PUBLICIDAD

Duro artículo de Magister sobre el Papa

|

No entro en él pero ahí está.

http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2017/04/02/el-hombre-que-debia-ser-elegido-papa/

Uno no quiere entrar en esas polémicas por motivos personales y la conciencia de cada uno es la que es y de la mía sólo tengo que dar cuenta a Dios. Pero creo que tampoco debo hurtar a mis lectores artículos de eco universal como son los de Sandro Magister. Que además tampoco son estupideces de paranoicos. Que los hay.

Sobre el Papa he expresado bastantes veces mi preocupación pero no quiero, al menos de momento, traspasar esa linde. Acertada o equivocadamente  según otros. Pero eso es cosa mía. Nunca, en cambio, he querido ocultar lo que otros piensan y dicen siempre que eso guarde unos límites de respeto que naturalmente no son absolutos. No todo lo que dice o hace el Papa. cualquier Papa, es obra del Espíritu Santo. Si alguno incurre en esa estupidez es cosa suya. Ni el Papa lo pretende y así lo ha manifestado más de una vez.

Pues ahí os dejo el artículo de Magister.

 

17 comentarios en “Duro artículo de Magister sobre el Papa
  1. Sigo opinando que Magister tras ser vetado en el Vaticano con o sin razôn, carga con bala dum dum contra el Papa.

    De hechos circunstanciales saca conclusiones totales en el más puro subjetivismo.

    No me gusta este Papa, ni sus actuaciones, ni sus inoportunas charletas en los aviones, ni su manifiesto pauperismo, ni su falta de saber estar. A veces me parece que han recestido de blanco a un simplón podemita.

    Pero de ahí a la conspiranoia que se marca Magister día sí y día también con la mafia de S. Galio, cuando 3 de los 5 supuestos conspiradores llevan desactivados ya mucho tiempo. Pues mira, como que no. A mí me huele más a resentimiento que a investigación seria.

    Pero cada quien es libre de pensar como guste y respire. Y por supuestísimo yo también.

  2. Una de las conclusiones que saco, no tanto del artículo, sino del comportamiento de Bergoglio en Buenos Aires que el mismo describe, es que no es una persona honesta, veraz, coherente, cabal, íntegra,… vamos, que es un hipócrita falso, calculador, capaz de nadar y guardar la ropa,… Y yo creo que sólo semejantes «cualidades», contrarias a las más elementales virtudes humanas y cristianas, le incapacitan para la misión que se le ha encomendado. No es de fiar.

  3. Creo que el artículo es realista y descriptivo de algunos aspectos que no son conocidos. ¿Hasta dónde dejará Dios actuar a fuerzas que van contra su Iglesia y hasta cuándo?. Esas reuniones de cardenales, al margen de los cónclaves, ¿serán signo de la acción del Espíritu Santo en las elecciones papales?. Algún teólogo o vaticanista que nos lo aclare porque deja perplejo, ¿o sólo lo serán cuando se obra con buena voluntad y para bien de la Iglesia?

  4. Querido Don Francisco José, copio el comienzo y primer punto del discurso del Papa, tomado de Religión Digital:

    «Queridos hermanos y hermanas en el episcopado,
    queridos sacerdotes:
    Quiero hacer llegar mi saludo a toda la comunidad del Pontificio Colegio Español de San José y agradecer al Señor Cardenal Ricardo Blázquez Pérez las amables palabras que, como co-patrono del Colegio, me ha dirigido en nombre de todos, en esta conmemoración. del 125 aniversario de su fundación. Doy gracias a Dios por la hermosa obra que instituyó el beato Manuel Domingo y Sol, fundador de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos del Sagrado Corazón de Jesús, y por la labor de los mismos durante todos estos años.»

    Lo dicho, antes tendrían que revisarse sus textos.

  5. El proceso de luteranización de la iglesia sigue su marcha progresiva, Según Bergoglio hay que mirar a Lutero sin prejuicios, como si no hubiera habido un juicio contundente de la Iglesia sobre las herejías de Lutero, que las va asumiendo Bergoglio con especial entusiasmo.

  6. Atarazanas: eso me recuerda a una recepción de los años 70, donde fue anunciada la presencia del «Gobernador Civil y señora», del «Alcalde y señora», y del «Obispo y señora»… Naturalmente, fue un lapsus…

  7. «Entre Bergoglio y sus grandes electores no había, y no hay, consonancia plena».

    ¿Quiere decir Magister que para sus grandes electores Francisco se está pasando de la raya o, por el contrario, se está quedando corto en su revolución?

  8. Atarazanas: En el Bolletino no viene lo de hermanos y hermanas en el episcopado. O si vino ya lo corrigieron. El Papa no pudo decir eso y si lo hubiera dicho sería un lapsus que nos puede ocurrir a todos. Yo no hace mucho quise decir Trump y me salió Obama con lo que no se entendía nada de lo que quería decir. Alguien que me lo oyó me dijo: quiere usted decir Trump Inmediatamente dije que así era.
    Si llegó a aparecer en el Bolletino, y aseguro que ahora no está, no me parecería tan grave en el Papa si lo hubiera dicho, no vamos a entrar en el subconsciente con absurdas conjeturas, como que algún analfabeto vaticano lo publicara lo hubiera dicho el Papa o no. Aunque con las acémilas que circulan por allí todo sería posible.

  9. Pues parece ser que Magister es el mejor vaticanista que tenemos, el más informado. Si alguien conoce otro, que apunte su nombre. A mí me encanta también Marco Tosatti. Los dos unen perfectamente información y ortodoxia.

  10. A mi no me parece duro el artículo, e comun, es obvio que a Magister nunca le ha gustado este Papa, y ya, pero sus artículos ya parecen rabietas o berrinches porque perdió su facción el concláve. Me pregunto que tan involucrada estará la Secta Comunión y Liberación en toda esta propaganda, digo ya se soñaban en el Papado, y les vino la frustración al no obtenerlo, pues casi muchos de los ataques contra el Papa vienen de esa secta, esta el libro que niega la validez de su elección, el obispo que le deseo la muerte, el político ese del norte de Italia, todos son con nexos con esta secta, que realmente se conduce como una verdadera mafia política. El resto parecen ser títeres manipulados por la secta italiana

  11. Alguien tendría que ser más cuidadoso en la redacción de sus textos. Hoy me ceñiré al encabezamiernto del discurso en el Colegio Español de Roma: «Queridos hermanos y hermanas en el episcopado». Nada menos. No voy a hacer sangre de un despiste, que, sin embargo., se presta a mucho juego.

  12. Los hechos son tozudos y anticipadores del proceso de demolición total de la Iglesia al que estamos asistiendo sin apenas resistencia. Ya sólo Dios puede poner remedio. Los 4 de los dubia no acaban de corregir. Quizás es que ya no son 4, quizás son sólo dos. El tiempo juega en su contra y los procesos bergoglianos se van asentando, lamentablemente, con el consentimiento pleno del Opus Dei, que antes era un ejemplo de buena doctrina.En Argentina todos lo recuerdan muy distinto a cómo se ha revelado después como Papa. Taciturno, esquivo, serio, reservado también con las masas. Nunca se le oyó una palabra o un gesto de desacuerdo con los pontífices reinantes, Juan Pablo II o Benedicto XVI. Más bien al contrario, elogió por escrito la encíclica «Veritatis splendor», severísima contra la moral laxa «de la situación», históricamente imputada a los jesuitas. No escondió su condena de Lutero y Calvino como los peores enemigos de la Iglesia y del hombre. Atribuyó al diablo el engaño de una ley en favor de los matrimonios homosexuales.

    Pero después hizo que los católicos, que se habían agrupado delante del parlamento para una vigilia de oración contra la inminente aprobación de esa ley, volvieran a sus casas «para evitar controversias». Se arrodilló e hizo que un pastor protestante le bendijera en público. Estrechó lazos de amistad con algunos de ellos y también con un rabino judío.

    Sobre todo animó a sus párrocos a no negar la comunión a nadie, ya fueran casados, convivente o divorciados y vueltos a casar. Sin ruido y sin hacer pública su decisión, el entonces arzobispo de Buenos Aires ya hacía lo que los Papas de la época prohibían, y que luego él, ya Papa, habría permitido.

    En San Galo lo sabían y tomaban nota. Y cuando Bergoglio fue elegido, el mundo aprendió a conocerle desde el primer instante por lo que era verdaderamente. Sin velos.

  13. ¿ Acaso no estamos viendo y padeciendo esto ? : Y, efectivamente, así es. Con Francisco la Iglesia se ha convertido en una obra en marcha. Todo es movimiento. Todo es líquido. Ya no hay dogma que aguante. Todo es discutible y se actúa en consecuencia

  14. Dios quiera que este pontificado calamitoso traiga como consecuencia una reacción en defensa del dogma y de la Tradición, aunque mi confianza en el colegio cardenalicio está muy mermada.

  15. No calificaría de «duro» el artículo de Magister, sino de «realista». Es la realidad que se impone, una realidad de conspiración mafiosa, oculta, de tapadillo, de demoledores del catolicismo eligiendo un títere para lo que ellos pretendían. Esa es la realidad.
    Ahora que el Espíritu Santo haga horas extras, supla, renueva, purifique…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *