PUBLICIDAD

Diecisiete curas catalanes bajo sospecha del Vaticano.

|

Nota de la Secretaria de la Conferència Episcopal Tarraconense sobre l’extinta Associació de fidels

Eso dice el País. Que no es demasiado de fiar en cuestiones religiosas pero sí el periódico de más difusión de España por lo que la noticia ha llegado sin duda a muchos. Con los efectos consiguientes.

Uno no ha seguido mucho, prácticamente nada, esa asociación, al parecer disuelta pero no tanto. Son muy pocos los nombres de esos diecisiete que circulan y el periódico dice que tres obispos, Tarragona, Urgel y Lérida no hacen caso de Roma. En el pobre hombre de Lérida sería repetición. ¿Es cierto? Bueno sería saberlo.

https://elpais.com/sociedad/2019/04/12/actualidad/1555083780_460068.html

El lío parece que es serio y la Conferencia Tarraconense se ha descolgado con un comunicado que no comunica nada. Salvo que existe un problema.

http://www.tarraconense.cat/index.php?arxiu=fitxa_document&id=27665

Pues a ver como se sale de él. Diecisiete curas sin poder celebrar públicamente causan un notable trastorno. Si Roma exige esa suspensión temporal y hay obispo que hacen caso omiso a esa exigencia el Vaticano queda como el pito del sereno.

 

8 comentarios en “Diecisiete curas catalanes bajo sospecha del Vaticano.
  1. LO DESCABELLADO ES QUE SE PERMITA UNA CONFERENCIA EPISCOPAL EN CATALUÑA, AL MARGEN DELA ESPAÑOLA.
    ES INADMISIBLE.
    PODRÍAN LAS DIÓCESIS DE ANDALUCÍA O DE GALICIA, POR EJEMPLO, CONSTITUIR UNA CONFERENCIA EPISCOPAL PROPIA?.

  2. Por lo que me dicen en Vic, los sacerdotes que están llevando este proceso son gente muy preparada y de varias diócesis. Los que filtran la notícia son los curas acusados que tienen el apoyo de los obispos de La Seu d’Urgell y sobretodo de Tarragona para quién todo es una calumnia. Y además tienen dinero.

  3. Don Paco Pepe: ¿sabe usted si la llamada Conferencia Episcopal Tarraconense existe realmente o es una entelequia autoproclamada?

    Lo planteo porque, según el Código de Derecho Canónico, «Compete exclusivamente a la autoridad suprema de la Iglesia, oídos los Obispos interesados, erigir, suprimir o cambiar las Conferencias Episcopales.» (c. 449 § 1.)

    Acabo de buscar en la web de la susodicha el decreto de erección y no aparece por ningún lado. La única referencia que he visto, en el apartado Cronología, es la siguiente:
    «Els Bisbes de la Província Eclesiàstica Tarraconense i Arquebisbat de Barcelona… acorden organitzar-se i reunir-se periòdicament… És l’inici de la Conferència Episcopal Tarraconense,»

    No sé por qué me ha venido a la cabeza aquello de que «quien no es fiel en lo poco no puede serlo en lo mucho» y que «no puede el árbol malo dar buen fruto».

    1. En honor a la verdad, el CIC es de 1983 mientras que, según su web, la supuesta creación de la conferencia fue en 1969. Dudo mucho, no obstante, que la creación de conferencias episcopales sea competencia exclusiva de la Santa Sede sólo desde la aprobación del código y que la normativa anterior dejase la creación de las mismas al libre albedrío de cualquier grupo de obispos de diócesis aledañas con ganas de constituir una.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *