Dos afirmaciones de Osoro con mucha miga

|

Cardenal Osoro habla del derecho de los padres a educar a sus hijos

Son de hace un mes.

La primera es una mentira colosal. Y está feo un cardenal mentiroso. Porque pierde toda credibilidad. Y ya no añado nada si es reincidente.

<

Le preguntan como se encuentra el Papa, con el que acaba de estar y responde que fenomenal. Como broma de mal gusto: impresentable. Como simple mentira: estúpida. Porque todos hemos visto el deplorable estado del Papa Francisco. ¿Y a eso le llama Osoro fenomenal?

La segunda es una constatación que hace y creo que con toda razón:

«Nunca he tenido tantos ataques como desde que soy obispo en Madrid»

Pues si se ha dado cuenta, que se la ha dado, bueno sería que que se preguntara en qué ha cambiado para que se incrementen tanto los ataques que recibe. Y si no le traería cuenta recambiar.

Yo estoy convencido de que se equivocó de apuesta y el pésimo resultado que cosechó es el primero en lamentarlo.

Comentarios
7 comentarios en “Dos afirmaciones de Osoro con mucha miga
  1. Osoro nunca debió haber aceptado un puesto que le venía enorme. No se puede gobernar una diócesis tan grande y tan complicada como Madrid sin preparación (cero formación canónica, simple Bachiller en Teología), sin buenos colaboradores (el gran error de Osoro: su pésima elección de colaboradores, que en algún caso -rector del Seminario, vicario del Clero- ha rectificado pero ya era demasiado tarde) y solo con buen rollito y simpatía. Nada de lo que ha emprendido le ha salido bien y se irá sin haber dejado la menor huella. Quiso ser un nuevo Tarancón y acabó siendo un nuevo Morcillo (peor, porque aunque a Morcillo, como a Osoro, todo le salió al revés y dejó la diócesis hecha un espanto, como Osoro, al menos llegó a presidente de la CEE y dejó algo: una gran cantidad de nuevas parroquias, por más que muchas se desmandaran enseguida).

  2. En lo de la salud de Francisco supongo que confunde sus deseos con la realidad, de la que, por sus mismas palabras, se puede apreciar hasta qué punto esta alejado. En lo de los ataques que recibe supongo que tendrá toda la razón y a mi modestísimo nivel yo protagonizo alguno de ellos. Porque lo que no creo diga de los ataques es si son o no justificados. Y claro que están justificados por su actitud durante la profanación de la Basílica del Valle de los Caidos o su curriculum falsificado que le convierte en alguien chantajeable, la prohibición de la conferencia del Cardenal Burke, et coetera Así que mejor que no se haga la victima. El arzobispado de Madrid es el puesto más elevado que ha alcanzado y, como consecuencia, el que mas pone en evidencia su mediocridad. Salvo para la autopromoción personal.

  3. Lo gracioso es que en la misma entrevista en la que dice «nunca he tenido tantos ataques como desde que soy obispo en Madrid», dos preguntas más adelante afirma que la Iglesia en España no está perseguida.
    La Iglesia no, pero yo sí.

  4. A este le ha pasado como su antecesor en Oviedo Díaz Merchán, prometía mucho cuando lo hicieron obispo con 39 años pues parecía que un sacerdote cuyos padres habían matado los rojos iba ser más de derechas que el Caudillo y resultó más rojo que carrillo. Lo de Osoro es curioso, pasar de ser hijo de Rouco a jugar a ser el nuevo Tarancón en Madrid. Le avecinan unos años de emérito donde no le va a recordar ni Josito. Por cierto Don Paco Pepe, no deje de leer estas memorias que no tienen desperdicio para entender al personaje: https://sanfelixdelugones.blogspot.com/2022/05/memorias-de-d-gabino-de-nino-vivi-la.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *