esperando promociones que no llegan.

    Si lo mandan a Valencia será lo que le falte a los pobres valencianos para acabarlos de hundir… menudo parking de obispos inútiles a los que nadie quiere.

    Vicente Juan es de misma promoción que el secretario de Estado, a quien le pidió un cargo en la Curia para salir airosamente de Ibiza. A lo que Su Santidad a dicho que ni hablar, que si no está a gusto en su diócesis, que se vaya a su casita. Pero parece que en su casita no lo quiere ni el perro.

  2. Debo reconocer que la noticia me ha apenado. Aunque lo desconozco, puede que don Vicente sea trasladado a Valencia por problemas de salud. Sea como sea le deseo lo mejor de corazón y que muy pronto se recupere. Aún es un obispo joven y su traslado a Valencia puede ser temporal, no lo olvidemos. Por otra parte, para algunos mallorquines, don Vicente era una esperanza para nuestra diócesis. Cierto que hay muchos envidiosos que lo critican, sin considerar mínimamente todo lo bueno que ha hecho en Ibiza. Si hubiera ido otro obispo allí, esa diócesis estaría hoy muerta y arruinada espiritualmente. Él la ha levantado y dado vigor. Es un obispo inteligentísimo, de sana doctrina y muy bien formado; tiene dos doctorados en derecho (civil y canónico), es decir, es “doctor in utroque iure”. En este aspecto la mayoría de obispillos de la Conferencia Episcopal no le llegan ni a la suela de los zapatos. Estoy seguro que en Valencia podrá ser de gran ayuda al Cardenal Cañizares, y, si Dios lo quiere, un poco más adelante, en otra diócesis. Allí donde él vaya, el Señor lo ayudará y será una bendición para la porción del Pueblo de Dios a la que sirva como pastor. En Mallorca hubiera sido un obispo formidable, con toda seguridad, y esta noticia ha significado un jarro de agua fría. Aunque no debemos olvidar que estamos en manos de Dios, el cual traza nuestros caminos. No sabemos las vueltas que dará la vida y no podemos descartar absolutamente que don Vicente acabe aquí dentro de unos años. La Iglesia está pasando por momentos extraños y obispos como Don Vicente son víctimas de esta situación tan caótica. Pienso yo que Papafisco no durará eternamente, y quiero pensar también ―aunque un amigo mío me dice que “ingenuamente”― que el próximo Pontífice no será tan horrendo. Espero, más bien, que se cumpla lo que dice otro amigo mío ―aunque éste es más soñador que yo― que la ley del péndulo se va a cumplir inexorablemente. Si la Iglesia vuelve al camino de la Tradición, entonces para consagrar y nombrar obispos se contemplará más la excelencia que la mediocridad, como por desgracia pasa hoy.
    Ánimo don Vicente. Rezaremos por usted. Que el Señor le pague todo el bien que ha hecho a la Iglesia y que sus enemigos ―que son también los nuestros― queden confundidos y avergonzados!

  3. Como mi propio nombre indica soy invisible para don Vicente. Hace muchos años que me muevo por Ibiza y Mallorca. Con toda propiedad digo que don Vicente ha trabajado MUCHO y BIEN. Sin duda tendrá sus defectos, pero puesto que todos los tenemos… hay que buscar las cosas buenas. Y haciendo balance está claro que don Vicente las tiene, como persona, sacerdote y obispo… ¡¡¡ a carretadas !!!

    Ojalá y hace tiempo que lo hubieran mandado a Mallorca, otro brillo tendría la diócesis hermana. Otra ESPERANZA podrían albergar los sacerdotes y el pueblo fiel.

    De pancatalanistas sin fe… LÍBRANOS SEÑOR

    1. Aunque no tengo la valentía de escribir «a calzon bajado» firmando como usted, con nombre y apellidos, sepa que comparto su opinión. D. Vicente en Ibiza ha sido un gran obispo. Una diócesis de paso, se ha convertido con él en destino propicio al trabajo y dedicación. ¿Ha amado D. Vicente a su diócesis? MUCHO. Y también a sus sacerdotes, uno a uno. Su labor está dando frutos a costa del sufrimiento de su hacedor que, año tras año, se ha sentido ignorado por sus superiores. Sí, D. Vicente ha hecho mucho por esta isla o islas. Posiblemente nunca se le reconozca, pero ha dado vida arrancandosela de el mismo.
      No sé qué le deparará el destino, pero en lo que yo deseo le auguro un final digno del servidor fiel, muy fiel al Evangelio.

      1. Les propongo un reto: llamen, al azar, a cualquiera de los sacerdotes de la diócesis ibicenca, al que sea; y pregúntenle por su “padre y pastor”.
        Cuánta ignorancia…

      2. ¡Hay amores que matan! No confunda Amor oblativo con «amor» posesivo. Nunca, hasta ahora, ha habido un decaimiento y desmoralización tan grandes en la iglesia ibicenca, comenzando por el clero, pasando por los colaboradores más próximos y acabando en cualquier fiel. La situación no se sostiene hace demasiado tiempo.

  4. Este es su efímero camino episcopal: quince años en Ibiza y -con 64 años- de auxiliar a Valencia.
    Sigan cantando sus logros…
    D. Vicente, que su tierra le dé la paz que necesita.

  5. ¿Y si lo que ocurre es que don Antonio Cañizares ha pedido un coadjutor y ha señalado a don Vicente?El patio anda tan revuelto que uno ya no sabe ni dónde tiene la mano derecha.Esto de los coadjutores es muy frecuente en otros países y facilita el tránsito del obispo que se va al que llega, en un ambiente de colaboración, no traumático.Aquí debería emplearse más y nos ahorraríamos los chismes.

  6. D. Vicente Juan tendrá sus cosas como todo mortal. En su haber debe considerarse el reflotamiento de las pitiusas, mayor y menor. Tiene linea pastoral clara y definida. Hombre de confianza de San Juan Pablo II que desde luego no tenía un pelo de tonto y se rodeó de lo más excelso. Vicente Juan tiene entre otras joyas, acreditada carrera diplomática, y, a diferencia del menorquín Taltavull ha sabido importar sacerdotes, no seminaristas, como quien transfusiona sangre nueva en una isla tan preciosa como endogámica y agobiante. Gracias a eso la fe en Ebusus tiene vida, mucha.
    No creo que a eso se le pueda tiltar con el adjetivo empleado. De hacerlo corremos el peligro de rebajar a la categoría de «estiércol» a los inferiores a él, y tampoco sería justo.
    Cañizares se equivoca si no lo promueve, y la promoción lógica era Ibiza-Mallorca, así sucedió con varios obispos, y contemporaneamente con Ubeda y el más reciente, Salinas.
    Entre tanto Taltavull cabalga como el Cid, eso sí, en postrer combate, difunto, y sujeto con cuerdas a su Babieca paticular si es que la tiene.
    Mallorca se desangra, pero los próceres parecen haber decidido que las vendas vayan para Valencia cuando la hemmorragia esta en Mallorca.
    Un abrazo filial D. Vicente, siempre suyo.

    1. Seda, lo jodido es que ese movimiento pueda servir para ir promocionando a Vadell para Mallorca tras aprendizaje en Ibiza. Ahí está el peligro, que además de darnosla con queso el menú continúe con ternera estofada.

      1. Ivancito hijo, no desprecies tanto a Cañizares. De verdad le crees tan lerdo como para volver a aceptar que sea Barcino quien marque el paso en la metrópoli?
        Cañizares es mayor, pero no es tonto.

      2. Lo que de nuevo demostraría que aquí en las islas se asciende por Barcelona y se desciende por Valencia, un contrasentido eclesial que sólo se explica políticamente (el independentismo pancatalanista). O sea, que la Iglesia sigue aquí a los pies de los caballos políticos. Y luego dicen de tiempos de Franco. Lo de Vadell, coincido, iba a ser un buen remate de lo de la Iglesia en salida. Si queda alguien por salir que no lo haya hecho cuando llegue y aún quede algo de este parque temático para abuelos y niños cantores y bailarines.

    2. Esa «promoción lógica» que «sucedió con varios obispos» no lo debe de ser tanto. En realidad no ha sucedido jamás. Úbeda no venía de ser obispos de Ibiza sino auxiliar de Ibiza (y administrador de Mallorca). Y Salinas era obispo de Tortosa (aunque ciertamente lo habia sido antes de Ibiza). O sea que el tránsito Ibiza-Mallorca, lejos de ser usual, está inédito. Aunque no se puede negar su lógica.

  7. ¿Valencia va a tener cuatro obispos auxiliares igual que Madrid y más que Barcelona (dos) y Sevilla (uno)?

    ¿De D. Vicente Juan no se dijo que era el candidato de Cañizares para Mallorca?

  8. Basura, propiamente dicho no es lo correcto,es bastante grosero pero extrañamente tiene una «rara» habilidad para reunir mitras destronadas
    Recuerdo cuando llevó a Toledo al bueno de Joaquín Carmelo Borobia
    Y en Valencia sigue haciéndolo

  9. ¿por qué llamar a Cañizares «cubo de basura»? ¿Es que el obispo Vicente Juan es basura? Dudo que alguien de los que escriben por aquí conozca la diócesis de Ibiza y su estado letal en el momento en que este buen obispo llegó destinado allí en el año 2005. Yo sí, y puedo dar fe de cómo este obispo ha creado nuevas Parroquias, ha incrementado el número de sacerdotes en la diócesis, ha trabajado por mejorar la pastoral, los colegios diocesanos, la situación financiera, el patrimonio, las canonizaciones de mártires de la persecución religiosa en la isla durante la guerra civil, y un largo etcétera que no voy a detallar. Si estos 14 años son «basura», afortunadamente Dios, que ve en lo oculto, va a premiar tales esfuerzos…. Ya desearía yo que mi obispo fuera la mitad de trabajador que esta «basura», y además doctor en Derecho Canónico, amén de otros muchos méritos y experiencia internacional…. Es muy fácil ver la mota en el ojo ajeno…. Y ahí lo dejo. Pero no se debe ser tan mala persona criticando lo que se desconoce…. Vayan a Ibiza, pasen allí 14 años, y juzguen después….. A ver qué hacen ustedes….!!!

    1. María, se le ve el plumero! Ni la diócesis de Ibiza se encontraba en estado letal cuando llegó el que es objeto de su adulación, ni es oro todo lo que saca a relucir. Evidentemente, algo bueno habrá hecho (con ayuda, porque sin ella no es nadie), pero cuando la inmensa mayoría de sus diocesanos le vomitan, será por algo. Y espere, que todavía quedan cosas graves por ver…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *